Páginas

11 AÑOS DE FIESTAS DE MOROS Y CRISTIANOS EN VILLENA 1883-1893


11 años de Fiestas de Moros y Cristianos en Villena a través de las hemerotecas de prensa 1883-1893.

Como fueron las Fiestas de Moros y Cristianos en el año 1883

En uno de los boletines del Día 4 que fuera, boletín informativo publicado en papel y periódico que edita la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Villena, en los primeros años con carácter mensual; concretamente en el año 1984, publiqué una noticia acerca del programa de las Fiestas de 1883, y aunque no he conseguido localizar ningún ejemplar, sí  encontré la factura del coste de su impresión, en la que se indicaba que se habían realizado 500 ejemplares.
Han transcurrido casi cuarenta años desde que comuniqué dicho dato, y a continuación voy a relatar diversas curiosidades de ese año a través de la consulta efectuada en las hemerotecas de la prensa de aquella época. Se va a complementar aquella primera información  con unos interesantes apartados de noticias:

1.      Una curiosa crónica de las Fiestas de aquel año de 1883, que se publicó en el periódico alcoyano El Serpis.
2.      Las notas de prensa de los sucesos acontecidos en la plaza de Santiago durante los días de las Fiestas, relacionados con los toros.

EL SERPIS, periódico de la mañana-Alcoy, 13-09-1883

Noticia que publica en sus páginas, referida a las Fiestas de Moros y Cristianos celebradas en Villena, días atrás y dice así:

“Un colega de la capital reseña las fiestas últimas celebradas en Villena, en los siguientes términos:
Muy lucidos han sido este año, los grandes festejos cívico y religiosos, que en honor de su patrona la Virgen de las Virtudes, ha celebrado la ciudad de Villena en los días 5,6,7,8 y 9 del actual.
Las comparsas de tercios de Flandes, estudiantes, marinos, marroquíes, caballeros romanos y moros, vestían lujosos trajes; las músicas en número de nueve ó diez, recorrían la población desde las primeras horas de la mañana de los días de fiesta; por las noches ha habido según costumbre danzas árabes y serenatas, distinguiéndose la que dio en la plaza de Santiago la banda de la Misericordia de Murcia, bajo la dirección del inteligente maestro don Acisclo Díaz, en la noche del día 6, y frente a la casa del capitán de los Tercios de Flandes señor Selva.
No han faltado tampoco bailes y reuniones de confianza, donde hemos admirado, al par que la fineza y cortesía de los villenenses para obsequiar a los forasteros, la hermosura sin par de las mujeres, tan puras y tan altivas, tan graves y tan apuestas, tan elegantes e instruidas que todo es poco para elogiarlas.
El estrépito de las descargas anuncia en esos días los combates de moros y cristianos y nos recuerdan vagamente otras edades. Cuando la morada tiembla desde los cimientos, se cree uno como el marino a quién el céfiro impulsa la nave. Por fin triunfa la cruz de la media luna y el castillo que se eleva en la plaza de Santiago es tomado por los cristianos. Mahoma es arrojado de lo alto del fuerte, se apoderan de ella los de Biar, garrote en mano (es costumbre de antiguo) e inmediatamente después comienza la procesión. Concluida ésta se quemó un vistoso castillo de fuegos artificiales, durante el cual, la banda de música del municipio tocó piezas escogidas.
También los sermones en honor de la Virgen de las Virtudes han sido notables; merece especial atención el que el domingo 9 predicó don Juan Chaumel,  cura y arcipreste de Caravaca, y reputado orador sagrado. Sin entrar en el fondo de su sermón, y aunque bien lejos de asentir a algunas de sus conclusiones, en honor a la verdad, nos pareció elocuente, de dicción correcta y las pruebas ora las tomaba de la autoridad, de la razón, ya de los ejemplos.
Termina el colega dando la noticia del hundimiento de un tablado que ya conocen nuestros lectores”.

Notas de prensa de los sucesos ocurridos en la plaza de Santiago, durante las Fiestas de 1883

EL SERPIS, Alcoy, sábado 08-09-1883

“De una catástrofe horrorosa que ha venido a turbar la alegría de las fiestas que se están celebrando en Villena, nos da cuenta una persona llegada ayer de aquella ciudad.
Habíase construido un tablado para que los músicos tocasen en él por las noches, cuyo tablado se hallaba lleno de gente, cuando circuló la voz de que se había escapado un toro; agolpóse la muchedumbre al tablado, ya antes sobrado recargado, el cual vino a tierra, pillando debajo a dos o tres infelices, de los cuales uno murió en el acto y otro debe haber muerto a estas horas. Además resultaron más de veinte entre contusos y heridos, de más o menos gravedad.
De sentir es tan lamentable catástrofe y en nuestro concepto debería exigirse la responsabilidad que quepa por el hecho, si hay lugar a ella”.

En otro apartado se cita lo siguiente:

“Escrito y compuesto el suelto en que damos la noticia de la desgracia ocurrida anteayer en Villena, recibimos nuevos detalles del suceso. El tablado que se hundió, estaba en la plaza donde habían de correrse vacas para divertimento del público, habiendo sido tal el número de los que se acogieron a aquel, al tiempo de soltar la primera vaca, que se hundió con el peso de la inmensa mole de tres o cuatrocientas personas que la asaltaron.
Si no se consistieran tan bárbaros divertimentos, no sucederían desgracias como esta y las hace pocos días ocurridas también por igual motivo en Muro, de que oportunamente dimos cuenta.
Para tranquilidad de las familias de los músicos de esta ciudad que se hallan en las fiestas de Villena, tenemos la satisfacción de anunciar que a ninguno de dichos artistas ha afectado la desgracia en poco ni en mucho”.

LA CORRESPONDENCIA DE ESPAÑA, Madrid, sábado,  08-09-1883

“El Gobernador Civil de Alicante en despacho telegráfico de las 12 y 13 de esta tarde, participa que según le comunica el comandante del puesto de la Guardia Civil de Villena, se ha hundido uno de los tablados en la plaza de Santiago, en el momento de correrse una vaca, resultando un muerto y varios heridos.
Se han pedido detalles al alcalde y se exigirá responsabilidad a quien corresponda”.

EL CONSTITUCIONAL, Valencia, domingo, 09-09-1883

 “Se ha hundido la plaza de toros de Villena, resultado varios heridos”.

La Vanguardia,  09-09-1883

En Villena se ha hundido el tablado de la plaza de Santiago destinada á correr novillos, resultando un muerto y varios heridos.

La Vanguardia, 11-09-1883

Mientras ayer se corría una vaca brava en la plaza de Santiago de Villena (Alicante) hundiese un tablado con toda la gente que sobre él se hallaba. A consecuencia del hundimiento resultaron un muerto y varios heridos.

EL CONSTITUCIONAL DINÁSTICO, Alicante, 12-09-1883

“Ocho heridos y treinta contusos ha producido en Villena el hundimiento de un tablado en donde había multitud de gente apostada para presenciar la corrida de un novillo.
De los heridos graves, uno falleció a los pocos momentos.
Son de deplorar estas desgracias acaecidas por la falta de precaución”.

EL CONSTITUCIONAL, Valencia 13-09-1883

 “De los heridos que resultaron a consecuencia del hundimiento de un tablado en la plaza de Santiago de Villena el día 8, de cuyo hecho dimos cuenta a nuestros lectores, han fallecido ya cuatro y algunos otros continúan en estado de bastante gravedad”.

EL BIEN PÚBLICO, Mahón 15-09-1883

“Un periódico de Alcoy da hoy, aunque pocos, algunos detalles de la catástrofe ocurrida en Villena.
Habíase construido un tablado para que las músicas tocasen en él por las noches, cuyo tablado se hallaba lleno de gente, cuando circuló la voz  de que se había escapado un toro: agolpóse la muchedumbre al tablado, ya antes sobrado recargado, el cual vino á tierra, pillando abajo a dos o tres infelices, de los cuales uno murió en el acto y otro debe haber muerto a estas horas. Además resultaron más de veinte entre contusos y heridos de más o menos gravedad.
El tablado que se hundió estaba en la plaza donde habían de correrse vacas para divertimiento del público, habiendo sido tal el número  de los que se cogieron a aquel, al tiempo de soltar la primera vaca, que se calcula en cuatrocientas las personas que asaltaron el tablado cuando se oyó gritar ¡el toro¡ ¡el toro¡”.

(Aquí finalizan las crónicas sobre el hundimiento del tablado en la plaza de Santiago).

El Serpis, periódico de la mañana, Alcoy 05-04-1884

Habla de que el cuarto centenario de la aparición de la Virgen de las Virtudes en la fuente del Chopo va a ser celebrado con lujo y entusiasmo sin igual, como corresponde a la veneración y fe que a aquella milagrosa imagen profesan todos los hijos de Villena.
Esta fiesta debió celebrarse en 1874, más lo impidieron los tristes acontecimientos a que daba lugar la guerra civil.
Durará nueve días y a ella se asocia el ayuntamiento y la ciudad en masa. Se prepara para el mes de setiembre y con motivo de ella se realizarán algunas mejoras en el convento que guarda la Imagen, reponiéndose el piso del hermoso claustro  que da acceso a la Iglesia, componiéndose cristales y otras y otras obras de esta índole que requiere un monasterio  tan visitado por fieles de lejanas tierras.
También parece que se propone la reposición de la cruz cubierta de la ermita de San Sebastián, obra antiquísima y de arte, que cayó por el tiempo y la incuria y yace hoy olvidada en un rincón. La torre de la iglesia parroquial de Santiago también recibirá alguna mejora.
De las funciones religiosas poco se dice aún, más no así de las fiestas y demostraciones populares. No faltarán comparsas de moros y cristianos y además de las fachadas de las iglesias engalanadas, se presentarán también iluminaciones en muchas casas y habrá músicas y fuegos artificiales en calles y plazas en honor de la patrona.
Estas fiestas demostrarán el entusiasmo y veneración que merece a la ciudad de Villena su patrona milagrosa Imagen aparecida en 1474, y que vino a cortar las enfermedades que hasta entonces diezmaban la población, tan cruel como frecuentemente.

Año 1884: IV Centenario de la aparición de la Imagen de Ntra. Sra. de las Virtudes

En el año de 1884 se celebraron los cuatrocientos  años de la aparición de la Imagen de Nuestra Señora de las Virtudes.
Del porqué no se celebró en 1874 y se llevó a cabo diez años después, trataremos seguidamente y de manera muy escueta, para pasar a continuación a detallar las distintas circunstancias que a lo largo de 1884 se sucedieron en nuestra población con motivo de los preparativos para la celebración de las Fiestas del Centenario.
Comienza este relato con una sesión municipal, celebrada el 16 de septiembre de 1883, que estuvo presidida por su titular don Luis García Poveda. En ella se abordó un asunto de especial interés para los festeros de aquel entonces, puesto que consistía en determinar la celebración en el año próximo del IV CENTENARIO DE LA APARICIÓN DE LA VIRGEN DE LAS VIRTUDES, y a ello hace mención el texto que figura a continuación y que corresponde al acta, que de dicha sesión redactó el secretario municipal, don Pedro Eugenio López Chapí.

«A petición verbal de los capitanes de las comparsas de Moros y Cristianos que han contribuido a solemnizar las funciones que, en honor de nuestra Patrona se han celebrado en estos últimos días y vista la general simpatía con que ha sido acogida por el pueblo de Villena la idea de Conmemorar el centenario de la Aparición de la Imagen que la representa, haciendo en su obsequio grandes festejos y cuya conmemoración no pudo efectuarse en el año de 1874 que es cuando correspondía, por causas de las guerras civiles que asolaban el país, acordó la Corporación que desde luego se anuncie el propósito que obliga de que en el año próximo de 1884 y primeros días del mes de septiembre se celebren fiestas en memoria de aquel suceso, a cuyo efecto conceden las más amplias facultades al Sr. Presidente y a las comisiones de festividades para que reúnan los diferentes gremios de artesanos, a los labradores y a los individuos que componen las comparsas de moros y cristianos, a fin de que nombren comisiones de su seno y cada una de por sí convenga en los festejos que ha de hacer y para que estudie los que han de verificar el Ayuntamiento, calculando a cuanto podrán ascender los gastos, al objeto de consignarlos en el presupuesto municipal del año próximo, no omitiendo todo lo necesario para que resulte un obsequio digno de nuestra Patrona y Señora María Santísima de las Virtudes».

Transcurría el año esperado y no surgió nada destacado sobre dicha celebración hasta el 11 de mayo, fecha en la que se celebró sesión municipal, presidida por un nuevo Alcalde, Francisco Hernández Hurtado y entre otros temas se abordó el de la consignación en el presupuesto municipal de la cantidad de cuatro mil pesetas, destinadas a sufragar los gastos que se originasen con motivo de las fiestas del Centenario.

Siete días más tarde fue abordado nuevamente el tema del Centenario, debido a un escrito que presentó don Trinidad de Juan y que fue suscrito por gran número de vecinos. En dicha petición los firmantes exponían su confianza en que la actual Corporación desplegara todo su celo para que dicha festividad fuese digna de tan alto objeto, suplicando que se consignase en el presupuesto municipal una cantidad que no bajase de once mil pesetas y que se destinase a auxiliar a la Junta de la Virgen, puesto que carecería de recursos para poder atender los gastos de adorno del templo de Santiago, a subvencionar a las comparsas para el pago de las Bandas Militares que las acompañaran y a los otros gastos que llevarían consigo este tipo de fiestas, castillo de fuegos artificiales, limosnas a pobres, etc.. En otro apartado rogaban también se estimulase el celo de las comisiones de distrito a fin de que se adornasen las calles y plazas.

La Corporación, después de discutir el contenido el escrito denegó la cantidad solicitada, indicando que con anterioridad ya habían sido aprobadas cuatro mil pesetas y por tanto consignadas en el presupuesto municipal.

Finalmente acordó que se convocara a las comisiones de distrito, a los capitanes de comparsas, labradores y demás personas que se creyere conveniente a fin de allegar recursos y disponer la clase de festejos, que se proponían, dándose cuenta al Ayuntamiento del resultado de dichas gestiones.
Tal instancia debió ser tratada con cierta tensión, puesto que resulta curioso que al fin de dicha sesión presentaran su dimisión dos Tenientes de Alcalde.

Una nueva insistencia, con fecha 22 de junio, protagonizó don Trinidad de Juan, al remitir al Ayuntamiento otra petición, esta vez en representación de los demás jefes de las comparsas que en simulacro de Moros y Cristianos debían tomar parte en las funciones cívico-religiosas. En la misma se indicaba que era necesario que el Ayuntamiento designara los días en que habían de efectuarse dichas funciones, a fin de poder ajustar las Bandas Militares que habían de tomar parte en ellas.

La Corporación, tras una discusión, acordó que la sagrada Imagen se trajese a Villena la tarde del día 4, que los festejos se verificasen los días 5, 6, 7 y 8 y el día 9 por la mañana se trasladase al Santuario.

Petición más trascendente fue la que se abordó en la sesión municipal del 10 de agosto, en la que gran parte de los individuos que componían la Junta de la Virgen solicitaron que, teniendo previsto efectuar una misa de Réquiem por el alma de todos los fallecidos desde el último Centenario la mañana del día 9, la Virgen se trasladase el día 10.

Se daba también la circunstancia de que los directores de las Bandas no podían presentarse el día 4 de septiembre por estar comprometidos con otras funciones y sí el día 5. La Corporación vio con agrado semejante modificación y accedió a ella.

El momento cumbre se acercaba; el 24 de agosto un repique general de campanas y un bando daban cuenta a toda la población de tan feliz acontecimiento, que fue también complementado con la publicación de un libro que titulado «Historia de la Virgen de las Virtudes» publicó don José Zapater García.

Es de suponer que los festejos comenzaron con toda la brillantez con que se diseñaron; lo que si sabemos con certeza es que la Virgen llegó a Villena la tarde del día 5.

Pero esa alegría que invadía todos los rincones de nuestra ciudad desapareció el día 7. Las Fiestas tocaron a su fin. La Corporación Municipal, atendiendo al clamor del vecindario, que se encontraba amenazado de que la población fuera invadida por el cólera, acordó que se suspendiese el traslado de la Imagen de nuestra Patrona a su Santuario hasta que pasase el peligro que amenazaba Villena. Se vigilaron estrechamente todas las entradas a la población, el hospital fue provisto del material necesario y se establecieron diversos cordones sanitarios.

La epidemia, que atacó duramente algunas zonas de la provincia -- Elche, Monforte del Cid, Novelda--, no llegó a Villena y el día 30 de septiembre por el Boletín de la provincia, se tuvo conocimiento de que el peligro había cesado.

En la sesión municipal celebrada el 4 de noviembre se trató la conveniencia de llevar a efecto una acción de gracias a nuestra Patrona por haber librado a la ciudad de la epidemia colérica, acordándose que dicha acción se celebrase el día 30 de ese mismo mes, trasladando al día siguiente la Sagrada Imagen a su Santuario.

El 23 de noviembre las circunstancias cambiaron, una nueva epidemia invadía algunos pueblos de España y por tanto se suspendió dicho acto y por tanto el traslado, continuando nuestra Patrona en Villena.

Cabe destacar la presencia, en tan destacada celebración, del hijo de esta ciudad y eminente orador sagrado Rvdo. D. Juan Chaumel Jorge -a quien Villena dedicó una calle situada junto a la Puerta de Almansa-, quien se prestó a predicar gratis todos cuantos sermones fueran necesarios para solemnizar la Fiesta del Centenario. El Ayuntamiento, en señal de agradecimiento le obsequió con una escribanía de plata que costó ciento veinticinco pesetas.

Detalle de los gastos de dicha celebración:

Objetos diversos para iluminación de la Casa Consistorial… 24.- Ptas.
Bandera Española de grandes dimensiones, traída desde Barcelona y con destino al balcón del Palacio Municipal… 51.- Ptas.
Varios efectos para solemnizar el Centenario (telas, farolas y enseres para adornos en C. Consistorial… 164,25. -Ptas.
Para encalar la parte baja de la C. Consistorial… 10.- Ptas.
Cantidad entregada a los capitanes de comparsas José Martínez, Antonio Molina, José María Botella, Francisco Hernández y Pedro Román, para pagar a los Músicos… 625.-Ptas.
Templete de madera construido por Santiago Esteve y que fue colocado en la ermita de San Sebastián… 750.- Ptas.

NOTA:
La bibliografía procede de datos del Archivo Municipal de nuestra ciudad (Libros de Actas y Documentos) y el artículo fue publicado en la revista Villena de 1984 por Joaquín Sánchez Huesca.

 El Alicantino-diario católico, sábado 07-09-1889

Carta de Villena, Las Virtudes 5 de septiembre de 1889 enviada al Sr. Director de El Alicantino.
Dice así:

“Viva la Virgen de las Virtudes, Viva la religión católica, viva León XIII, viva el Papa Rey. Qué espectáculo se ofrece a mi vista, señor director, que entusiasmo más general. Inclinen sus cabezas avergonzadas y besen el polvo los hijos del error, al ver un pueblo tan importante como Villena, cada año más entusiasmado con su Excelsa Patrona. Confúndase el infierno y los satanistas, ante el público testimonio que 16.000 almas dan de su fe y de su amor inextinguible a la Reina de los cielos y tierra. A la digna Madre del Rey inmortal de los siglos. Y…viva el rey que nunca muere y si muere, resucita.
¿Qué importa que unos cuantos infelices, más dignos de compasión que de otra cosa, se burlen de tan augustos misterios? ¿Qué importa que se esfuercen cada día en avasallar el imperio de toda la tierra, cuyas glorias se desvanecen como el humo? La verdadera España se levanta como un solo hombre en todas partes, en ocasiones como la presento; y ese grito espontáneo, que nace del fondo de su corazón, sabrá barrer en su día a la raza espúrea y anti-española que ridiculiza sus creencias.
Hace más de 400 años que Villena festeja a María Santísima festeja a María Santísima de las Virtudes como a su más preciosa joya, recurriendo a ella en todas las tribulaciones y necesidades de la vida. El mismo D. Joaquín María López que no pecaba según cuentan de fanático en religión, no entraba en su casa cuando venía de Madrid, sin ir antes a visitar a la Virgen. Tal era la veneración y respeto que le tenía, a pesar de sus ideas avanzadas.
Y, si los obsequios que Villena tributa a su tutelar, aumentan cada día, a pesar de las corrientes descreídas del siglo; y no obstante, el empeño de algunos hijos ingratos, por borrar tan saludable entusiasmo.
Hoy ha sido la traslación de la imagen desde el santuario a la parroquia de Santiago, para celebrar la fiesta anual, de la cual ya le daré cuenta oportunamente".

El artículo figura se firma, no obstante cuando leamos el artículo que figura a continuación, sabremos quién lo escribió.
                                                                           
El Alicantino, diario católico – Miércoles 11-09-1889

Otra carta, fechada el Las Virtudes el 9 de septiembre y dice así:

“Cesó el estruendo de los arcabuces simulando  una verdadera campaña con algunas quemaduras de pólvora y alguna que otra reyerta por la mala costumbre de ensuciarse de barro y polvo, entusiasmándose los combatientes  más de lo que exige la cultura de un pueblo civilizado. Juegos de manos, juegos de villanos. Por la devoción que se tiene a la Santísima Virgen debían corregirse ciertos abusos y licencias. La procesión luciría mucho más, sin verse cortada de vez en cuando, no bastando acaso los titánicos esfuerzos de los encargados de ordenarla. ¿Se olvida acaso el respeto y veneración que nos merecen los santos a quienes se quiere obsequiar con estos actos religiosos?
Esta mañana se devuelve otra vez la Virgen a su santuario, concluyendo hasta otro año, con la despedida, los vítores y aclamaciones que como conclusión de las fiestas, se redoblan hasta lo inverosímil; demostrando Villena con esa tradicional costumbre, que hubo un día aciago de peste y calamidades públicas, que Nuestra Señora de las Virtudes la libró de tanta tribulación.
Las fiestas han sido brillantes, sin lamentar desgracia alguna. Los oradores de los tres días elocuentísimos, comparando admirablemente el estado del mundo antes de la ley de gracia y después, por haber nacido de una Virgen sin mancilla el Redentor; cambiando el vicio en virtud, la esclavitud en libertad, y las falsas deidades en la oración, única digna y verdadera del Dios de verdad y luz.
María dignificó a la mujer; y aquellas matronas que tenían por honroso todo lo cínico y profano, cambiadas súbitamente por la gracia, entregan con firmeza su cuello al verdugo, en testimonio de su fe,  para volar el cielo con la palma del martirio…Es original sino malicioso, el empeño de algunos villenenses, en querer ser devotos a viva fuerza de la Virgen de las Virtudes, sin abjurar los errores condenados por la Iglesia. ¿Cómo pueden servir a Dios y al diablo? La luz y las tinieblas se repelen. El masón, el liberalista, el esclavo de las sectas condenadas por el Papa, único jefe de la cristiandad, podrán estar bautizados, pero serán católicos renegados, hasta que se retracten públicamente. Yo no comprendo el catolicismo acomodaticio de ciertas gentes que se creen capaces de juzgarlo todo, hasta se atreven a criticar las cosas hechas con buena fe…
No sé si lo dije en mi anterior, que se construyó un nuevo trono a la Virgen que, sin ser una obra de arte, por no permitirlo los fondos disponibles, es del mejor gusto y responde cumplidamente al objeto que se propuso al Sr. Cura Arcipreste de Santiago. Tal vez algunas personas presuntuosas no lo entienden así, pero yo que sin que esto sea jactancia, entiendo algo de estas cosas, lo aprecio de esta manera y creo que será de la misma opinión toda persona imparcial.
Creo que en el programa de las fiestas no figura  reverendo cura de Santa María, sin duda por un exceso de modestia; pero es justo consignar que tomó parte muy activa en todo, secundando dignamente al señor Arcipreste y demás eclesiásticos.
Una nueva filada de moros a caballo, creo se aumentó este año  a las que había, siendo de lamentar haya casi desaparecido la de los tercios de Flandes, que tanto lucía.
Las funciones de iglesia suntuosísimas y en todas se ve aumentar a asistencia de fieles, a pesar de las contrariedades con que tienen que luchar cada día, los pastores de la religión católica. Loado sea Dios en todo  y él tenga misericordia de todos para que pronto se restablezca el reinado social de Jesucristo”.
El Lego, Fray Canelles

El Graduador, periódico político y de noticias – Alicante 31-08-1889

Fiestas en Villena

Noticia escueta que con el título de “Fiestas en Villena” indica que los festejos tendrán lugar del 5 al 9 de septiembre  y habrá comparsas de moros y cristianos, misa de campaña, retreta, gran serenata, simulacro de batalla, reparto de limosnas, alborada, castillo de fuegos artificiales, procesión y mucha música.

1893 Programa de Fiestas

El Ayuntamiento de ésta Ciudad y la Junta Administrativa de la Virgen, han acordado solemnizar las tradicionales fiestas, de moros y cristianos, que anualmente se celebran en esta población en honor á su PATRONA NUESTRA SEÑORA DE LAS VIRTUDES.
Tanto el Ayuntamiento como la Junta de la Virgen, excitan el celo y animación de los villenenses, rogándoles se esmeren en el aseo y limpieza de sus calles respectivas, en el arregla y ornamentación de las fachadas de sus casas, que procurarán cubrir con las mejores colgaduras y más bonitas iluminaciones. Las comparsas de todas clases por su porte, guardarán gran orden y puntualidad en los diferentes actos de la función, (fuera de los cuales se prohíbe disparar ningún tiro) y procurarán porque todos ellos vayan revestidos de gran pompa, á fin de dar á las fiestas el mayor realce y solemnidad que en estos casos se requiere. Las escuadras de gastadores y sus músicas, harán por cumplir su cometido con toda lucidez, muy especialmente en los pasa-calles de diana y retretas, habiendo de partir para dichos actos de la puerta principal de la Parroquia de Santiago, y dar la vuelta á la plaza del mismo nombre al principiar y concluir los indicados pasa-calles, en señal de reverencia á la Patrona. Finalmente, el público dejará ancha calle desde la posada del Sol hasta el Castillo colocado en la puerta de Almansa, durante los actos de las embajadas.
Cumpliendo estas disposiciones, la celebración de los festejos será solemnísima, agradable y llena de regocijo, quedando arregladas todas las funciones al siguiente.

 DÍA 5

Un repique general de campanas dado á la una de la tarde, anunciará la salida de las comisiones del clero de ambas parroquias y autoridades locales en dirección al Santuario de nuestra Patrona. Á las cinco de la tarde, la primera comparsa y con intervalos de 8 minutos las demás, desde la Losilla harán su entrada en la población todas ellas acompañadas de sus correspondientes bandas militares, recorriendo en una hora y treinta minutos las calles Nueva, Corredera, Almansa y San Sebastián, habiendo de quedar situadas á las afueras de dicha última calle. Á la llegada de la Virgen á la Ermita de San Sebastián, las comparsas harán salva general de arcabucería mientras se juegan las banderas y tocan marcha real todas las músicas, emprendiendo por su orden, acto seguido, la marcha por las calles de costumbre en dirección á la Parroquia, mientras la Orquesta de esta Ciudad canta un himno de bienvenida á la Patrona y se dispara entretanto un vistoso CASTILLO DE FUEGOS ARTIFICIALES Y DE BENGALA.
Llegadas las comparsas á la plaza de Santiago, esperarán en ella á la presentación de la Imagen de la Virgen en la puerta principal de la Parroquia, en cuyo acto se harán las descargas, juegos de banderas y marcha real de ordenanza; desfilando después todas ellas en dirección de las casas de sus respectivos alféreces y capitanes, mientras la Capilla canta una solemne salve en el acto de la elevación de María Santísima al trono.

DÍA 6

A las seis de la mañana, con repique general y pasa-calle de las escuadras de gastadores, tocarán diana las bandas militares por toda la población. Á las siete, se celebrará la Misa de campaña en San Sebastián, a la que concurrirán todas las comparsas, partiendo para ello de la plaza de Santiago, en la forma que queda dicho. A las nueve se cantará MISA SOLEMNE A TODA ORQUESTA en la Iglesia Arcedianal del Apóstol Santiago, la que oficiará el M. I. Sr. Dr. D. Juan Chaumel Jorge, Dignidad de Chantre de la Iglesia primada de Toledo, estando á cargo de hacer el Panegírico de Nuestra Señora, el Dr. D. Regino Lorenzo Mata, cura párroco de Santa María de Villena. Al toque de Sanctus, concurrirán las comparsas á la plaza de Santiago para hacer las salvas de ordenanza al alzar á Dios.
De dos a tres de la tarde habrá varios entretenimientos en varias calles, en los que pueden tomar parte las personas que gusten. A las cuatro, ocuparán el castillo las comparsas de cristianos; los caballeros romanos, solicitarán y harán alianza con aquellos; acto seguido, los estudiantes dirán una jocosa embajada; después del simulacro de combate BAILE POR LAS COMPARSAS en las diferentes calles de la población. A las seis, salve en la Parroquia. A las nueve, se tocará retreta por las bandas militares, las cuales llenarán elegantes farolas con las correspondientes alegrías á cada una, después de dicho pasa-calle, habrá en la plaza de Santiago BRILLANTE SERENATA A LA PATRONA en la que tomarán parte la banda JUVENTUD MUSICAL de esta Ciudad, y todas las detrás que gusten.

DÍA 7

Después del pasa-calle de diana, las comparsas oirán Misa en las diferentes iglesias de la población, y a las siete, situadas las de los moros por la falda de la sierra de Santa Lucía, en actitud de guerrilla contra las de cristianos, que colocadas en la carretera, irán avanzando y retirando para simular las diferentes peripecias de esta clase de combates, hasta llegar al castillo. A las nueve, saldrá el Ayuntamiento de las Casas Consistoriales, acompañándole la banda de esta Ciudad, para asistir a la SOLEMNE FUNCIÓN RELIGIOSA que se celebrará en la propia Iglesia de Santiago, en la que oficiará el Dr. Regino Lorenzo Mata, cura párroco de Santa María, cantándose por la Capilla una gran Misa, estando el sermón de este día a cargo del Dr. José Tomás Pérez, cura párroco del Esparragal. A hora conveniente, las comparsas de cristianos estarán formadas en la plaza de Santiago y jugarán sus banderas al alzar á Dios.
Terminada la Misa mayor se repartirán a los pobres de la población, en la puerta, le la Casa Consistorial, quinientas raciones de pan y arroz; cuyos socorros sufraga el M.I. Ayuntamiento, amenizando el acto la banda de esta Ciudad.
De dos a cuatro de la tarde, habrá diferentes juegos como en el día anterior. A la cinco, ocuparán los cristianos el castillo, donde recibirán la embajada de los moros, después de la cual será atacado y tomado por estos, colocando en él la efigie de Mahoma. A las seis, se cantará salve en la Parroquia. A las nueve de la noche, retreta por todas las músicas y concluida se disparará un magnífico CASTILLO DE FUEGOS ARTIFICIALES
Quemado éste, las bandas darán diferentes serenatas a las autoridades, capitanes y alféreces de las comparsas.

DÍA 8

Después de la diana y oída Misa por las comparsas de moros, los cristianos ocuparán posesiones estratégicas en los alrededores del Calvario donde serán atacados por los moros, y harán la guerrilla según costumbre en este día. Á las nueve, habrá Misa mayor en la parroquia, la que oficiará el Dr. D. Francisco Navarro Ávila, cura párroco de Santiago, cantándose Misa solemne á toda orquesta; al Gradual se cantará un motete y al Ofertorio otro; siendo orador en este día el M.I. Dr. D. Juan Chaumel, Dignidad de Chantre de la Iglesia Primaria de Toledo. Las Salvas, juegos de banderas y marcha real que se hagan este día al alzar a Dios, estarán a cargo de las comparsas de moros y sus correspondientes músicas. A la salida de la gran función religiosa, se distribuirán, por cuenta también del Ilustrísimo Ayuntamiento, otras QUINIENTAS RACIONES DE COMESTIBLES en la misma forma y sitio, y con igual solemnidad que en el día anterior.
Á las tres y media de la tarde, situados los moros en el castillo, recibirán la embajada de los cristianos, después de la que asaltarán el fuerte y posesionados de él, arrojarán la efigie de Mahoma.
Acto seguido, emprenderán marcha por su orden las diferente comparsas en dirección á plaza de Santiago sin disparar hasta que lleguen a la puerta de la Casa de Ayuntamiento, en cuyo sitio empezará á las cinco en punto el capitán de los moros viejos, siguiéndole inmediatamente la demás soldadesca.
A las seis en punto, se efectuará la SOLEMNE PROCESIÓN llamada "Paseo de la Virgen" que recorrerá las calles Mayor, San Antón, Empedrada, Santiago, Almansa, Corredera, Trinidad; Juan Ros, Entre-fuentes, Rollo, Nueva, Puerta de Biar, San José, Palomar, Santa María, Constitución y Mayor, haciendo diversas paradas en los sitios de costumbre, en los que se cantarán preciosos villancicos por la orquesta de esta Ciudad; obsequiando á la Patrona á su paso por la plaza de Juan Ros, con un bonito castillo de fuegos artificiales costeado por el vecino de esta población D. Rafael Román. Las comparsas todas esperarán formadas en la plaza de Santiago al regrese de la Virgen a la Parroquia, absteniéndose de disparar durante el paso de la Santa Imagen por dicha plaza, en cuyo acto se harán lucir VISTOSAS LUCES DE BENGALA.
Un repique general de campanas en todas las parroquias, iglesias y ermitas de la población y sus afueras, una salve general de arcabucería el toque de la marcha real por todas las bandas militares y el alegre sonido de la campana de la Virgen, darán á conocer á la Ciudad entera, que la Santísima Patrona de los villenenses, ha entrado en la insigne Iglesia Arcedianal. Por otra parte, los armoniosos acordes de la banda JUVENTUD MUSICAL, confundidos con los muy majestuosos del órgano de la Parroquia, con el volteo de campanas del interior del Templo y los entusiastas vítores del pueblo congregado en él, formarán un todo sublime, mientras se le hace el paseo claustral a la Santa Imagen, después del que se la elevará al Trono, cantándole por la Capilla una solemne salve final.
DÍA 9
A las seis de la mañana, romperán marcha las comparsas en la plaza de Santiago para acompañar á la Imagen hasta las afueras de la calle Zarralamala, en cuyo sitio, y vuelta la Virgen hacia el pueblo, habrá NUEVO JUEGO DE BANDERAS, toque de marcha real y salvas generales en señal de despedida á la Santísima Patrona. Llegada la Imagen al Santuario, se celebrará la Misa de costumbre, y al terminar ésta se efectuará la conversión del moro al cristiano cuya conversión ha sido escrita expresamente en este año por el poeta D. Joaquín Vera Navarro, y será recitada por José Martínez, Pascual Medina y Gaspar Archent.
A las seis de la tarde, se reunirán las comparsas en las afueras de la calle de Zarralamala, en donde darán posesión de sus cargos á los nuevos capitanes y abanderados, y según costumbre, harán su entrada en la Ciudad.

Villena 15 de Agosto de 1893
El Alcalde: Francisco Yáñez y el Secretario: Cristóbal Pérez





No hay comentarios: