Páginas

EL LAVADERO

El Lavadero de la calle Ferríz supone una gran fuente de recuerdos para muchos villenenses que nacimos en la década de los años 50 del pasado siglo XX. Nos bañábamos allí y nuestras madres lavaban la ropa allí.

Algunos enteradillos, que siempre aparecen cuando menos te lo esperas, igual quieren presumir de haberle robado altramuces a mi  abuelo paterno, pero lo que si que es cierto es que el lavadero formó parte del paisaje villenense, más concretamente de la plaza Castelar, que en los años de la dictadura se le llamó de Pedro Menor y que ahora se le llama plaza del Rollo, cuya definición la dejamos para otra ocasión.

Por esta vez, rendimos nuestro recuerdo a la plaza, a su fuente y a sus cristalinas aguas, que nos permitían refrescarnos en los meses de calor.

Miremos este reportaje con los ojos del recuerdo.




















No hay comentarios: