Páginas

Centenario de la Coronación de la Virgen de las Virtudes 1923-2023 - Capítulo V


Continuamos con el boletín La Corona, publicado de septiembre de 1921 a agosto de 1923 con motivo de la Coronación de la Virgen de las Virtudes.

 Fue el órgano de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Virtudes. Se publicó entre septiembre de 1921 y agosto de 1923. Fueron 23 los números publicados, apareciendo siempre el día 1 de cada mes. Hubo un número extraordinario en el mes de septiembre de 1922, concretamente el nº 13 y dos meses se refundieron en un boletín, fue en mayo y junio de 1923, el nº 21.



 Si bien, 1923 fue el año de la coronación, la idea se gestó cuatro años antes. Su promotor y director fue el canónigo villenense don Gaspar Archent Avellán.

Don Gaspar nació en Villena en 1877. Inició sus estudios en el seminario de Murcia, pasando pronto al Colegio Español de Roma, en donde terminó su carrera.

Estuvo de párroco en Santa María de Cartagena, fue canónigo lectoral de Orihuela y más tarde de Valencia. Se distinguió notablemente por su elocuente oratoria sagrada.

Destacó en varias facetas literarias, entre ellas el periodismo local. Le cautivó una idea grandiosa: La Coronación Canónica de Ntra. Sra. de las Virtudes y puso todo su afán y entrega para hacer viable el intento.

De septiembre de 1921 a agosto de 1923 dirigió la publicación de un boletín mensual que tituló La Corona. Son 23 boletines y 230 páginas de contenidos, cuya finalidad era la de ir informando de todos los preparativos, donativos, etc., complementado con artículos referidos a la historia de Villena, centrados en sus aspectos religiosos y algunos de ellos fueron escritos por su tío, el sacerdote don Salvador Avellán García.

Algunos números de La Corona fueron redactados en su totalidad por su pluma y para no cansar, utilizando distintos seudónimos: El Doctoral de Orihuela, El vigía del castillo, X., Z., Zar y Zejo. Es justo reconocer que el entusiasmo que puso a su encomiable tarea, prendió en todos los sectores de la población  e hizo posible la fecha histórica del 6 de septiembre de 1923: La Coronación de la Virgen.

Hemos realizado una selección de sus artículos. En unos casos, resúmenes y en otros, hemos transcrito íntegramente el contenido.

Lo que hemos pretendido en este ensayo expositivo es situarnos en el contexto histórico de aquellos años, para conocer mejor las peculiaridades de la época y principalmente del año central que nos ocupa: 1923.


 Boletín nº 1,  1 de septiembre de 1921.

 

En el editorial, titulado “Al pueblo de Villena” en su primer párrafo se indica que hacía cuatro años que había lanzado la idea de la coronación canónica de la Virgen de las Virtudes, pero que por circunstancias especiales no pudo cristalizar esta idea, sin embargo ahora creían sinceramente que había llegado el momento  de iniciar y la edición de este boletín era la primera piedra para ir informando a la población.

El entonces alcalde transitorio de Villena, don Pascasio López Santonja[1], redactó un artículo en el que recordó la propuesta que el reverendo don Gaspar Archent había hecho cuatro años atrás y manifestaba su deseo y apoyo de que empezara a hacerse realidad el camino hacia la coronación de la Virgen.

Los párrocos de Santiago y Santa María escribieron también sendos artículos expresando su apoyo y una frase del párroco de Santa María don Francisco Griñán: “Todo se puede sufrir por una cara morena”.

Don Gaspar Archent, con su seudónimo El Doctoral de Orihuela, inspirado por los recuerdos de haber presenciado en Orihuela la Coronación de la Virgen de Monserrate escribió un extenso artículo que tituló “¿Sueño o realidad?, y en él relataba cómo en su sueño una oleada de entusiasmo corría por Villena, agitando a todas las clases sociales que se afanaban por contribuir con la mayor esplendidez posible a los futuros actos de la coronación.

Dibujo de José Menor: villeneros con el traje típico.


Boletín nº 2,  1 de octubre de 1921.

 

 Aparece un artículo del farmacéutico de la calle Mayor, don Tomás Giner Galbis, que lleva por título “Amor de buenos hijos”.

Se informó también de la nueva letra del Himno de Bienvenida a La Morenica, compuesta por don Gaspar Archent y que había sido cantada por vez primera, el día 5 de septiembre de 1921, a la llegada de la Virgen a San Sebastián.

 CORO

   A este pueblo que os aclama

Como reina celestial

Bienvenida seáis, señora,

Madre de Dios inmortal.

 ESTROFA 1ª

    Sois del mismo Dios aliento

Virgen de Virtudes llena

Sois Patrona de Villena

Sois de gracias un portento:

De los cielos ornamento

De la tierra el ideal,

Bienvenida seáis, Señora

Madre de Dios inmortal.

 ESTROFA 2ª

    Sois la flor encantadora

De los eternos jardines,

Pura cual los serafines

Y hermosa como la aurora:

A este pueblo que os adora

Libradlo de todo mal.

Bienvenida seáis, Señora

Madre de Dios inmortal.

 

    Se informa del nombramiento de unas “Comisiones de obreras” encargadas de recoger única y exclusivamente los donativos de sus oficios respectivos. Las comisiones formadas eran las de zapateras, cadeneras, modistas, sastresas, encordadoras, criadas de servicio y alpargateras.

    En la contraportada de éste boletín figura la relación de donativos, que ya se situaba en 5.175,25 pesetas y se una relación de las alhajas recogidas para la Corona.



[1] Pascasio López Santonja fue alcalde de Villena del 16-07-1921 al 01-04-1922, por el Partico Conservador. Memoria del Poder Municipal de Villena, p. 459.


No hay comentarios: