Páginas

Villena, años 70 del pasado siglo XX


Villena en el siglo XIX


 

Villena y el ferrocarril


 

Villena, siglo XX


 

"SOLI" UNA VIDA ENTERA DEDICADA A LA FOTOGRAFÍA


JOSÉ IBÁÑEZ "SOLI" FOTÓGRAFO Villena 1931 ... una vida entera dedicada a la fotografía, porque... ¡a cada cual le arrastra su pasión! José Ibánez "Soli" 55 años de carrera. Video cedido por... Mari Ibáñez

Estampas villeneras, a principios del Siglo XX


Ilustraciones del Libro ESTAMPAS VILLENERAS, con textos de Jose Guillen, editado por APADIS.

Realizado por  Veliusycia

Estampas villeneras, a principios del Siglo XX

JULIO GUILLÉN CEDE A LA CIUDAD DE VILLENA UN ÓLEO DE HERMÓGENES ESQUEMBRE, 20-9-2022

 El Chingo, personaje popular en la Villena de principios del siglo XX quien se dedicaba a la venta de poleo, fue inmortalizado por la maestría del pintor Hermógenes Esquembre López  (Villena, 1887 – Elche, 1935), quien realizó estudios en  la Academia de San Carlos de Valencia y  en la Academia de Bellas Artes de Madrid, donde completaría sus estudios de pintura junto a Cecilio Pla. En 1910 regresa definitivamente  a Villena,  colabora como reportero y dibujante en el semanario Villena Joven y abre una academia de dibujo. Fue además de pintor, fotógrafo y dibujante.


El pasado martes el cuadro El Chingo, vendo poleo, tan emblemático y con sabor popular realizado  en 1909,   regresó a Villena de la mano generosa de Julio Guillén Domene quien  lo cedió inmediatamente a nuestro alcalde, Fulgencio Cerdán, quien como máximo representante municipal lo depósito provisionalmente en su despacho en un lugar privilegiado agradeciendo el gesto altruista que recupera para nuestra ciudad una parte de nuestra memoria pictórica, y el recuerdo de uno de nuestros artistas más emblemáticos en los albores del siglo XX.

El Alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, recibe de Julio Guillén el citado cuadro.

La historia de El Chingo y de distintos personajes populares y notables,  o de  tradiciones y costumbres de nuestra ciudad entre 1910 y 1930 fue reflejada en lenguaje coloquial villenense de manera prodigiosa por José Guillén Hernández (Villena, 1905-1994) y recogida en un libro irrepetible, Estampas villeneras con textos del citado autor, editado por Apadis en 2008 con la  exquisita coordinación y edición  de Mateo Marco y Vicente Prats Esquembre. Acompañaban a los textos de Guillén, reproducciones de cuadros de pintores villenenses o vinculados a nuestra ciudad con la temática relacionada con el libro, entre los que figuran el propio Hermógenes Esquembre, Calixto Díaz, Ladislao Jareño, Luis García, Pepe Cortés, Navarro Santafé, Romualdo Moreno, Francisco Ugeda, Abel Puche, Vicente Rodes Amorós, Celia Sánchez, Joaquín Blas, Javier Serrano, Juan García Salguero, Tomás Navarro, Miguel Maestre, Rafael Herrero, Isidro Gosálbez, Sarri, Escoin, Vicente Esparza, Chispes, Manuel López,  Gastomo, Francisco García Beneyto, José Luis Bellod,  Domingo Gimeno, Miguel Flor, Rafael Cantó “Miche”,  Lorena Amorós y Pedro Marco.

Portada del libro Estampas Villeneras, que editó APADIS.

Obra que figura en el libro Estampas Villeneras.



Carnet de redactor de la publicación local Villena Joven

Y er "Chingo", pelongo, como le decían argunos, con er capazo er poleo pregonado sin parar y andando con prevención, que tenía los pies hinchaos y al pisal l´aporreaban los cantos del empedrao.  (Texto de José Guillén Hernández sobre El Chingo en Estampas Villeneras).

Hermógenes Esquembre


No es la primera ocasión que Julio Guillén recupera obras para Villena, cabe destacar en 2012 el reloj de sala El Orejón;  en 2018, el cuadro Esperando al capitán  de Hermógenes Esquembre, que reproduce la imagen de un moro viejo o en 2019 la obra Lamentación de José García Hidalgo, fechada en 1714.

                                                                                                            Pedro Villar Sánchez

Retrato de Hermógenes.

El Chingo


Otras obras de Hermógenes Esquembre López:




Artículo y documentación realizado y facilitado por Pedro Villar Sánchez, con algunas aportaciones del Centro de documentación local Veliusycía.

LA MORENICA EN VILLENA, del 13 al 20 de mayo de 1973

Con motivo de las Bodas de Oro de su Coronación Canónica, del 13 al 20 de mayo se llevaron a cabo en Villena unas jornadas marianas y con tal motivo fue traída a la ciudad la sagrada imagen de la Virgen de las Virtudes.

Resumen de la visita

El recibimiento en Villena tuvo lugar en el paso a nivel a las 7,30 de la tarde. Fue llevada a Santiago por las siguientes calles: Gil Osorio, Menéndez Pelayo, Blasco, plaza de Águeda Hernández, Maestro Guillén, Puerta de Almansa, Ramón y Cajal y plaza de Santiago.

A lo largo de toda la semana, a las 6,30 de la mañana comenzaba el traslado a las distintas parroquias  de Villena.

La vuelta al santuario se produjo el domingo 20, con el siguiente itinerario: Capitán López Tarruella, Trinidad, Dª Isabel, Paseo de Chapí, Cristóbal Amorós, Cervantes, Sancho Medina y despedida oficial en el paso a nivel.

En la comitiva de despedida participaron los alféreces de las comparsas y Regidora y Madrinas, ataviadas con el traje de verano.

El reportaje fotográfico, que figura a continuación, fue realizado por Paco Domene Milán; quién gentilmente nos ha cedido estas fotografías para realizar este artículo.

Tras las fotos de la visita al Asilo de ancianos, publicamos el relato de como transcurrió dicha semana, de ahí que lo hemos titulado: CRÓNICA DE TODA LA SEMANA. 
Villena, 9 de diciembre de 2018
Joaquín Sánchez Huesca




Es importante resaltar la coincidencia de la Virgen de las Virtudes con la Virgen de Fátima en la iglesia de Santiago el sábado día 19 y muy bonita el cruce de ambas imágenes en las "cuatro esquinas". Las Virgen de las Virtudes iba a visitar la iglesia de la Congregación (Hermanas Trinitarias) y el Asilo de Ancianos Desamparados.










CRÓNICA DE TODA LA SEMANA

Durante la semana del 13 al 20 de mayo, vivió nuestra ciudad unas jornadas de intensa devoción mariana con la estancia de Ntra. Sra. de las Virtudes en todas y cada una de las parroquias de la población.

La presencia extraordinaria de la Patrona, motivada por el cincuentenario de su coronación canónica, coincidió felizmente, el sábado 19 de mayo, con el Paso de la Virgen de Fátima por las calles villenenses y su albergue durante unas horas en el templo arciprestal de Santiago.

El boletín nº 4  referido a los meses de mayo, junio y julio  nos ofrece la Crónica de las Jornadas Marianas, que vamos a recordar a continuación, juntamente con el orden y los itinerarios que recorrió la Sagrada Imagen:

El domingo 13 de mayo, terminada la Misa de 11, se trasladó la Venerada Imagen desde su camarín a las andas de viaje, y llevada procesionalmente por las mujeres hasta el final de la nave, quedó llena de flores preparada para la marcha de la tarde. Se inició a las 4,30 en punto, sorprendidos todos con la cantidad de romeros que fueron a traerla. El camino viejo se llenó enseguida con la larga cinta que iniciaban los adelantados, camino del crucero, del arenal, de la mesa sobre el puente de la Acequia del Rey, cantando el Santo Rosario y las plegarias marianas hasta San Bartolomé, con su alegre volteo de campanas y la parada para reponer energías con la ligera merienda. Veinte minutos después se reemprende la marcha. Parada sobre flores en La Casita y a las 7,30 en punto la Virgen estaba ante su pueblo y era recibida con la emoción de la plegaria encendida, en la tarde espléndida del florido mayo, congregados en el paso a nivel, en multitud hermanada a recibir a la Madre en jornadas de rezos y plegarias, para durante una semana estar con Ella, vivir con Ella, sin otro programa ni otro motivo, nada más que Ella.

En apretada multitud, a hombros de todo el pueblo, tras cruzar el paso a nivel y ser recibida en la plaza de la Virgen, continuó por las calles Gil Osorio, Menéndez Pelayo, Emilio Hernández (Blasco), Maestro Guillén, Plaza Águeda Hernández, Puerta de Almansa y  Ramón y Cajal, se llegó al templo de  Santiago, que fue impotente para recibir toda la multitud. El Padre Rodríguez, Misionero, pronunció el Pregón de las Jornadas Marianas, y extrañado porque cuando terminó el público permanecía en la iglesia, dijo: “como veo que nadie tiene prisa en marcharse, voy a comenzar otro Rosario”. La iglesia estuvo abierta hasta pasada la medianoche.

A las 6,30 de la mañana siguiente, lunes, fue la primera sorpresa de los traslados. Una asombrosa multitud enriquecía el traslado mañanero de la Sagrada Imagen a la Parroquia de San Francisco. El recorrido fue el siguiente: calles Teniente Hernández Menor, Calvo Sotelo, Juan Carreras López (Baja) y carretera de Biar. El Poblado de Absorción la recibió con una gran pancarta y los balcones de las casas estaban adornados de colchas nupciales, de guirnaldas y  banderas puestas durante la noche por la enfervorizada vecindad que quería ofrecer su flamante barrio, como testimonio de la satisfacción de ser visitado por vez primera por La Morenica. Sus hombres jóvenes la portaban desde Santiago. Estaba en sus manos y andaba vigorosa al paso orgulloso de la más pura alegría. Cuando llegó al templo de San Francisco, era tal la multitud que la Misa tuvo que celebrarse en la explanada. Durante el día fue un jubileo del pueblo y en especial del Barrio, igual que en las solemnidades de la tarde-noche, puesto que a las 7,30 se rezó el Santo Rosario, seguido de la celebración Eucarística.

Se tuvo  la ocurrente idea de embotellar vino, poniendo como etiqueta una estampa de la Virgen, rodeada por una borla que decía: “Recuerdo de la visita de La Morenica al Barrio de San Francisco.

A la mañana siguiente, martes, a las 6,30 comenzó el traslado a Santa María, acompañada de una gran multitud que, durante todo el día fue un rosario de visitas, emocionada Santa María la vieja, que era como cariñosamente la llamaba el Padre Rodríguez, incansable hombre de Dios que dirigía emocionadamente las Jornadas.

El miércoles, impresionó el traslado por las calles Rambla, Garrofero, Pedrera, Prim, Hernán Cortés, José Ayelo (Pintor Sorolla), A. Giménez (Copo) y Luis García; calles que en el límpido azul mañanero fueron cauce de simpatía para el tumulto que el gentío acompañante arropaba con la Virgen al vecindario que agarraba el instante del Paso con el corazón en los ojos. Llegó hasta el templo de los Padres Salesianos, siendo recibida con tracas y carcasas. En su gran patio se realizó la Santa Misa entre voces juveniles y guitarras de alegría. Al igual que todos los días, por la tarde a las 7,30 se rezaba el Santo Rosario y a continuación la Santa Misa con su correspondiente Homilía Mariana.

Era realmente impresionante ver por las mañanas las carreras para darle los buenos días a la Virgen de las Virtudes, acompañarla un rato y acto seguido marchar al trabajo.

El jueves se llevó a la Parroquia de la Paz por el siguiente recorrido: San Sebastián, Coronel Selva, Celada, Cisneros y Avda. de José Antonio (Constitución). Ahora bien, hubo una improvisación y es que se atendió el ruego del Barrio de la Constancia para que pasara por él, y así se hizo, con la grata sorpresa de ver a sus gentes colocando colgaduras y guirnaldas en testimonio de ofrenda. En la iglesia de la Paz, precisamente por su pobreza actual, todo resultó más hermoso. Sobre todo, ese llenarse la iglesia, a la una, a la salida de las fábricas, y a las tres menos cuarto, momentos antes de comenzar la jornada vespertina. Y juventud con la Virgen, jóvenes y muchachos, con minifalda o pelo largo, pero con un pecho sembrado de amor a la Virgen.

Y de la Paz a Santiago, en el amanecer del viernes día 18, pasando por las calles: La Revoltosa, Martínez de Olivencia, Párroco Nadal, San Sebastián, Jacinto Benavente, General Mola (Escultor Navarro Santafé), Juan Chaumel, Ramón y Cajal y Plaza de Santiago.

Y el sábado sucedieron varios momentos muy emocionantes; el primero cuando la Virgen de las Virtudes, en el templo de Santiago, recibió la visita de la Virgen de Fátima y durante unas horas estuvieron las dos imágenes juntas.

Por la tarde, bajando La Morenica a las cuatro esquinas, camino de la capilla de la Congregación de las Monjas Trinitarias, cedió el pasó por la Corredera a la Virgen de Fátima que se despedía de Villena. Tras la visita a las monjas, La Morenica partió para la capilla del Asilo de Ancianos, pero era tal la afluencia de gente, que rápidamente se tuvo que improvisar, visitando el Asilo, pero por la entrada de la calle Ferriz y en la explanada del mismo se le hicieron los Rezos.

El domingo, en Santiago, a las 10, la Misa concelebrada estuvo presidida por el Sr. Obispo de la Diócesis don Pablo Barrachina.

Tras finalizar la Santa Misa, se organizó la comitiva de despedida, que la inició la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía de la Soledad, que también fue a recibirla. La Morenica contó también con la escolta de las Regidoras y Madrinas de ese año, así como de los Capitanes y Alféreces de las catorce comparsas.

El recorrido de despedida transcurrió por las calles Capitán López Tarruella, Trinidad, Dª Isabel, Paseo de Chapí, Cristóbal Amorós, Cervantes y plaza de la Virgen.

Una despedida emocionantísima para los que hicimos ese recorrido y un pasillo de despedida muy entrañable el que, improvisadamente organizaron los cargos festeros, amenizados por los sones de la citada banda de cornetas.













Artículo elaborado por Joaquín Sánchez Huesca, con fotografías del Centro local de Documentación Veliusycia y de Paco Domene Milán.

Villena - Boletín conmemorativo del 75 aniversario de la Coronación Canónica de Ntra. Sra. de Las Virtudes, 1998

En el santuario de la Virgen de las Virtudes, en el mañana del 6 de enero de 1998, se efectuó la apertura oficial del Año Mariano, conmemorativo del 75 aniversario de la Coronación Canónica de nuestra Patrona.

El Sr. Obispo de la Diócesis, don Victorio Oliver Ramos, a los 12 del mediodía, procedió a la apertura de la puerta del santuario, acto simbólico con el que comenzó dicho acto mariano.

A continuación, junto con los sacerdotes de las distintas parroquias, así como de otros sacerdotes villenenses que acudieron al acto, se celebró la Santa Misa, que fue amenizada por los villancicos que interpretó la Agrupación de Navidad y Reyes de las Virtudes.

El citado boletín consta de cuatro páginas:

En la segunda figura un artículo titulado "La Esperanza de María" escrito por el entonces párroco de Santiago don Manuel Barberá Egio.

En la tercera se relata el "Acto de presentación del tríptico sobre el santuario de nuestra Patrona", acontecimiento que tuvo lugar el 31 de enero en la Casa de Cultura y al que asistieron las autoridades municipales, Junta Central de Fiestas y público en general. La presentación oficial del tríptico fue realizada por el entonces párroco del santuario, don José Abellán Martínez. El acto concluyó con un magnífico concierto que estuvo a cargo de la coral del Hogar del Pensionista.

La cuarta y última hoja lleva por título "Recordemos nuestras Tradiciones", con dos referencias, una a la figura del sacerdote y canónigo villenense don Gaspar Archent Avellán, con una cita al Romancero Villenense y a continuación figura el relato referido a la historia del "Manto de Indias".


En la foto figura en el centro el Sr. Obispo don Victorio Oliver; a la izquierda don José Abellán Martínez, párroco del santuario; detrás de él don Manuel, párroco de Santiago; a la derecha el párroco de Santa María don Pedro Elías Herrero Valero y al lado el director del Colegio Salesiano, don Luis Ángel Suberviola.

Detalle del manto de 1923 que donó la villenense Pepeta Amorós. Dichas fotos figuran en el libro de Vicente Prats Esquembre sobre las Vírgenes de las Virtudes.








Y para finalizar, dos fotografías realizadas por Velius en la mañana del 6 de septiembre de 1998, cuando la Sagrada Imagen partió del templo de Santiago, con dirección a la calle Ramón y Cajal y de ahí a la Puerta de Almansa, donde se celebró la Sagrada Eucaristía y a continuación, por parte del Alcalde la ciudad, Vicente Rodes Amorós, los detalles de la "Corona Social", cuyo destino fue la ayuda a una serie de asociaciones benéficas de nuestra ciudad.



El señor don Obispo don Victorio Oliver presidiendo la procesión. En la foto podemos ver a tres sacerdotes villenenses: Ginés Pardo García, delante de él, Ángel Hernández Tomás, sacerdote salesiano, delante de él, Luis Ángel Suberviola y en la parte derecha, Carmelo Dávila Martínez.

2022 COMIENZA EL AÑO JUBILAR Y EL CENTENARIO DE LA...

VILLENA CUÉNTAME: 2022 COMIENZA EL AÑO JUBILAR Y EL CENTENARIO DE LA...: Comienza el Año Jubilar en Villena y el Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de Las Virtudes. El Obispo de la Diócesis Orihuela...

"El Chicharra" nº 5, domingo 23 septiembre 1888

 La publicación local El Chicharra surgió en el año 1888 y se conocen 6 números, de los cuales hemos localizado, los números 5 y 6, de 23 y 30 de septiembre respectivamente.

El Chicharra, nº 5, domingo 23 septiembre 1988

Romance dominguero de los cosas de Villena

Crónica titulada “De Domingo a Sábado”

 

Trascribimos algunas noticias curiosas publicadas en dicha crónica:

  

No sabemos cómo llamar a esta semana

 

Empezó con el paseo de la Virgen, que se hizo con el mismo orden y arreglo de costumbre.

La tarde fue mala para la familia de  nuestro amigo Ángel Esquembre, pues a consecuencia del vuelco del carro que montaban al pasar por Entre-fuentes, sufrieron contusiones más o menos graves todos, y la dislocación y fractura de un brazo su hija Ángeles, a la cual deseamos una pronta y total curación.

Por la noche, también estuvo próximo a dar un vuelco el público que asistía al teatro, pues anunciada la función para las 9, eran más de las 10 y no se alzaba el telón, sin culpa de la compañía. Pero como la causa de esto no favorece mucho a los autores, dejaremos que censuren las palabras los forasteros, y no diremos ni una sola los del pueblo, ni mucho menos en letras de molde; esperando que no se repita. Así sea.

La compañía del Sr. Palau puso en escena la misma noche La campana milagrosa, de Zapata y Marqués; obra cuyas bellezas no pueden apreciarse en una sola audición, pero que justifica la fama de que goza su bellísima partitura. El precioso libreto fue aplaudido por todos deleitándose en aquellas inspiradas quintillas y décimas que solo brotan de la inspiración de Zapata.

La obra fue desempeñada con perfección por los artistas que en ella tomaron parte, sin distinguir a nadie por no ofender a los demás.

 

Representación de La Bruja en el Teatro Circo Chapí

 

El lunes por la mañana se condujo la patrona a su santuario; y en la noche, a la hora anunciada, se levantó el telón y se dejaron oír las primeras notas de esa admirable obra de nuestro paisano y amigo Ruperto Chapí, titulada La Bruja, obra que la crítica unánime ha juzgado como la primera escrita hasta ahora.

El bien escrito de Ramos Carrión, tan rico en chistes y lances cómicos, cautivó al auditorio que llenaba el teatro (exceptuando siete palcos). Todos los artistas se esmeraron en sus papeles, y procuraron vencer las dificultades y escollos que tanto abundan en la obra.

El libro hace reír: la música hace admirar y el público admiraba la música y reía con el gracioso Tomillo, o sea Pablo López que más que en la escena parecía que se hallaba bromeando en una reunión de amigos.

Y era verdad, pues como sabe el tunante que aquí se le quiere, allá saca las del costal que en otro público se reservaría con mucho cuidado.

Firmado por 72 entusiastas aficionados se le puso un telegrama de felicitación a Ruperto que se hallaba en Barcelona y no a Ramos Carrión por no saberse su paradero.

El recuerdo de La Bruja no se olvidará en Villena y fue aún más aplaudida; porque ya se comprendía algo…obra que necesita ser muy conocida para ser bien apreciada…

 

Lluvias torrenciales en Villena

 

¡Que llover! Mejor dicho ¡qué diluviar! Parecía aquello un abrazo de mar volcado sobre nosotros. No hay que ver las calles, ni una sola ha quedado sin su barranco, y en la parte baja, ni una sola ha quedado sin su promontorio de piedra, arena arrancada de la parte alta por la fuerza de las corrientes.

El viernes por la tarde se repitió la función y aumentaron los sustos y daños de la noche anterior.

Señalar los desperfectos causados por las lluvias sería tarea larga, pero fueron muchos. En las casas más altas de la población jubo sustos en grande. Han muerto multitud de gallinas, conejos y algunos cuadrúpedos se salvaron con trabajo.

A causa de estar interceptado el paso por los escombros del Orejón, se inundaron las casas de Marsá, Ferrer y Rigal, haciendo necesaria la bomba para desaguarlas y llevando estas familias el susto consiguiente.

Pero donde más daños se han sufrido es en las puertas inmediatas al Vinalopó y en las viñas, estos son incalculables. Por todas partes se oyen los mismos lamentos. Las uvas se pierden por la abundancia de aguas. La calidad de los vinos será mala y la recolección mediana…Ante estos males que nadie puede evitar no hay más que doblar la cabeza y esperar que algo impensado venga a remediarlos.

Por qué puede suceder que la cosecha sea mayor de lo que se cree, que la calidad no sea tan mala como se supone, y puede suceder también que vengan muchos franceses y paguen el vino a buen precio, con lo cual se remediaría todo.

Lo que sí puede evitarse son los daños causados por el Vinalopó.

Nos parece que con una poca actividad se puede haber terminado el proyectado cauce…y hoy se hubieran tocado ya las ventanas de esta mejora. Pero como ya dijimos en el primer viaje de El Chicharra se esperaban unas cuantas avenidas como la última, y en vista de los daños que causase, se convocaría a junta…y se dejaría así hasta otro año.

Ya estamos en camino de ello, y será  muy fácil que suceda.

Yo con esto nada pierdo, porque no tengo bancales, pero, en fin, me alegraría que se hiciera cuanto antes….

 

Inicio de curso en el Colegio de San Fernando

 

Según hemos visto por un anuncio, desde el día 6 del próximo mes de octubre, darán principio en el Colegio de San Fernando de esta ciudad, todas las clases de la 2ª enseñanza para el curso académico de 1888 a 1889.

Según se nos asegura, dicho establecimiento ha verificado en el presente curso mejoras de suma importancia, tanto en el edificio y material de enseñanza, como en los profesores que han de explicar las asignaturas…

 

Sobre la derruida Torre del Orejón

 

Antes que la torre del Orejón desapareciera, pensamos hacer su historia; pero al recurrir al archivo municipal, lo encontramos hecho un montón de escombros y nos fue imposible. Hoy sabemos que se está ordenando y prometemos hacerlo cuanto antes, al menos para que los curiosos sepan la verdad de su origen.

 


                    Transcripción realizada por Velius para su publicación en                                                                     www.eleslabonvillena.com y en  wasap: El parnasillo villenense.

  

VILLENA - CRÓNICAS DE LAS FIESTAS DE 1889

El Alicantino-diario católico – Sábado 07-09-1889

 

Carta de Villena, Las Virtudes 5 de septiembre de 1889 enviada al Sr. Director de El Alicantino.

Dice así:

 

“Viva la Virgen de las Virtudes, Viva la religión católica, viva León XIII, viva el Papa Rey. Qué espectáculo se ofrece a mi vista, señor director, que entusiasmo más general. Inclinen sus cabezas avergonzadas y besen el polvo los hijos del error, al ver un pueblo tan importante como Villena, cada año más entusiasmado con su Excelsa Patrona. Confúndase el infierno y los satanistas, ante el público testimonio que 16.000 almas dan de su fe y de su amor inextinguible a la Reina de los cielos y tierra. A la digna Madre del Rey inmortal de los siglos. Y…viva el rey que nunca muere y si muere, resucita.

¿Qué importa que unos cuantos infelices, más dignos de compasión que de otra cosa, se burlen de tan augustos misterios?. ¿Qué importa que se esfuercen cada día en avasallar el imperio de toda la tierra, cuyas glorias se desvanecen como el humo? La verdadera España se levanta como un solo hombre en todas partes, en ocasiones como la presento; y ese grito espontáneo, que nace del fondo de su corazón, sabrá barrer en su día a la raza espúrea y anti-española que ridiculiza sus creencias.

Hace más de 400 años que Villena festeja a María Santísima festeja a María Santísima de las Virtudes como a su más preciosa joya, recurriendo a ella en todas las tribulaciones y necesidades de la vida. El mismo D. Joaquín María López que no pecaba según cuentan de fanático en religión, no entraba en su casa cuando venía de Madrid, sin ir antes a visitar a la Virgen. Tal era la veneración y respeto que le tenía, a pesar de sus ideas avanzadas.

Y, si los obsequios que Villena tributa a su tutelar, aumentan cada día, a pesar de las corrientes descreídas del siglo; y no obstante, el empeño de algunos hijos ingratos, por borrar tan saludable entusiasmo.

Hoy ha sido la traslación de la imagen desde el santuario a la parroquia de Santiago, para celebrar la fiesta anual, de la cual ya le daré cuenta oportunamente.

                              El artículo figura se firma, no obstante cuando leamos el artículo que                                 figura a continuación, creo que sabremos quién lo escribió”.

 

El Alicantino,diario católico – Miércoles 11-09-1889

 

Otra carta, fechada en Las Virtudes el 9 de septiembre, dice así:

 

“Cesó el estruendo de los arcabuces simulando  una verdadera campaña con algunas quemaduras de pólvora y alguna que otra reyerta por la mala costumbre de ensuciarse de barro y polvo, entusiasmándose los combatientes  más de lo que exige la cultura de un pueblo civilizado. Juegos de manos, juegos de villanos. Por la devoción que se tiene a la Santísima Virgen debían corregirse ciertos abusos y licencias. La procesión luciría mucho más, sin verse cortada de vez en cuando, no bastando acaso los titánicos esfuerzos de los encargados de ordenarla. ¿Se olvida acaso el respeto y veneración que nos merecen los santos a quienes se quiere obsequiar con estos actos religiosos?

Esta mañana se devuelve otra vez la Virgen a su santuario, concluyendo hasta otro año, con la despedida, los vítores y aclamaciones que como conclusión de las fiestas, se redoblan hasta lo inverosímil; demostrando Villena con esa tradicional costumbre, que hubo un día aciago de peste y calamidades públicas, que Nuestra Señora de las Virtudes la libró de tanta tribulación.

Las fiestas han sido brillantes, sin lamentar desgracia alguna. Los oradores de los tres días elocuentísimos, comparando admirablemente el estado del mundo antes de la ley de gracia y después, por haber nacido de una Virgen sin mancilla el Redentor; cambiando el vicio en virtud, la esclavitud en libertad, y las falsas deidades en la oración, única digna y verdadera del Dios de verdad y luz.

María dignificó a la mujer; y aquellas matronas que tenían por honroso todo lo cínico y profano, cambiadas súbitamente por la gracia, entregan con firmeza su cuello al verdugo, en testimonio de su fe,  para volar el cielo con la palma del martirio…Es original sino malicioso, el empeño de algunos villenenses, en querer ser devotos a viva fuerza de la Virgen de las Virtudes, sin abjurar los errores condenados por la Iglesia. ¿Cómo pueden servir a Dios y al diablo? La luz y las tinieblas se repelen. El masón, el liberalista, el esclavo de las sectas condenadas por el Papa, único jefe de la cristiandad, podrán estar bautizados, pero serán católicos renegados, hasta que se retracten públicamente. Yo no comprendo el catolicismo acomodaticio de ciertas gentes que se creen capaces de juzgarlo todo, hasta se atreven a criticar las cosas hechas con buena fe…

No sé si lo dije en mi anterior, que se construyó un nuevo trono a la Virgen que, sin ser una obra de arte, por no permitirlo los fondos disponibles, es del mejor gusto y responde cumplidamente al objeto que se propuso al Sr. Cura Arcipreste de Santiago. Tal vez algunas personas presuntuosas no lo entienden así, pero yo que sin que esto sea jactancia, entiendo algo de estas cosas, lo aprecio de esta manera y creo que será de la misma opinión toda persona imparcial.

Creo que en el programa de las fiestas no figura  reverendo cura de Santa María, sin duda por un exceso de modestia; pero es justo consignar que tomó parte muy activa en todo, secundando dignamente al señor Arcipreste y demás eclesiásticos.

Una nueva filada de moros a caballo, creo se aumentó este año  a las que había, siendo de lamentar haya casi desaparecido la de los tercios de Flandes, que tanto lucía.

Las funciones de iglesia suntuosísimas y en todas se ve aumentar a asistencia de fieles, a pesar de las contrariedades con que tienen que luchar cada día, los pastores de la religión católica. Loado sea Dios en todo y él tenga misericordia de todos para que pronto se restablezca el reinado social de Jesucristo”.

El Lego, Fray Canelles

 

El Graduador, periódico político y de noticias – Alicante 31-08-1889

 

Fiestas en Villena

 

Noticia escueta que con el título de “Fiestas en Villena” indica que los festejos tendrán lugar del 5 al 9 de septiembre  y habrá comparsas de moros y cristianos, misa de campaña, retreta, gran serenata, simulacro de batalla, reparto de limosnas, alborada, castillo de fuegos artificiales, procesión y mucha música.

 

FESTIVIDAD DE "LA ESCLAVITUD" EN LAS VIRTUDES, Domingo 15 de septiembre 2013

Como viene siendo tradición en Villena, el domingo siguiente a la Natividad de Nuestra Señora, en el santuario de Nuestra Señora de Las Virtudes tiene lugar la festividad de "LA ESCLAVITUD".

Este año de 2013 ha contado con las siguientes características:

- En la pinada se ha reanudado la celebración del festival anual de folklore, concretamente su edición nº 23 (el pasado año no se llevó a cabo a raiz de la crisis económica).

- Aprovechando que la Junta de la Virgen está celebrando su 175 aniversario, la sagrada imagen ha sido llevada hasta el escenario montado en la pinada, donde ha tenido lugar la Santa Misa, que ha estado presidida por el Obispo de la diócesis de Orihuela-Alicante Don Jesús Murgui y acompañado de varios sacerdotes de Villena.

- El grupo de Danzas de Villena ha tenido el grandísimo honor de realizar uno de sus más conocidos "bailes" ante la sagrada imagen de La Morenica.

- Excepcional mañana y mediodía, que ha contado con la asistencia de numerosos fieles.

A continuación figura un pequeño resumen fotográfico de dicha celebración.