Páginas

Algunas cuestiones sobre la historia de Villena


 Del catálogo de Monumentos de la Comunidad Valenciana 1983

Castillo de Salvatierra: Edificado entre los siglos X y XI, estuvo en plena vigencia hasta el s XIV.

Castillo de la Atalaya: De origen árabe, la torre fue reforzada en 1308 y recrecida en 1450.

La ciudad fue cercada una vez ganaron los cristianos a mediados del s XIV. Las murallas se fueron reparando a los largo del XVI.
La ciudad cristiana se va conformando alrededor de Santiago y la población árabe se quedará en el arrabal.

Siglo XVI

Se amplían y transforman las dos iglesias. El Cabildo compra la “casa del Tesoro” para instalar en ayuntamiento.
La calle Mayor conecta el poder municipal, religioso y mercantil, ya que la plaza del mercado queda en el centro (a mitad de trayecto).

Siglo XVIII

La ciudad experimenta una nueva expansión. El crecimiento se apoya en los caminos de Sax, Yecla, Caudete o el de la Meseta.
Ahora las calles tienen un trazado más recto y las plazas son mayores.
En el grabado del “Atlante Español” de 1778 ya no aparece la muralla.

Siglo XIX

La expansión se orienta hacia el Oeste, si bien la construcción de los dos ferrocarriles desplaza la ciudad hacia el Norte (Noroeste), tomando como eje la carretera a la Meseta.
Destacar las plantas rectangulares de la plaza de Las Malvas y de la plaza del Mercado.
La plaza de Santa María es de origen musulmán y la remodelación de Santa María fue en el s XVI.

La Plaza Mayor

Durante el s XIV sirvió de lugar de reunión del Consejo Municipal.
Inicialmente fue un complejo abierto.
Durante el s XVI el ayuntamiento decide edificar EL ALMUDÍ destinado al acopio del trigo del pósito (1560).
El siglo XVIII resulta de suma transcendencia para el futuro de la plaza y su configuración.
En 1712 el ayuntamiento adquirió unas casas situadas en medio de dicha plaza. Años más tarde se cerró el ángulo sur.
En el s XIX se realizaron diversas obras de embellecimiento y ornato. De entonces data la fuente y alberca semicircular, realizadas en sillería, según el proyecto del arquitecto Francisco Morell y Gómez. 30 metros de largo por 25 de latitud. El arco de entrada se denomina “CARPANEL”.
A lo largo de su historia se le llamado de muchas maneras: Mayor, Pública, Vieja, del Mercado, de la Constitución, etc.
Por último destacar que la plaza está en el borde del casco urbano y a ella concurren los caminos que vienen de la huerta inmediata.


Revista Villena 1980

Artículo: “Breve historia de la Plaza Mayor, por J.M. Soler”
Siglo XIV

12-3-1386: Los oficiales y hombres buenos de Villena se reunieron en “la torre de la plaza de la fuente”.
La plaza era un espacio abierto en el que había una fuente de pretil circular con un solo caño, al pie de la muralla que bajaba por la plaza de Santa Bárbara.
  
Siglo XV

Allí había una torre que continuó siendo el punto de reunión durante el s XV.
Se llamó TORRE DEL CONCEJO Y TORRE DE LAS CIGÜEÑAS (1403, 1484, 1491).

Siglo XVI y XVII
EL ALMUDÍ Y LAS CASAS DEL TESORERO.

En 1560 el ayuntamiento acuerda edificar el Almudí. De marzo a agosto se realizó la obra. Almudí: Casa pública destinada a acopio de trigo del Pósito, lugar: Cafetero y Escuelas del Maestro Chanzá.
La fachada daba a la corredera: Portada de piedra blanca con el blasón de los Reyes Católicos con yugo, flechas y adornos florales. Desapareció en 1952 cuando se amplió el bar.
Con esta edificación se completa la parte Norte hasta la llamada “Torre del Reloj”, que taponaba la calle de este nombre y daba paso, por debajo de un arco, desde la calle Mayor a Santa María y había un acusado desnivel (recordemos las cuatro escaleras que conocimos y que estaban situadas junto a la esquina de las calles Mayor y Caravaca).
Entre el ayuntamiento y el almudí estaban las cárceles.
El 29-6-1570 se acuerda celebrar cabildos ordinarios los lunes y jueves y que se den 15 golpes para llamar a ayuntamiento a la campana del reloj público de esta ciudad.
En 1558 ya estaban construidas en la plaza de Santiago las llamadas “Casas del Tesorero”, que así se les llamó durante mucho tiempo al actual Palacio Municipal.
Como Santiago tenía problemas económicos, se acordó que el ayuntamiento les compraría dichas casas, que en principio fueron construidas por Pedro de Medina para mansión de los beneficiados magistrales del templo.
Las ventajas de dicha compra fueron: nuevo salón de sesiones, una cárcel fuerte, grandes y fuertes almacenes para el Pósito Municipal y aposentos para cuando vinieran el Gobernador y el Alcalde Mayor.
El 19-6-1576 se firmó la escritura pero, por falta de fondos se aplazó hasta 1591. La compra se realizó el 17-12-1625, costó 30.000 reales y contó con la consabida autorización real.
El 8-7-1627 se decidió trasladar allí el archivo y realizar los ayuntamientos y que cada regidor se llevara su silla. Se acordó quitar de la fachada el escudo de Pedro de Medina y sustituirlo por las Armas Reales y una placa conmemorativa, que sigue estando. El escudo real debió desaparecer en el incendio provocado por los ingleses durante la Guerra de Sucesión.
En 1631 se trasladaron las cárceles y se acordó utilizar el antiguyo almudí como escuela pública, después de taponada la ventana que daba a la fuente de la villa.
Una vez trasladado todo al nuevo ayuntamiento, la antigua plaza Mayor asumió el papel de centro comercial.

Siglo XVIII : La Plaza se ensancha y urbaniza

En 1712 se demolieron unas casas de Pedro Miño que estaban en el centro de la plaza, para celebrar allí la próxima feria.
Con fecha 6 de octubre se acordó colocar un arco grande que diera entrada a la plaza en el mismo lugar que hubo otro llamado “Puerta del Sol” y que se puede ver en el grabado de 1778. Dicho arco quedaría en el testero de entrada a la plaza.
La plaza se cerró en escuadra por el lado sur comprando a Alonso Miño la la mitad del portal de un mesón que allí poseía, frente a la fuente del Caño.

Siglo XIX: La Fuente de los Chorros

En 1850 el alcalde constitucional Juan Ramón García, encargó una nueva fuente al arquitecto Francisco Morell y Gómez. Se sacó a subasta dicha obra en 1852 y en diciembre estaba acabada.
Una de las más importantes reformas de la plaza fue durante la Primera República (1873-1874). Se reconstruyeron todos los puestos de la lonja, se levantaron los tenderetes y los puestos fijos del mercado. Se colocaron los grifos o mascarones de los caños; se abrió la hornacina para colocar en ella una estatua de la República. Los tenderetes se desmontaron en 1957 al hacer el nuevo mercado en el centro de la plaza del Rollo.
Una noche “El tío Araña” hizo añicos, con un hacha, a la niña Republicana colocada en la hornacina.
Por último recordar que en el nº 23 de la revista “Villena 1973” hay un excelente trabajo de Vicente Prats sobre La Torre del Orejón.


ACERCA DEL TEMPLO DE SANTA MARÍA – Artículo de Soler
La primitiva iglesia estuvo en el lugar que luego ocupó LA TERCIA y posteriormente se convirtió en el “Hospital de la Asunción de María”.
La reconquista de Villena fue obra de Jaime I, suegro de Alfonso X El Sabio, y un hecho es que las mezquitas que iba reconquistando pasaban a ser templos cristianos bajo la advocación de Santa María de la Asunción. Se le llamó también “Santa María del Arrabal”.
El 13-9-1340, bajo el pontificado de Clemente VI, los villeneros que asistieron al “Jubileo” fundaron la “Cofradía de la Asunción de Nuestra Señora” en el templo de su nombre.
El templo, como lo conocemos, empezó a edificarse a principios del s XVI. En “la Relación de 1575” se dice: “se va obrando y edificando”, que ya hay varias capillas y en la capilla mayor está enterrada Dª Catalina Ruiz de Alarcón fallecida en 1551.
La torre se terminó en 1717 y fue cuando se colocó la Virgen en la fachada.
En 1740 se colocó la reja del altar mayor. Con posterioridad se mandó construir un coro alto.


NOTICIAS DE VILLENA EN 1771

En la huerta se cultivaba: TRIGO, CENTENO, CEDBADA, PANIZO, AVENA, GUIJAS, AVAS NEGRAS Y JUDÍAS.
Bebidas: Anís y vino.
Lana, cáñamo y sedas
Las medidas eran fanegas, arrobas y libras.
Bondad del terreno y cultivo muy regular. Utilizan un estiércol muy particular, extrayendo de los montes EL SIRRE. Se echa en los corrales con agua y se corrompe al sol.

Manufacturas, fábricas y Artes

Hay solo dos fábricas: una de jabón y otra de aguardiente.
200 telares que tejen LINO Y CÁÑAMO: diferentes especies de lienzos llanos y de obra entera de cáñamo: Servilletas, Manteles, Cobertores y Rodapié de Riza. Colchas. Tejidos de blancura perfecta.
En Villena habían maestros relojeros que construyen relojes de sala y torre de mucha duración y curiosidad. Se vendía a muchos lugares.
Debemos estar convencidos que el español no es inferior a extranjero alguno en talento y en industria, sólo le falta una rueda poderosa que lo saque de su inacción, y es el premio y el honor…
Media docena de relojes puestos en las salas de la Corte bastarían para excitar la curiosidad de personas de buen gusto.

Comercio

Hay feria franca quince días seguidos, del 21-9 al 4-10 (privilegio que concedió Felipe V).
Mercado franco todos los jueves del año.
Felipe V, a MUY NOBLE Y LEAL CIUDAD le añadió lo de SIEMPRE ILUSTRE, MUY NOBLE, MUY LEAL Y FIDELÍSIMA CIUDAD.
Hay en Villena tres compañías de comercio:
-      Trato de Lanería.
-      Tejido de hilo por un francés y para unos malteses.
-      Tráfico de yerro, cobre y estaño (por un francés)

FUENTES

Del Chorro, del Maestro, Entre las Fuentes, que juntándose en una por un puente que hay en la Puerta del Sol, capaz de pasar tres galeras a la par. Se forman 5 hilos que sirven para el riego de la huerta.
La de “La Losilla” forma otro hilo separado, hay otra que se llama “El Estanque” que da otro hilo a la “Fuente del Oro”, donde limpian el otro y la plata.
Por último citar “La Fuente nueva” y en todas las casas hay pozo de agua viva, con aguas claras, delgadas y saludables.




ATLANTE ESPAÑOL 1778

Villena está situada en una espaciosa campiña.
Ciudad abierta, en lo antiguo tenía 3 puertas. Están caídas las murallas. Se conserva una, llamada de la Villa, sobre la que está colocada LA TORRE DEL RELOX.
4 plazas
14 calles principales
Diversas callejuelas
2.000 vecinos.
Se cita que Santiago estaba dentro de los muros. Esto da que pensar y que en el muro de la torre del Relox, debían haber puertas que de noche se cerraban.
Fuentes: LA DEL CHORRO, LA DE LA ESCUELA, LA DEL MAESTRO. Las tres pasaban por debajo de un puente que es el paso de camino carretero de Madrid, Valencia, Cataluña, Aragón, Alicante y Las Andalucías.
Menos fecundas son: LA LOSILLA Y LA DEL ORO.




MANUAL GEOGRÁFICO PROVINCIA DE ALICANTE  - 1878

Antigua ciudad de nobles y guerreros
Plaza fuerte en tiempos remotos
Cabeza de arciprestazgo con Almansa, Yecla y Sax.
1968 edificios
11.235 habitantes
CAMPO: 328 casas; 8.472 Ha de campo y 1.180 Ha. de huerta.
FUENTES: EL ESTANQUE; LA DEL ORO Y LA DEL CHOPO (en la Virgen).
CULTIVOS: Trigo, cebada, maíz, vino, aceite, ajos, patatas, habas, judías, almortas, cardón, frutas, cardos y otras hortalizas.
INDUSTRIA: Tejidos de hilo y lana; Molinos de harina y aceite; Fábricas de aguardiente; Minas de cobre, plomizo, argentinas y carbón de piedra.




DICCIONARIO DE PASCUAL MADOZ – 1849

-      2.200 CASAS

-      5 plazas: Santiago, Juan Ros, Constitución, Santa María y San Antonio.

-      1 hospital.

-      2 iglesias y 3 conventos; el uno que fue de los franciscanos menores descalzos (enajenado) y el otro de monjas calzadas  que subsisten todavía con una comunidad de 46 religiosas. Hay un tercero pero fuera, en Las Virtudes, de agustinos calzados, en estado ruinoso, distante 1 legua.

-      Ermitas: Santa Lucía, Santa Bárbara, San Bernabé, San José, San Bartolomé, San Antón y San Sebastián.

-      PRODUCCIONES: Trigo, cebada,  maíz, vino, aceite,  cáñamo, ajos, habas, patatas, almortas, frutas, legumbres y verduras. Mantiene ganado lanar y cabrío y hay caza de conejos, liebres y perdices.

-      INDUSTRIA Y COMERCIO: 2 Fábricas de aguardiente, 5 molinos harineros y  12 de aceite.
El comercio consiste en la importación de tejidos de sedea, algodón, hilo y lana, azúcar, cacao, especias y bacalao y en la exportación de los frutos sobrantes y conducción de lanas a Alcoy, Castilla y Extremadura. Hay feria anual y mercado los jueves.


ACERCA DE LA CASA DE LA CIUDAD, por Soler

Del libro: Prehistoria, Historia y Monumentos.

A mediados del s XIV no había sitio fijo para que la Corporación Municipal efectuara los ayuntamientos.
En 1351 se reunían en la casa o patio de la casa donde el escribano ejercía sus funciones. Esto para los concejos ordinarios, para los extraordinarios se convocaba por pregón, a campana repicada y era  costumbre utilizar la iglesia de Santiago.
Durante el último tercio del x XIV se efectuaban las reuniones en las torres (torre de la Fuente) y esa costumbre perdura durante todo el x XV. Se habla también: “junto a la torre de las cigüeñas”.
En el transcurso del s XVI para que cesa aquel nomadismo concejil. La corporación dispone de edificio propio y los documentos citan simplemente: la cámara del ayuntamiento o la sala del común del ayuntamiento.
No se sabe con certeza en que edificio estuvo aquella cámara. Quizás estuviera en la Casa de Entrefuentes, donde un bello briso de piedra mostraba esculpidas las armas de los Reyes Católicos.
El 19-6-1576 se reunieron en Santiago los Cabildos religioso y seglar para firmar la compraventa del nuevo ayuntamiento.

EL TEMPLO DE SANTIAGO  (del mismo libro)

Hay noticias de que a mediados del s XV ya existía. Sancho García de Medina se propuso ampliarlo. Sus obras debieron comenzar poco antes de 1492 para terminar en el primer decenio del s XVI.
El templo era más corto que en la actualidad. Sin sacristía y sin capilla de la comunión, con huerto anejo y casas adosadas a los muros, demolidas en 1741.
El primitivo retablo del altar mayor provenía de la catedral de Murcia, adquirido el 17-1-1513.

Ampliaciones durante el siglo XVI

Tras morir Don Sancho, prosiguió su sobrino Don Pedro de Medina quién edificó la sacristía y la verja del presbiterio (fechada en 1553) y la pila bautismal.
El canónigo Juan Rodríguez Navarro alargó la iglesia hasta los límites actuales para dotarla de coro y trascoro y enlosó de mármol las gradas del altar mayor, que hizo cerrar lateralmente con verja y triple balustrada de piedra, en la que colocó sus blasones. Todas estas reformas y ampliaciones ya estaban hechas en 1575.

Siglo XVII

Dos importantes reparaciones en la barandilla que circunda el chapitel de la torre, que no era de hierro, como en la actualidad, sino una balustrada de piedra con pirámides en las esquinas, similares a las que coronan los arbotantes de la techumbre.
17 días se emplearon en 1698 para reparar los desperfectos por la caída de la balustrada, por la fuerza del viento.
En 1656 se levantó sobre el coro una plataforma a media altura para asiento de un magnífico órgano construido por Miguel Clit. Fue destruido durante la guerra civil.

Siglo XVIII

En 1780 se inició el anejo de la sacristía y en 1788 los vidrios de las ventanas.
El proyecto de la capilla de la Comunión se debe al arquitecto Don José de Toraya. La excavación comenzó en 1786. En 1805 las obras se paralizaron y se reanudaron en 1879. El 19-11-1881 un repique de campanas anunció que estaba acabada.
La cúpula se vino abajo el 2-12-1887.
En 1948 se colocó en el altar mayor un retablo que realizó Navarro Santafé.


No hay comentarios: