Páginas

CAMBIOS IMPORTANTES EN LA PROCESIÓN DEL DÍA 8 DE SEPTIEMBRE-FIESTAS DEL AÑO 1901

En el programa de Fiestas del 1900, en los actos del día 8, leemos literalmente lo siguiente:

En correcta formación y batiendo marcha las bandas de las comparsas, se dirigirán estas a la plaza de Santiago.
No se harán disparos de arcabuz en todo el trayecto.
A las cinco en punto, la “soldadesca” desfilará a las puertas de la Casa de la Ciudad y desde este sitio comenzarán a disparar sus arcabuces las comparsas que no se avengan a abstenerse de hacer salvas durante el paseo.
Queda prohibido a todos los individuos de las comparsas, separarse de sus filas bajo ningún pretexto en el acto de la fiesta.
Se prohíbe también a los mismos entregar sus arcabuces  a los espectadores para hacer disparos”.

Acto seguido, informa dicho programa a que a las seis de la tarde comienza la Solemne Procesión de la Virgen de las Virtudes.

Se indica también en el programa que la Virgen hará varias paradas en las que se cantarán motetes de diferentes autores e figura también, en otras cuestiones, que las comparsas se abstendrán de disparar los arcabuces durante el paseo de la Virgen por la plaza de Santiago, aclarando que las salvas de arcabucería se llevarán a cabo después del paseo claustral, cuando la Virgen asoma a la plaza.

Dicho texto es la última vez que se publica, puesto que al año siguiente, 1901, se produce un cambio muy importante en el desarrollo de la procesión de la Virgen de las Virtudes del día 8 y a él  nos vamos a referir seguidamente  a través de dos fuentes de información: una, obtenida de los programas de actos y la otra procedente de la prensa.

Todo el texto citado anteriormente, referido al año 1900, desaparece en el programa de 1901 y en su lugar se escribe lo siguiente:

“Para mayor esplendor del acto (refiriéndose a la procesión del día 8) y a fin de que las fachadas de las casas de la carrera puedan lucir sus colgaduras e iluminaciones, las comparsas de moros y cristianos, deferentes con las súplicas del Ayuntamiento, se abstendrán de disparar en la procesión, y formarán a la cabeza de ésta con sus escuadras de gastadores y sus músicas, luciendo en las bocas de los arcabuces vistosos gallardetes con los colores nacionales y llevando una vela encendida como los demás fieles…”

Complementamos esta información con la ofrecida por el  periódico “La Correspondencia de España, de fecha 5 de septiembre de 1901, en el que  nos encontramos la siguiente noticia referida a Villena y que redacto textualmente:

Con el ceremonial de costumbre se ha publicado y repartido ya por las principales calles el programa oficial de los festejos cívico-religiosos que la ciudad de Villena dedica a su patrona la Virgen de las Virtudes en los días del 5 al 9 del actual.

El Ayuntamiento, de acuerdo con la Junta administrativa del culto, no ha perdonado medio para que los festejos superen en brillantez y magnificencia a los celebrados en años anteriores.

Así lo declaran en el expresado programa sus firmantes D. Ricardo García, alcalde presidente del Ayuntamiento y el secretario don Cristóbal Pérez.

Si en el buen éxito y lucimiento de las próximas demuestra el citado alcalde el mismo interés y celo que ha demostrado de acuerdo con el ayuntamiento, sin duda alguna, en el saneamiento, policía y obras urbanas de utilidad en esta ciudad, es indiscutible que los festejos anunciados superarán seguramente por su brillantez a los de otros años.
Los círculos de recreo, los comerciantes y los industriales de la localidad contribuirán con su cooperación al buen resultado que se espera.

Entre las bandas contratadas para amenizar las fiestas con dianas, pasacalles, retretas, etc. figura la del regimiento de infantería de la Princesa, de guarnición en Alicante.

Además de las solemnidades religiosas que se celebrarán en la Colegiata de Santiago, habrá misa de campaña, gran retreta, alborada, serenata y los consabidos fuegos artificiales.

En las próximas fiestas, á la vez que aumentará el número de públicos regocijos, disminuirá el número de descargas de arcabuz, que siempre fueron la parte integrante de la fiesta.

Con muy buen acuerdo, el Ayuntamiento  ha limitado el número de disparos, prohibiéndolos terminantemente durante la procesión del día 8.

Por algo se empieza, y bueno es que nos vayamos convenciendo de que en España gastamos demasiada pólvora en salvas”.
Ramón Vega

En los programas de los años siguientes, 1902 y 1903; se indica que:

“siguiendo la costumbre de años anteriores, las comparsas irán formadas, con sus músicas, a la cabeza de la procesión, sin hacer disparos”.

Con el paso de los años  surgieron otros cambios, que hablaremos de ellos en próximos artículos, no obstante quiero finalizar este artículo recordando que en las Fiestas de La Virgen se realizaban tres procesiones:

la de llegada en la tarde noche el día 5, el paseo en la tarde noche del día 8 y la de despedida, en la mañana del día 9.

Chimo Sánchez Huesca



No hay comentarios: