Páginas

LA FESTIVIDAD DE SAN ANTONIO ABAD EN VILLENA

   La historia de la  ermita de San Antonio Abad se remonta al siglo XVI. Las primeras noticias de su antigüedad aparecen en "la Relación de Villena de 1575". Su planta es de cruz latina en cuyo crucero se levanta una cúpula semiesférica sin tambor apoyada directamente sobre pechinas.

   Los festejos en honor del Santo ya se realizaban a comienzos del siglo XVIII y para tal menester se creó la Cofradía de San Antón. En 1995 se constituyó la Asociación de Vecinos del Barrio de San Antón y entre sus actividades se fijó el continuar la tradicional fiesta al Santo.

   La festividad de San Antón se fundamenta en tres aspectos muy significativos: el fuego, la pólvora y la música. El fuego, representado en la hoguera que, antiguamente se realizaba en la plaza  de la ermita  y que se cambió a la placeta de Fulgencia, a raiz de la construcción de la Casa de Cultura, que como muchos recuerdan, se cargó dicha plaza. La música representada en el pasacalles y que anteriormente se hacía con charamiteros provistos de dulzaina y tamboril y la pólvora con la que, a través de los cochetes, se avisa al pueblo de la citada celebración.

   Es costumbre, heredada de nuestros antepasados que en los dos días preliminares a la festividad, 17 de enero, acudamos a la ermita a comprar una toña "bendecida" y resulta curioso destacar como esta costumbre se mantiene muy viva en Villena.

   Las fotos que ilustran este pequeño reportaje, fueron realizadas en la mañana del sábado 16 de enero del año santo de 2010.

No hay comentarios: