Páginas

ARRACADA DE ORO VILLENA 2016

ARRACADA DE ORO 2016 para Miguel Ybern Parcerisas toda una vida vinculado al "Chicharra", y a título colectivo al Club de Jazz de las Mil pesetas 20 años de música gratis.
Publicado en El Periódico de Villena
Miguel Ybern y el Club de Jazz de las Mil Pesetas, un “ejemplo para los villeneros por su compromiso y perseverancia”
Emocionante es el adjetivo que mejor describe el acto de entrega, por cuarto año consecutivo, de la Arracada de Oro, reconocimiento creado por el ayuntamiento de Villena para honrar a los particulares y colectivos locales que más sobresalen a lo largo del año. Miguel Ybern, estrechamente vinculado a la historia del ferrocarril Chicharra, y el Club de Jazz de las Mil Pesetas, han sido los galardonados este año.
Un salón de sesiones lleno hasta la bandera acogía la entrega del reconocimiento, coincidiendo con el 38 aniversario de la Constitución de 1978. Los portavoces de los diferentes partidos valoraban los 38 años de estabilidad y progreso que ha traído a nuestro país la Carta Magna, pero como es habitual, aprovechando para incluir sus particulares reivindicaciones: una decidida apuesta por la cultura, creando unas bases para becar a los jóvenes creadores y fijando un mínimo de gasto anual por parte del ayuntamiento (Isabel Micó, por el PSOE), la defensa de la soberanía nacional y la necesidad de cambios en el texto constitucional para fortalecer la democracia y hacer que los ciudadanos vuelvan a confiar en las instituciones (Francisco Abellán, por el PP), y la necesidad de actualizar la Constitución para reivindicar más derechos sociales y medioambientales y afrontar retos como el desempleo, el cambio climático, la desigualdad o la regeneración democrática (Mercedes Menor, por Los Verdes).
Finalizadas las intervenciones, llegaba el turno de entregar la Arracada de Oro. Mercedes Menor, edil de Participación Ciudadana, era la encargada de glosar los méritos de los galardonados, extensos tanto en el caso de Miguel Ybern como en el del Club de Jazz, que posteriormente recogían la Arracada –una reproducción de la "Arracada de la Condomina" del siglo VI a.C, uno de los hallazgos más singulares de los que alberga el Museo Arqueológico– de manos del alcalde.
Toda una vida dedicada al Chicharra
Con la voz entrecortada, Miguel Ybern, a sus 93 años, era parco en palabras pero intenso en emociones, señalando que el ferrocarril fue su vida y a él dedicó sus mejores años, tanto a la línea propiamente dicha como en la formación de técnicos y trabajadores, muchos de los cuales emprendieron posteriormente carreras profesionales que en algunos casos llegan hasta nuestros días.
Una referencia en España
Posteriormente, Alfonso Querol, presidente del Club de Jazz de las Mil Pesetas durante 18 de sus 20 años de existencia, dedicaba el galardón a todos los socios que han sido y son, así como a los integrantes de las diferentes directivas de la entidad, todo un referente para los músicos de jazz españoles gracias a una labor que, altruista, ha acercado dicho estilo musical no solo a los socios, sino también a todos aquellos ciudadanos que han querido, pues sus 216 conciertos han sido siempre gratuitos. Además, Querol reconocía al resto de premiados y nominados a las Arracadas de Oro 2016 y tenía una mención especial para el personal de la Casa de la Cultura y, muy especialmente su director, José Ayelo, alma mater del club junto al propio Querol.
“Nos ayudan a mejorar y superarnos”
Por último tomaba la palabra Francisco Javier Esquembre, quien mostraba su doble satisfacción por celebrar el aniversario de la Constitución y otorgar unos galardones para “los que había otros candidatos, y muchos más que aún no han sido nominados, que también lo merecen”. Recurriendo a los versos de “Viento del pueblo”, de Miguel Hernández, el alcalde destacaba que “Villena está comprometida en seguir avanzando por la senda del respeto, la igualdad, la cultura y los derechos humanos, valores recogidos en nuestra Constitución, y también en valores como la perseverancia, el compromiso y la generosidad, que tan bien representan tanto Miguel Ybern como el Club de Jazz de las Mil Pesetas”, concluía.
IMÁGENES PARA EL RECUERDO
La Asociación Cultural "El Salicornio" con Miguel Ybern
 El Club de Jazz de las Mil pesetas
MIGUEL YBERN PARCERISAS Con muy pocas palabras y emocionado Miguel Ybern agradeció a todas las personas que se han acordado de su persona y simplemente tuvo palabras para recordar que toda su vida ha sido la VAY y el Chicharra, sintiéndose muy villenero también recordó que dio clase en la Sociedad a muchas personas que actualmente continúan trabajando de lo aprendido en aquellos años.
Miguel Ybern recibe el premio con 93 años, nació en Villena 1923.
EL CLUB DE JAZZ DE LAS MIL PESETAS Alfonso Querol presidente del Club...
Sr. Alcalde, Sres. Miembros de la Corporación municipal, Sr. Ybern, Socios y socias del Club de Jazz de las Mil Pesetas, Sres. Y Sras. del público asistente... Muy buenos días.
En primer lugar quiero dar las gracias al jurado por habernos premiado con esta Arracada de Oro de la ciudad de Villena y felicitar también a D. Miguel Ybern por haber obtenido el mismo galardón.
También debo mencionar a la Agrupación Las Pencas de la Laguna, quienes optaban a este premio en la misma categoría que nosotros. Pienso sinceramente que su labor es muy destacable y que son también unos muy dignos merecedores de este premio.
¿Qué narices hemos estado haciendo aquí durante 20 años? Jazz. Y hoy es un gran día para el jazz y para la Asociación que tengo el honor de presidir. Y también es un gran día para mí. 18 años de presidencia hacen que el Club forme parte de tu ADN. Más incluso que el color de tu piel, tu pelo o tus ojos.
El Jazz. No hace mucho, presentando uno de nuestros conciertos en la Casa de Cvltvra decía que habíamos tardado 20 años en cumplir nuestros objetivos. Tenemos un club estable. Tenemos un público que, concierto tras concierto, ha ido entendiendo cuáles son los tiempos, las formas, las armonías... ¡Y eso es algo que me sorprende grata y constantemente!
El Jazz. En estos 20 años hemos realizado 216 conciertos. Más que muchos teatros y ayuntamientos de ciudades similares a la nuestra. Por nuestro escenario han pasado artistas de primer nivel nacionales e internacionales. Hemos colaborado con el Trojazz y realizado uno de aquellos festivales por nuestra cuenta y riesgo cuando las instituciones no quisieron hacerlo. Conciertos didácticos, master classes, Jam Sessions, conciertos infantiles, colaborado con el VEM, organizado una semana de conciertos en el Voweek Jazz Festival... y todos ellos, señores y señoras, de forma gratuita. Para todo el mundo. Tanto si son socios como si no. Y esa es nuestra mayor grandeza, porque, por todo esto, el Club de Jazz es el culpable de que en Villena, desde los niños a los más mayores, sientan esta música como algo cercano. El que más y el que menos alguna vez ha acudido a alguno de los conciertos que hemos hecho en bares, Casa de la Cultura o plazas a las que hemos sacado el jazz aprovechando las calurosas noches veraniegas.
El Jazz. La Casa de la Cultura. En realidad, cada vez que hablo del Club debería hablar de El Club de Jazz de las Mil Pesetas / Casa de la Cultura. Hace muchos años que iniciamos nuestra colaboración. Desde entonces, más que una colaboración es una Simbiosis o, como dicen ahora los libros de texto de mis hijas, comensalismo: Donde ambas especies salen beneficiadas mutuamente. Los que escucháis mis presentaciones en los conciertos, estaréis cansados de oírme dar las gracias a los integrantes de la Casa de la Cultura. Pero nunca será suficiente. Sus concejales, con los que desde hace cuatro legislaturas tenemos una excelente relación, Genci Estevan, Paco Abellán, Isabel Micó, Conchi Beltrán... Su personal: Ana, Benjamín, Blas, Juan; nuestros técnicos de sonido: Dani Tortosa, Alberto Serrano , Toni Molina... y de una forma muy muy especial, Pepe Ayelo, uno de mis grandes amigos y una persona que es, bajo mi punto de vista, el principal artífice de la actividad Cultural que se desarrolla en Villena. Hablo del Director de la Casa de la Cultura, a quien este club le debe muchísimo, además de que este premio lo tenemos, en parte, gracias a él porque fue quien nos presentó como candidatos, el Club brotó gracias a una idea suya. Él fue quien planteó: “¿No conseguiremos 60 personas que paguen mil pesetas al mes para hacer un concierto?” Lo demás fue trabajo para hacer llegar la propuesta a personas con sensibilidad hacia la música y la cultura. Pepe ha estado ahí desde el primer momento apoyándonos y trabajando codo a codo con nosotros para conseguir nuestros objetivos que son, en parte, los mismos que los de la Casa de la Cultura. A él, de todo corazón, muchísimas gracias.
El Jazz. Siempre hay un trabajo que hacer y éste lo hace nuestra directiva. Gente que da un paso adelante, y acepta la responsabilidad de hacer lo necesario para que esto siga avanzando: Contratación, coordinación, tesorería, diseños, redes sociales... 20 años de Club de Jazz no se consiguen sin todo este trabajo, que no se ve demasiado, pero que es absolutamente necesario. A lo largo de este tiempo han ido pasando por la Justa Directiva diferentes personas. A todos ellos esta Asociación les debe un agradecimiento. Y hoy, este trabajo lo realizan de forma impecable Paco Flor, José Manuel Ruíz, Antonio Ruíz “Chispes”, Conchi Jareño... Gracias por vuestro apoyo incondicional.
El Jazz. Llega el día del concierto, el momento para el que hemos estado trabajando cada mes. No somos empresarios del Jazz que muy lícitamente ganan su dinero a través de los conciertos. Somos una asociación de aficionados al jazz y eso se nota. Nos esforzamos por mimar a los músicos que nos visitan, intentamos que se sientan acogidos, que la calidad del montaje y características técnicas sean las mejores posibles. El público de Villena es envidiable. Permanece atento al escenario y eso les hace viajar y disfrutar con lo que los músicos nos proponen cada noche para que, finalmente, el concierto termine con una sensación de felicidad que público y artistas se llevan de vuelta a su casa. Estos detalles y trayectoria han favorecido que Villena, por medio de su Club de Jazz, se haya convertido en un referente nacional de prestigio en el que los músicos en esta disciplina lo catalogan como un sitio histórico en el circuito de Jazz de este país.
El Jazz. Quisiera hablar para terminar, de los principales protagonistas de esta historia. Los socios y socias que componen el Club de las Mil Pesetas. No sólo aquellos que lo son ahora, sino aquellos que lo fueron y, ¡Maldita crisis! ya no lo son, pues durante el tiempo que estuvieron, aunque sólo fueran unos meses, ayudaron a que nuestro Club siguiera adelante. Este premio es de cada una de estas personas, porque – creedme- muchas de ellas ni siquiera pueden venir a los conciertos y, aun así, abonan su cuota mensual porque creen en esta aventura que un día pareció de locos. El Premio, vuelvo a repetir, es de cada uno de ellos y de cada una de ellas.
Sólo me queda pediros que, si tenéis 12 euros, no dudéis en asociaros a este, nuestro Club de Jazz de las Mil Pesetas para que en Villena se siga disfrutando del Jazz que ya es parte de nuestra vida.
Muchas gracias. Alfonso Querol - Presidente del CJMP
Intervenciones
ISABEL MICÓ FORTE (Portavoz PSOE)
En este 6 de diciembre, día en el cual el estado español celebra la ratificación por referéndum de la carta magna que los españoles y las españolas se otorgaron para sí en 1978, y por tanto para todas las generaciones posteriores hasta nuestros día. Pero . ¿ Que es una constitución?.
Técnicamente podemos afirmar que una Constitución es un conjunto de normas que en un momento dado, y a través de un proceso constituyente se otorgan los ciudadanos y ciudadanas de un país como marco legal sobre el que regir sus actos y su convivencia, un texto que regula las relaciones entre los distintos poderes del estado al tiempo que reconoce los derechos individuales de las personas. Un texto, que además en su preámbulo suele reflejar unos valores supremos que suelen actuar como luz de faro que guía el tipo de país que se quiere llegar a ser aobre que principios rectores se van a construir estas intenciones. Nuestra última constitución, la de 1.978 así lo expresa en sus primera palabras;
“ La nación Española, deseando establecer LA JUSTICIA, LA LIBERTAD Y LA SEGURIDAD, y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclaman su voluntad de;
✔ Consolidar un estado de derecho,
✔ recoger a todos los españoles y pueblos de España,
✔ promover el progreso de la cultura y de la economía,
✔ establecer una sociedad democrática avanzada y colaborar en el fortalecimiento de unas relaciones pacificas... de este modo, la nación española se constituye en un estado Social y Democrático de Derecho que propugna como valores superiores en su ordenamiento jurídico, LA LIBERTAD, LA JUSTICIA Y LA IGUALDAD, Y EL PLURALISMO POLÍTICO.
Pero una Constitución no es simplemente un compendio de normas estructuradas y frías. Detrás de cada palabra y en cada uno de sus artículos hay encerrada una declaración de intenciones . Intenciones de que hombres y mujeres seamos iguales en todos los ámbitos de la convivencia social, de que todas y todos seamos iguales ante la ley, intenciones de respecto y convivencia, intenciones de que los ciudadanos españoles con independencia de sus posibilidades económicas puedan participar de la cultura.
Así lo dice el Art. 9 en su apartado 2º:
“Corresponde a los poderes públicos, promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integran sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud, y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social”
Desde el PSOE celebramos esta clara intención de los constituyentes por promover el progreso cultural y la participación de hombres y mujeres en la cultura, pues un pueblo sin cultura es un pueblo que vende su alma a cambio de palabras bien sonantes y cantos de sirena embaucadores que solo les llevan a naufragar en el acantilado de los intereses de unos pocos. Y consideramos que es el deber de los poderes públicos, entre ellos los ayuntamientos, el fomentar e impulsar políticas orientadas a hacer participes de las distintas disciplinas culturales a los habitantes de los municipios, para desde este marco y desde la base de la pirámide de los dichos poderes, contribuir a formar hombres y mujeres sensibles a la realidad de la sociedad de la que forman parte, personas con capacidad crítica para contribuir a la mejora de la convivencia pacifica y el respeto entre diferentes modos de vida y razas. Personas capaces de desarrollar sensibilidades capaces de mantener tradiciones aprendidas de nuestros antepasados así como de trasmitir este conocimiento escrito en la memoria para su conservación.
Esta mañana estamos reconociendo, a través de Miguel Ybern la conservación material de algunos objetos de una empresa, la VAY, que fue en sus días nexo de unión entre personas y territorios, así como motor económico de nuestra ciudad desde finales del siglo XIX hasta la segunda mitad del siglo XX.
También estamos reconociendo la labor realizada durante 20 años por un grupo de personas que bajo el nombre de, Club de Jazz de las Mil Pesetas, han conseguido situar el nombre de nuestra ciudad en los circuitos musicales españoles siendo referentes a este estilo musical y lo han hecho acercando siempre la música a las personas con entrada libre. Además su labor de estos años también ha contribuido a despertar inquietudes musicales a muchos jóvenes de nuestra ciudad que hoy en día hacen del Jazz y su interpretación su forma de vida.
Hoy estamos premiando la conservación de la memoria y la trasmisión de la música. Valores intangibles pero necesarios que la propia sociedad a modo particular ha sabido mantener. Pero estas inquietudes no pueden quedar suscritas al ámbito de lo particular y desde al PSOE al que represento en este acto, entendemos que deben de ser contestadas desde nuestro ayuntamiento, con una clara intención de poderla revalorizar año tras año, sin que duela la inversión en Cultura, olvidando la palabra “deficitaria” que siempre le acompaña, pues cultura y déficit no son palabra que se muevan dentro de los mismos parámetros comparativos. No debe doler la trasmisión de cultura, la realización de actividades de puertas abiertas, no debe doler aumentar un poquito mas cada año lo destinado a sensibilizar a nuestra sociedad para hacerla mejor. Pensemos, a modo de ejemplo, en crear Becas para la ayuda de los talentos culturales en cualquiera de sus disciplinas al igual que hacemos con los deportistas, o en establecer como inamovible un techo de gastos e inversión para la cultura en los presupuestos municipales que garantice su preservación como parte de nuestra obligación constitucional, para con nuestros ciudadanos y ciudadanas. Para poder hacer de Villena un espacio de aprendizaje, sensibilizacion y crítica que nos haga mejores.
Felicidades de los premiados y gracias a todas y a todos por su asistencia a este acto.
FRANCISCO ABELLÁN CANDELA (Portavoz P.P.) 
Compañeras y compañeros de corporación, D. Miguel Ybern, representantes y componentes del Club de Jazz de las Mil Pesetas, ciudadanos y ciudadanas que nos acompañáis, buen día a todos de parte de todos mis compañeros del grupo municipal Partido Popular.
Hoy 6 de Diciembre es un gran día dentro del calendario festivo de nuestro país, celebramos y conmemoramos el trigésimo octavo aniversario de nuestra Constitución. Carta Magna que nace en 1978 con el consenso y la unidad de todas las fuerzas políticas, siendo un gran hito histórico dirigido a conseguir la paz y el entendimiento entre todos los españoles, naciendo con la vocación de perpetuidad, consiguiendo a su vez un gran pacto sobre todas las grandes cuestiones políticas de nuestro país, para alcanzar un pacto social, dotando a la sociedad española, de un marco de convivencia y una herramienta para alcanzar soluciones a conflictos del pasado, presentes y futuros; sin imposiciones ni exclusiones, creando el paraguas protector que garantiza nuestros derechos y libertades.
La Constitución de 1978, fue fruto del dialogo, del consenso y la renuncia bien entendida por parte de todos, aplicando las reglas de juego de la democracia, donde por primera vez todos los españoles teníamos cabida, basándonos en la concordia, el dialogo y la lealtad al espíritu constitucional, consiguiendo una España libre, tolerante, con bienestar, prosperidad y futuro.
La Constitución es la norma suprema del ordenamiento jurídico del Reino de España, a la que están sujetos los poderes públicos y los ciudadanos y ciudadanas de España, fundamentada en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.
Uno de los valores de la Constitución es el pluralismo político, que se expresa no solo como cada partido político considere o crea, sino :
- Garantizando la convivencia democrática.
- Consolidando un estado de derecho.
- Protegiendo a todos los ciudadanos en el ejercicio de los derechos humanos, sus culturas, tradiciones, lenguaje e instituciones.
- Promoviendo el progreso de la cultura y la economía para asegurar a todos una digna calidad de vida.
- Colaborando en el fortalecimiento de unas relaciones pacíficas y de eficaz comportamiento entre todos los pueblos.
Todas las administraciones y todos los poderes públicos están sometidos a su articulado y a las leyes. Si alguien quiere o pretende en el futuro una modificación de nuestra Constitución, algo legítimo y defendible, tan solo debe acudir al procedimiento de reforma constitucional, procedimiento complejo que debe culminar con un referéndum nacional.
Desde el Partido Popular defendemos y defenderemos que la soberanía nacional reside en todos los españoles, seguramente en el tiempo habrá que llevar a cabo las reformas institucionales precisas para fortalecer nuestra Democracia, y lograr que los ciudadanos vuelvan a confiar en las instituciones políticas, tan desprestigiadas y mal vistas en la actualidad. Y henos de recordar que una nación solo progresa si está unida en la consecución de sus grandes metas colectivas.
La democracia no es la ausencia de conflictos, sino el marco para la resolución racional y pacífico de los conflictos. Suscribo las palabras del Académico y doctor en ciencias políticas Benigno Pendás que dice: “Debemos mantener los principios con firmeza y buscar los acuerdos con perseverancia”
Hoy es un día de celebración y tenemos que ser optimistas y confiar en el futuro.
La conmemoración del día de la Constitución ha sido elegida por nuestro ayuntamiento para agradecer y reconocer el esfuerzo y dedicación de personas y entidades que con sus logros ofrecen un estímulo para la superación colectiva. Un reconocimiento al ciudadano/a ejemplar del año y al colectivo o asociación ejemplar del año. Una concesión novel dentro de nuestro reglamento de honores y distinciones, que no está exenta de su propio protagonismo.
El Partido Popular quiere manifestar su felicitación a los distinguidos en este año 2016, a D. Miguel Ybern Parcerisas como ciudadano ejemplar 2016, y al Club de Jazz de las 1000 Pesetas como asociación ejemplar 2016. Nuestra más sincera enhorabuena. El reconocimiento y valoración de los méritos de los galardonados puede ser fácil o difícil, sencillo o complicado, pero algo que no se debe, ni se puede cuestionar.
Lo cierto y verdad es que solo por el mero hecho de que alguien se acuerde de vosotros y de vuestro trabajo altruista y considere que sois merecedores de este reconocimiento, es suficiente para que nadie cuestione los méritos necesarios par obtener dicho reconocimiento. Si algo nos han demostrado nuestros premiados durante este año, y su trayectoria personal y colectiva, es la templanza y el saber estar ante situaciones adversas y el afán de superación, trabajo y desprendimiento para con los demás y su ciudad.
No creo ser la persona idónea para definir a nuestros galardonados, primero por no tener la oportunidad de conocer personalmente a D. Miguel Ybern, que por lo que nos llega, nos parece una persona entusiasta, muy vinculada a su ciudad; preocupado y gran amante del patrimonio común de todos los villeneros; manteniendo y restaurando el mismo, en ese tiempo tan valioso que tenemos todos y que cada uno lo destinamos como consideramos. D. Miguel Ybern con ese trabajo altruista ha contribuido y sigue contribuyendo a difundir y perpetuar la memoria histórica y patrimonial del Chicharra, que significó uno de los cambios más significativos de la revolución industrial. Lo mejor de todo es que a sus 93 años se siente dispuesto a seguir disfrutando del trabajo de dar a conocer su legado, que es el nuestro, el de la ciudad que lleva en su corazón y en el recuerdo, su Villena querida. Enhorabuena y gracias D. Miguel Ybern.
Que decir del Club de Jazz de las Mil Pesetas. Una asociación con una trayectoria de mas de 20 años, donde muchos villeneros y villeneras hemos podido disfrutar de la programación de sus conciertos.
Recuerdo el momento que algunos de vosotros, por el año 2010, os acercasteis a la concejalía de Cultura para plantear un relanzamiento y sobrellevar ese bache, que siempre aparece en el tiempo, llegando a fructificar un acuerdo entre el Club de Jazz de las Mil Pesetas y el Ayuntamiento. Un acuerdo de colaboración que hoy está vigente y da continuidad al propósito y fin del Club de Jazz de las Mil Pesetas que es divulgar la buena música a todos los que se quieren acercar a vuestros conciertos. Hoy gozáis de buena salud. Enhorabuena al Club de Jazz de las Mil Pesetas.
A los galardonados os pedimos, que sigáis haciendo lo que siempre os ha distinguido y caracterizado: esfuerzo, pasión y capacidad de trabajo para seguir consiguiendo retos y metas importantes en vuestro propio beneficio y en el de nuestra ciudad; luchando, defendiendo y poniendo en valor nuestro rico patrimonio y nuestra diversión cultural.
Enhorabuena y felicidades. 
MERCEDES MENOR CÉSPEDES (Portavoz Verdes) 
Vecinas, vecinos, Sr Ybern, miembros del Club de Jazz de las mil pesetas, compañeras/os de corporación, Sr. alcalde. Un saludo cordial.
Celebramos hoy el aniversario de nuestra Constitución, y la mejor manera de garantizar su futuro es asegurarnos que sigue cumpliendo su principal propósito, que no es otro que el de promover la igualdad y garantizar los derechos de todas las personas, sea cual fuere su condición.
Si hace 38 años fue la Carta Magna la que ayudó a garantizar la democracia y la convivencia, en estos días lo que necesitamos es incrementar los niveles, de justicia, de igualdad, de respeto medioambiental, de participación, de corresponsabilidad que en el espíritu de la Constitución están impresos pero que están lejos de cumplirse.
Terminada la dictadura el pueblo español expresó la voluntad de asumir el protagonismo de su propio destino y aceptó el código que tenía que permitirle mejorar su vida. Hoy este código nos ha permitido nuevos pensamientos, nuevas reflexiones, nuevos encuentros en respuesta a los grandes retos que tiene la sociedad planteados. Desde la indignación frente a la corrupción y la impunidad, desde el enfrentamiento a la manipulación y la falsedad, desde la apuesta por la igualdad de género y la participación, desde el asombro por la naturaleza y el enfado por su fragilidad, la sociedad española es consciente de que que la Constitución, como elemento vivo que es, sabe transformarse y alimentar a su pueblo.
Como entonces, en 1978, hoy los retos son extensos. El desempleo como azote que superar, el cambio climático como amenaza que condiciona nuestra vida, la regeneración democrática como urgente necesidad. Pero siguen siendo las personas más desfavorecidas quienes sufren doblemente los fallos de nuestra democracia, de nuestro sistema, de las agresiones medioambientales. Por eso recordar nuestra Constitución, esa herramienta que quiso velar por el bien del pueblo, significa ante todo actualizarla y reivindicar derechos sociales y medio ambientales buscando la mejora en derechos y oportunidades de las personas y la tierra, no como se hizo con la modificación del artículo 135 de la misma.
No sólo sería injusto no reconocer el mérito de todas las mujeres y hombres que han trabajado con la convicción de que era posible una sociedad mejor, sino además una desconsideración pensar que sus miras quedaban ahí, en los márgenes de un papel. Podemos homenajear nuestra Constitución si nos comprometemos con su cumplimiento y mejora, para que ninguna persona quede excluida, para que los derechos se universalicen y no sean privilegios, para que la naturaleza se mime, pero no nos engañemos, de nada sirve elaborar leyes más justas si no somos capaces de hacerlas cumplir, si no las dotamos de los recursos necesarios.
Si ampliamos el foco aparecen otros retos que, si bien nos resultan más lejanos en el espacio, no son menos importantes. Las guerras en distintos puntos del planeta, el terrorismo internacional, el drama de las personas refugiadas, los problemas sanitarios, sociales y económicos derivados de la globalización… Cuestiones que reclaman una respuesta eficaz y solidaria, necesariamente compartida con otros países, y que por el momento no ha conseguido superar la mirada miope y egocéntrica provocada por los intereses cortoplacistas de los distintos países y organizaciones transnacionales.
La persona y grupo que hoy serán homenajeadas y distinguidas con la arracada de oro de la ciudad, (Sr. Miguel Ybern, el Club de Jazz de las mil pesetas), significan el trabajo, la dedicación a los demás, la cultura, la participación. Significan la aspiración de una sociedad mejor con derechos para todos y todas y para los ecositemas.
Significan entrega y mejora. Avanzar, naturalmente, para superar miedos e injusticias, para construir desde la igualdad, para enterrar miedos del pasado, privilegios e ignominias. Para que resuene en Villena y en España, otro mundo posible, como diría Alberti:
Las tierras, las tierras, las tierras de España,
las grandes, las solas, desiertas llanuras.
Galopa, caballo cuatralbo,
jinete del pueblo,
al sol y a la luna.
¡A galopar, a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!
A corazón suenan, resuenan, resuenan
las tierras de España en las herraduras.
Galopa, jinete del pueblo,
caballo cuatralbo,
caballo de espuma.
¡A galopar, a galopar,
hasta enterrarlos en el mar!
Buenos días. Muchas gracias.

No hay comentarios: