Páginas

Fechas del agua en Villena, entre 1270 y 1919


Fechas de la historia de Villena relacionadas con el agua,
 por Joaquín Sánchez Huesca

1270

         Las aguas sobrantes de Villena se envían a: Sax, Elda, Novelda y Elche.
         Es en ese año la fecha del privilegio otorgado por el primer señor de Villena, el infante don Manuel a los pobladores de Elche, con la concesión de las aguas de la Fuente del Chopo.

1314

           El príncipe don Juan Manuel continuó el privilegio dado a Elche en 1270 de la concesión de las aguas de la Fuente del Chopo.

1386

            Surgieron las primeras complicaciones en los concejos de Sax y Villena por la entrega a Elda de las aguas sobrantes.

1392

            La intervención real confirmó los derechos concedidos a Elda en 1386.

1480

            Fernando el Católico concedió las aguas de la Fuente del Chopo a Elche. Esto no prosperó, puesto que 13 años después el concejo de Villena disponía de sí mismo para esta cuestión.

1491

            Ya existía el impuesto municipal de acequiaje, que se arrenda el día de San Miguel.

1535

           El 22 de marzo se firmó la concordia entre Villena, el Síndico de Elda y el conde de Elda sobre la venta y traslado de agua de la fuente del Chopo y otras fuentes, que nacen en el término de Villena, hasta la huerta eldense.

1536

          Elda construyó la acequia el Conde para aprovechar las aguas de la Fuente del Chopo y conducirlas al rio Vinalopó.

 1726

        Aparecen las ordenanzas sobre riego. La huerta utilizaba las fuentes públicas de Villena y se distribuía en 5 hilos: Del Rey (antes conocido como hilo de don Juan), Olmillo, Abad, Despeñador y Condomina.
            La Laguna, con la Fuente del Chopo.
            Existían 850 hectáreas de huerta.

1760

          Villena y Elche pretendieron desaguar la Laguna, pero se tropezó con la oposición de Sax, Elda y Novelda.

1785

        Por una Real Orden del mes de septiembre, se dispuso que Juan de Villanueva pasara a reconocer la Laguna y aguas de la ciudad de Villena, con el encargo de valorar el perjuicio que causan a dicha ciudad los caudales enviados a los pueblos y ciudades citados.

1803

         Año de desecación de la Laguna. Reinaba Carlos IV.  La parte más extensa de agua estaba delimitada por los cabezos de Muñoz, Salero y Fraile. Las obras se iniciaron bajo la supervisión de Juan de Villanueva y la dirección efectiva de Antonio de Abajo, los trabajos de desecación rescataron para el cultivo casi 1.500 hectáreas. La obra de más envergadura fue la excavación de la Acequia del Rey, de más de diez kilómetros de longitud,  para enlazarla con el rio Vinalopó.
            Se obtuvieron 1.704 ha. De terrenos cultivables. Las nuevas tierras fueron entregadas en uso a colonos, que debían pagar por ellas un diezmo.
Los campos surgidos de la desecación se regaban principalmente con las aguas del “hoyo de la Virgen”, y esto fue motivo de disputas entre Elche y Elda durante siglos.
Por la cesión de esta agua de riego, Villena percibía un elevado canon, que se aportaba a las arcas municipales.

1825

        Las posesiones de la Real Hacienda de Villena fueron objeto de donación por Fernando VII a Bernardo Elío Leizaur, marqués de la Lealtad, por R.O. de 11-7-1825.

1835

       El diputado y villenense Joaquín Mª López no estaba de acuerdo con las actuaciones del marqués de la Lealtad, puesto que había privado a los enfiteutas del carácter de tal y comenzó un plan de acción de carácter político, encaminado a quitar el dominio de dichas posesiones al referido marqués.

1837

       Habiendo un marco político más propicio, que condujo a la Constitución de 1837, un grupo de diputados encabezados por María López, formularon una proposición encaminada a conseguir que se declarase nulo el título de marqués de la Lealtad y que se considerasen como bienes del Estado los que fueron donados para sostener dicho título. Así se consiguió el 11 de mayo de 1837.
            Revocada la donación e incorporadas las tierras de la Laguna de Villena al patrimonio del Estado, cambió el régimen de tenencia, sustituyéndose el arrendamiento a metálico por el contrato enfitéutico. Esta forma jurídica de explotación perduró hasta 1912, fecha del rescate del dominio directo por los diezmeros de la Laguna.

1857

            La gran sequía impulsó la creación de norias.

1880

        Se convierte en comunidad de regantes las aguas de la Fuente del Chopo, pasando a denominarse de la Laguna. Había 1.200 hectáreas.
        De ese año a 1882 hubo una gran seguía, secándose la Fuente de la Losilla.

 1883
       
     Se realizó el primer grupo de pozos artesianos en el Zaricejo. Los realizó la sociedad Atienza y daban 32 litros/segundo, los primeros cuatro, los dos siguientes daban 8 y 9 litros /segundo.

1888

            Los bienes comprados en la Laguna de Villena por el marqués de Remisa y Segismundo Moret y Quintana, que incluían el dominio directo de las tierras cultivadas y el pleno de algunos saladares y prados, pasaron en 1888 al bodeguero y exportador de vinos manchego Luis Penalva Muñoz.

 1896

            Entre ese año y 1897 Rafael Herrero realizó 2 pozos en el Zaricejo, con 8 y 9 litros /segundo.

1901

            La sociedad Atienza realizó 4 pozos en el Zaricejo, con un caudal de 32 litros/segundo.
         El total de pozos realizados era de 15 y en total daban 259 litros /segundo.

El aprovechamiento de las aguas en ese año era el siguiente:

·         Huerta                 500  litros/segundo
·         Laguna                400    ídem
·         Pozos artesianos   259   ídem

1903

            Entre ese año y 1908 en Villena se construyeron 4 pozos artesianos y 2 galerías.
            En 1903 la Mina Rosario fue excavada por Rafael Herrero Marco.

1907

          El 25 de octubre se constituyó la Sociedad Canal de la Huerta de Alicante con el propósito de llevar el agua del Zaricejo a Muchamiel, San Juan y Santa Faz.

  
1908

         La citada sociedad compró por 500.000 pesetas el derecho a la propiedad de los 150 litros/segundo de los pozos del Zaricejo, que controlaba el Grupo Atienza.

1909

       El ayuntamiento de Villena ordenó que cesaran las prospecciones en el Zaricejo.
            Pidió al gobierno una comisión de técnicos y vino el ingeniero de minas Luis Mariano Vidal. El informó que realizó la comisión dirigida por el citado, concluyó remitiéndose a la ley de Aguas de 1879 y al Reglamento de Minas de 1905.

Los aprovechamientos de agua en ese año eran los siguientes:
·         Huerta                 318 litros/segundo
·         Laguna                   21     ídem
·         Pozos artesianos   347     ídem

Por lo que se desprende que, con relación al año 1901, la bajada en Huerta y Laguna fue brutal, frente al incremento de los pozos artesianos.
El diario local El Bordoño realizó una fuerte campaña de defensa del agua para Villena, que la resumimos en una frase:
Canal de vida para Alicante, canal de muerte para Villena.
En 1909 se secó la Fuente El Bordoño.
Entre 1909 y 1913 se construyeron 28 nuevos pozos con un caudal de 356 litros /segundo.

1910
            El 19 de febrero se secó por completo la Fuente del Chopo.

1911
            La demarcación de la Laguna, que regaba 1.200 ha, perdió 800 entre secano y baldíos.

1912
            Fue rescatado el dominio por los colonos de la Laguna, año en que los hermanos Luis y Casimiro Penalva y Estala, hijos de Luis Penalva Muñoz, otorgaron escrituras de redención a 499 enfiteutas. Acabaron así por acceder al pleno dominio de la tierra los descendientes de los colonos que habían empezado a cultivar las tierras de la Laguna a comienzos del siglo pasado.

1919
            La Huerta y Partidas se convirtió en Comunidad de Regantes y en dicho año realizó la “Cisura”, una galería, perforando la sierra de San Cristóbal 800 metros de longitud.
    En 1934 el caudal era de 500 litros/segundo.


LA ACEQUIA DEL REY EN EL AÑO 2011










Los textos y el reportaje fotográfico están realizados por Joaquín Sánchez Huesca

No hay comentarios: