Páginas

1926 VIDA COTIDIANA EN LA PLAZA DEL ROLLO

Villena es una noble ciudad de unos 18.000 habitantes. Es muy noble, muy leal y fidelísima. Además tiene por escudo un castillo, un lago, dos peces, tres pinos, un león rampante y un ala de águila con espada. Las parroquias de Santiago y de Santa María son interesantes templos góticos del siglo XV. También hay un gran castillo guerrero y señorial que fue donado por Fernando el Santo con la villa y toda la comarca de Villena a su hijo el Infante Don Manuel. La historia de Villena es inquieta, desasosegada, pura sangre. (texto original del libro)

Podemos ver la fachada de la Posada Alicante y los puestos de pescado. Los carruajes con pasajeros podían entrar por una especie de pasaje que se abría a través del edificio oscuro de la derecha. Dentro de este pasaje también abrían sus puertas algunos comercios de ultramarinos, como el de Bernardino. La entrada principal de la posada estaba en la hoy Plaza Mayor y entonces llamada plaza del Mercado. Este edificio oscuro de la derecha antes de desaparecer es el que rodeaban las comparsas cuando desfilaban el día 5 y parecía que venían de la calle San Benito en vez de la calle Nueva como hemos visto en algunas fotografías. También podemos ver la ermita de Santa Bárbara junto al Castillo y la iglesia de Santa María. (información... César López Hurtado)
Fuente… Libro de Oro de la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y a Alicante. 1932-33. Cedido por… Benigno López Hurtado.