Páginas

VISITA REAL A VILLENA con motivo de la inauguración de la línea de ferrocarril: MADRID-ALICANTE, 25 de Mayo de 1858

La citada visita se realizó el martes 25 de mayo de 1858 y fue la de la Reina “ISABEL II”, con motivo de la inauguración del último tramo de la línea de ferrocarril “Madrid-Alicante”.

Existe una crónica de la visita realizada por Don Juan Vila y Blanco, en la que dejó constancia, entre otros apartados, de la participación de los pueblos del valle de Biar en aquel evento. A la estación de Villena acudieron numerosos vecinos de la comarca, así como las bandas de música de Benejama y Biar.

Relata el cronista:

Una multitud inmensa de aquel vecindario y de los pueblos limítrofes. La comitiva, integrada por las más altas personalidades de la provincia, que llegó a Villena en el tren de Alicante ocupó la gran casa próxima a la estación, perteneciente a Don Gaspar Marco, vecino de Sax y natural de la villa de Biar. Entre las autoridades provinciales que llegaron a Villena esperando la venida de la Reina se encontraba Don Luis Santonja y Crespo, a la sazón diputado del distrito de Villena, y que llegaría a ser diputado nacional, senador del reino y distinguido por el futuro rey Alfonso XII EN 1884, con el título de Marqués de Villagracia.

A la una y media de la tarde llegaron los Príncipes. Cuantas personas los esperaban, oficialmente suben, sombrero en mano, al desembarcadero. El castillo hace disparos, las músicas rompen con la Marcha Real, las campanas sueltan sus voces, el pueblo vitorea, el aire es tempestad de sonidos. Brillaba el sol, todo era luz, veíamos a la Reina, era júbilo todo.

Acercose a la portezuela del coche regio el Gobernador de la provincia, y en respetuosas a la vez que sentidas frases, felicita a los Monarcas, y les recomienda el pueblo que los bendice porque los ama. Abandonando los Príncipes el carruaje, bajan la escalinata, atraviesan el jardín y llegan a la tienda”.

Nota: Junto a la estación del ferrocarril de Villena se formó un parterre en el lugar donde hoy está el Paseo de Chapí, encontrándose hasta hace poco varios pinos carrascos plantados en 1858 con motivo de la inauguración del ferrocarril y la venida de los Reyes de España. Junto al jardín se montó una tienda pabellón adquirida por la Diputación de Alicante en París).

Continúa la crónica:

La primavera puso allí sus más esplendientes hijas con toda la seducción que ostenta mayo en colores, aroma y lozanía. Eran las veinticuatro jóvenes que les ofrecían los canastillos que en sus manos tenían.

Después, cambiado el traje S.M. recibe a las comisiones que deseaban felicitarla, y probando alguno de los exquisitos manjares que sobre la mesa había, acompañada de ilustres personas, a quienes hizo llamar al efecto, dio un breve reposo a su fatiga. Y mientras, observaba y se complacía en examinar la tienda, elogiándola como el Rey, de un modo que debió satisfacer completamente a la Diputación Provincial, y con más motivo, a los Señores vocales que le eligieron en París.

El centro de la tienda era una sala, y de ella partían cuatro brazos en forma de cruz, de los cuales dos formaban anchos corredores cuyos términos eran las puertas para entrar y salir, y los otros habitaciones lujosas, tocador una, y dormitorio la otra para el Príncipe de Asturias. El mueblaje era todo sencillo y elegante, de mimbré y bambú, en dos sillones destinados para SS.MM. Remataba los respaldos la corona Real, hecha también de bambú y mimbre. En el centro veíase una mesa con diez y ocho cubiertos y viandas exquisitas. Dos garitas flanqueaban cada puerta y sobre la de la entrada brilla la bandera nacional.

La Reina dio la orden de partir y antes de tomar asiento en su respectivo coche, fue sola, acompañada del diputado Don Francisco de Paula a despedirse del pueblo. Fueron tantas las aclamaciones que la Reina quedó conmovida y cuando terminaba de despedirse, aceptó un gran ramo de dalias.

Don José de Salamanca puso el tren en marcha, siendo despedido con disparos, toque de campanas, así como de la marcha Real por las cuatro músicas que en aquellas inmediaciones había. Eran las de Villena, Biar, Benejama y la del regimiento de infantería de Granada.

Isabel II, reina de España desde 1833 a 1868
Arco triunfal en la provincia de Alicante a la altura de La Encina
Andenes de la estación de Villena.


Excmo. Sr. D. Luís Santonja y Crespo. Diputado Provincial del distrito de Villena en 1858

Estación del ferrocarril de Villena. Fotografía de 1920


Fotografía realizada desde el tren, cuando partía en dirección Alicante, el día de 25 de mayo de 1858

No hay comentarios: