Páginas

Itinerarios musicales de Ruperto Chapí - 1881, 1ª parte


Estreno de Dos huérfanas en el Apolo

Mañana domingo habrá dos funciones en el teatro de Apolo. La de la tarde será la popular  zarzuela en tres actos  La Marsellesa, tomando parte en tilas las primeras tiples señoras. Cortés y Soler Di Franco, y los señores Dalmau y Banquells. A  las ocho y media de la noche Las campanas de Carrión  y pasado mañana lunes primera representación en este teatro de la zarzuela en tres actos, de los señores  Pina Domínguez y Chapí,  Las dos huérfanas.

Correspondencia Ilustrada, Madrid 15-01-1881

Bretón a Roma

Parece cosa resuelta la marcha del eminente maestro-director Bretón a Roma.
Va a ocupar la plaza pensionada, que antes obtuvo el Sr. Chapí. La Sociedad Unión Artístico Musical, dará antes de la marcha de su director, uno ó dos conciertos, ejecutando en ellos lo más escogido de su repertorio, y quizá alguna obra nueva.,
Crónica de la música, 27-01-1881

Terminando Chapí nueva obra: La casa por la ventana

El maestro Chapí está poniendo en música un libreto titulado La casa por la ventana, de un conocido literato catalán. Suponemos que la obra estará en castellano.
Crónica de la música,  30-03-1881

Velada lírico-dramática en la escuela nacional de música

Anoche tuvimos el gusto de asistir a la velada lírico-dramática que con el modesto título de ensayo general se celebró en el precioso y elegante de la escuela nacional de música.
Todas las localidades estaban ocupadas por un público distinguidísimo, en el que predominaba el bello sexo.
A las nueve y media principió la fiesta.
Entre las obras que se ofrecieron, destacamos El Canto de Penitencia de Beethoven, instrumentado a grande orquesta y admirablemente, por don Ruperto Chapí y dio ocasión a la señorita doña Emilia Espí, discípula del señor Ronconi para lucir su armoniosa y simpática voz. Intervino también el coro general. La obra del gran maestro fue ejecutada por la orquesta formada de profesores y alumnos de la escuela y dirigida por la batuta del señor Zubiaurre.
En total, participaron más de cuatrocientos alumnos, de ambos sexos.

La Correspondencia de España, 22-05-1881
La Mañana, 22-05-1881
La Opinión, 27-05-1881

Conciertos del Buen Retiro dirigidos por Chapí

LOS CONCIERTOS DE VERANO

La apertura de los jardines del Buen Retiro que, además de la procesión del Corpus, es como ha dicho un periódico, la declaración oficial de que ha llegado el verano, se ha verificado con un concierto por la Unión Artístico Musical al frente de cuya orquesta figura el autor de Fantasía Morisca y Roger de Flor, sustituyendo al señor Bretón que está en el extranjero, pensionado para estudiar el movimiento musical fuera de España. Al saber que el señor Chapí se había encargado de la dirección de la orquesta, muchos aficionados partidarios de Bretón dudaron que el nuevo director pudiera conducir a la victoria a la orquesta de la Unión Artística: yo, por mi parte creí desde el primer momento que no nos haría echar de menos al antiguo, y así sucedió.
 Componíase el primer concierto, de escogidos números de música, nuevos algunos de ellos, como la fantasía de Aida, de Zimmermann, Las Danzas húngaras, de Brahms, y Stefanie, polka de Farbach. Las Danzas  húngaras de Brahms, no son realmente nuevas para el público, pues la orquesta de la Unión Artístico las había ejecutado ya con aplauso en un concierto dado en el teatro de la Zarzuela, y no sabemos el motivo que guió al que redactó el programa á señalar como primera audición de estas obras la que se verificó el jueves en el Buen Retiro.
 En la primera parte del concierto notóse alguna vacilación en la orquesta, principalmente en los instrumentos de cuerda, al ejecutar el preludio del tercer acto del Lohengrin, que el señor. Chapí llevó á muy buen aire. Las trombas estaban algo constipadas en esta obra, sin duda para no quedarse detrás de los primeros violines, que siempre estaban retrasados en la Invitación al Vals, efecto, sin duda, de no haber tenido más que dos ensayos, según de público se decía, en cuyo caso no es extraño que se notasen algunas imperfecciones. La Overtura, en do, de Foroni, ofreció á los profesores de la orquesta ocasión para hacer olvidar los lunares que se habían notado en las obras anteriores, y justo es decir que la aprovecharon, oyendo bastantes aplausos, que si no se repitieron al terminar la Fantasía de Aida no fue por culpa de ellos sino de Zimmermann, cuyo arreglo pecaba de monótono y pesado, por cuya razón no gustó.
 El andante de la Sinfonía de Guillermo Tell alcanzó muy buena interpretación y, como de costumbre, el público quiso oír por segunda vez el allegro de la misma obra. Muy bien ejecutó la orquesta el andante de la 5ª Sinfonía de Beethoven así como las difíciles Danzas Húngaras, de las que tuvo que repetir la señalada con el nº 2, que es preciosa. La polka de Farbach, con que terminó el primer concierto, gustó mucho y fue repetida.
Las novedades que presentaba el programa del segundo concierto eran el Preludio, Minuetto, Adagietto y Carrillon, escritos por Bizet para el drama de Daudet, titulado L’Arlesienne,  y una Gavota-capricho do Otal. Sin que pueda precisar con exactitud la época fija, recuerdo que allá por las temporadas de primavera de 1875 o 1876 ejecutó la Sociedad de Conciertos algunos trozos de esta obra, y no gustaron. Si lo que se tocó en el tiempo a que me refiero, fue lo mismo que tan perfectamente interpretado ejecutó la Unión Artística en su segundo concierto, preciso es confesar con fruición que ha ganado mucho el gusto musical de nuestro público, que aplaudió entusiasmado los cuatro números de la partición de Bizet, cuya música, tanto de concierto como de ópera, es aplaudida en toda Europa culta. El Minuetto y el Carrillon fueron repetidos.
A propósito de L'Arlesienne. Aseguran personas dignas de crédito, que un poeta desconocido, que deshace poemas con la misma facilidad con que Campoamor los hace, ha propuesto a la Unión Artística la lectura de un arreglo suyo del drama de Daudet en los intermedios de la música. ¡Lo que puede el mal ejemplo!
 La Polonesa de Jiménez, la Bacanal de Sansón y Dalila; la segunda Danza húngara, y la Polka de Farbach, alcanzaron justamente los honores de la repetición.
La perfección con que la orquesta ejecutó la Marcha d'Schiller, y el acierto con que la dirigió el señor Chapí. merecieron grandes aplausos, que el público no escatimó al joven maestro y á la orquesta por él dirigida, al final de todos los números del programa, tan escogido como el del primer concierto. El numeroso público que llenaba el jardín, en las noches del primero y del segundo concierto, salió satisfecho, y más lo hubiera estado, si el empresario de los jardines no economizase tanto el gas.
 Una pregunta suelta. Si, como decía gran parte del público, estaba de guardia en los conciertos la taifa de alabarderos del teatro Real, ¿quiere decirnos el empresario, o quien corresponda, a qué van allí estos caballeros? Porque como no sea á servir de estorbo...

JOSÉ MUÑIZ CARRO
Crónica de la música, 22-06-1881

Chapí dirigiendo en los jardines del Buen Retiro

La empresa de los jardines del Buen Retiro ha contratado al Sr. Chapí para que dirija los conciertos que en los citados jardines se van a dar.

Créese que del 20 al 25 del actual comenzará la temporada de verano.
JARDÍN DEL BUEN RETIRO.-  Concierto bajo la dirección del maestro Sr. Chapí á las nueve la noche. Entrada, una peseta.
JARDÍN DEL BUEN RETIRO. A las nueve y cuarto. Concierto de la Unión Artístico Musical  bajo la dirección del maestro Sr. Chapí.
JARDÍN DELL BUEN RETIRO. A las nueve. 13º  concierto de la Unión Artístico Musical, bajo la dirección del maestro Sr. Chapí.
JARDÍN DEL BUEN RETIRO. A las nueve. — I4º concierto de la Unión Artístico Musical, bajo la dirección del maestro Sr. Chapí.
Anoche 12-8 se verificó en el Buen Retiro el 15° concierto por la Unión Artistico Musical l que dirige el maestro Chapí.

He aquí el programa del concierto que se verificará esta noche, 19 de agosto en el jardín del Buen Retiro:
Primera parte: Sinfonía inglesa, Benedic. — Polaca de concierto, Chapí. —Berceuses walses (primera vez}, Waldterfel.
            Segunda parte: Sinfonía de Tum in mascheta, Pedroti. —Fantasía sobre motivos del Profeta, arreglada por el socio Sr. Pintado, Meyerbeer.
Tercera parte: Cuarta rapsodia noruega (segunda vez), Svendsen. —Ave María, de Gounod, Colombino, minueto, de Deñahaye y Polichinela, polka de Rosman.

Programa del  concierto que se verificará está noche, 2-9, en el Jardín del Buen Retiro.
 Primera parte. —Overtura de Georgette, de Gevaert. —Polonesa de concierto, Brull. —Gran marcha del rey de Baviera, Wagner.
Descanso de quince minutos.
Segunda parte. —Los Erinoyes, tragedia antigua Le Conté de Juele. —Danse grecque, Massenet — La troyenne regressan sa patrie, id. —Andante passionée, id. —Danza final, id.
Descanso de quince minutos.
Tercera parte. —Overtura de Freyschutr, Weber. —Regente, gavotia, Flíege. — Célebre Minuetto, Bocherini. — Sueños de amor, walses, Kaulích.
El concierto empezará á las ocho y media.

A pesar de la fresca temporada que anoche 10-9 se dejó sentir, el concierto dado por la Sociedad artístico-musical estuvo brillante, pues las piezas eran de las más notables del repertorio, y todas fueron interpretadas de una manera magistral.

El Ave María de Gounod, así como la Fantasía morisca de Chapí, fueron repetidas á instancia del público.
 La overtura de Cleopatra, de Mancinelli; La Ingenua, «La Ingenua, de Arditi, y La marcha de las antorchas (núm. 2) obtuvieron aplausos.
 Al terminar la Serenata de la Fantasía morisca, de Chapí, fue éste obsequiado con una linda corona de plata y oro.

Correspondencia Ilustrada; Madrid, 11-06-1881; 24-06-1881; 30-06-1881; 29-07-1881; 05-08-1881; 13-08-1881; 19-08-1881; 02-09-1881; 10-09-1881

Función solemne en Alicante, en homenaje a Chapí

Esta noche, en el Teatro-circo se verificará la función dispuesta por la Empresa, en honor de nuestro querido comprovinciano don Ruperto Chapí, con la representación de su preciosa zarzuela La Tempestad, en la que hará su reaparición la simpática primera tiple señorita Nadal, libre ya de los compromisos que tenía en Valencia. También tomará parte en esta función, nuestro querido paisano don Miguel Soler, y según hemos oído, todos los profesores de orquesta ha aceptado la invitación de la Empresa.
Las localidades para dicha función han sido muy solicitadas, y auguramos a la Empresa del teatro circo, un éxito lisonjero.

El Constitucional, diario liberal de Alicante. 15-07-1881

Propuesta del Sr. Arderius para construcción nuevo teatro

El Sr. Ministro de Fomento está gestionando actualmente un cambio de asuntos con el ministerio de Hacienda, que por lo que sabemos, ha de ser muy ventajoso para los intereses del arte. Parece que ha propuesto en consejo de ministros, que ciertos asuntos que hoy corren a cargo de su departamento pasen al de Hacienda, y en cambio pasen a Fomento, todos los asuntos relativos a los teatros Español y de la Ópera.
 Los intereses del arte tan relacionados con la cuestión del teatro Real, han de ser tratados de un modo más elevado de cómo puede hacerlo el ministerio de Hacienda, que es sencillamente el administrador del edificio, y por eso deseamos que la gestión del señor Albareda, produzca los resultados que se propone.
También parece que el señor Albareda, piensa llevar a las Cortes un provecto de ley que permita al Estado subvencionar los teatros españoles, como se hace en Francia.
 Todo lo que sea protección al arte nacional, nos parecerá de perlas, pero no prejuzgamos por ahora de ningún modo este asunto, porque requiere detenido estudio.
El señor Arderius ha elevado al Excmo. señor Ministro de Fomento una instancia pidiendo que se le conceda por cinco años la subvención propuesta por la Academia de Bellas Artes, para favorecer el arte lírico español.
El Sr. Arderius ofrece construir un espacioso y elegante teatro de nueva planta y organizar una compañía de ópera española con los artistas  españoles que figuran en las compañías de ópera italiana.
Dice que cuenta para su proyecto con partituras de Arrieta, Barbieri, Caballero, Marqués y Chapí, las que hay del repertorio y, mientras se escriben otras, con traducciones de las más notables del extranjero. ¡Lástima grande!...

(Francisco Arderius Bardán (Evora17 de septiembre de 1835 — Madrid21 de mayo de 1886) fue un músico, actor y empresario español nacido en Portugal que desarrolló su actividad teniendo como fondo histórico la revolución septembrina de 1868. Tras un viaje al París de Offenbach en 1855, puso en marcha los populares «Bufos madrileños» siguiendo el modelo francés. La nueva fórmula, con un estilo de teatro musical breve, divertido, picante y superficial, resultó un éxito popular en el marco de la escena española).

Crónica de la música, 31-08-1881


Dolores Fenor Miñarro nombrada Hija Adoptiva de la ciudad de Villena, 11 abril 2019

La querida y reconocida Loli Fenor fue nombrada anoche Hija Adoptiva de la ciudad de Villena en un acto multitudinario celebrado en el Teatro Chapí al cual no faltaron familiares, compañeros y amigos de Villena y Lorca en el cual se reconoció la labor altruista y humana de la lorquina para con nuestra ciudad.
El Teatro Chapí fue el lugar elegido para la celebración de un acto muy especial en el cual la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Villena nombraba a Dolores Fenor Miñarro, Loli Fenor, como la primera Hija Adoptiva de nuestra ciudad. “Como primera Hija Adoptiva haces historia y abres un camino en nuestra ciudad”, destacó la concejala de Participación que abrió este expediente de reconocimiento, Mercedes Menor.
Los portavoces municipales de los tres grupos políticos presentes en la Corporación Municipal destacaron, por encima de su extenso currículum, su constancia, humildad y esfuerzo desinteresado en los más de 42 años que lleva viviendo en Villena. Su puerta de entrada a nuestra ciudad fue el instituto Hermanos Amorós al cual llegó en octubre de 1976 desde su ciudad natal, Lorca, recién Licenciada en Geografía e Historia.
Allí ocupó los cargos de Vicedirectora entre 1986 y 1989 y de Directora entre 1989 y 1997, etapa en la cual el instituto llegó a acoger a más de 1.500 estudiantes de toda la comarca. Forma parte del comité de la Fundación José María Soler desde su fundación en el año 1992 la cual dirige de forma desinteresada desde el año 2004. La Fundación José María Soler surgió como institución para preservar el legado del ilustre José María Soler y desde su fundación convocan anualmente los concursos de investigación e iniciación a la investigación en Arqueología y Ciencias Sociales.
La portavoz del Grupo Municipal Socialista, Isabel Micó destacó su “labor desinteresada y la simpatía arrolladora que pone en todo lo que hace”. El portavoz del Partido Popular, Francisco Abellán realizó una introducción del poeta lorquino Eliodoro Puche tras la que destacó que “Loli es una de las mujeres más agradables y entrañables que residen en nuestra ciudad”.
La portavoz del grupo Verdes de Europa, Mercedes Menor resaltó que “se ha ganado por méritos propios este reconocimiento, un mérito que se hará más latente en el futuro”. La edil de Participación destacó la unanimidad de todos los grupos políticos de la Corporación Municipal para acordar este nombramiento que fue aprobado por Pleno el pasado 31 de enero.
Personalidades muy cercanas a la galardonada como Encarnita Pérez Vidal y Bienve Sánchez fueron también partícipes del acto. Ambas destacaron su labor como docente y difusora de cultura. El compromiso de Fenor, su responsabilidad absoluta además del entusiasmo y dedicación que pone en todo lo que hace.
El Alcalde fue el encargado de entregar el diploma acreditativo como Hija Adoptiva de Villena, además de la insignia de oro de la ciudad. “Por su trayectoria académica y cultural merecía este galardón, méritos que desborda por su forma de ser”, subrayó el Alcalde, antes de invitar a Fenor a firmar en el Libro de Honor de la Ciudad.
El discurso de la nueva Hija Adoptiva de Villena contuvo su esencia con citas literarias e históricas. “El reconocimiento que me estáis haciendo no tiene precio”, señaló antes de incidir que “la enseñanza es mi gran pasión desde que tengo uso de razón”. Una emocionada Loli Fenor despidió su discurso con unas palabras de Gabriel García Márquez que indican que “recordar es fácil si se tiene memoria, olvidar es difícil si se tiene corazón”. Para cerrar el acto Fenor quiso cantar el poema Gracias a la vida de Violeta Parra, acompañada al piano por el director del Conservatorio de Música, José Fernando Sirera.

TRASLADO NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES. VILLENA

A.M. Dolores Villena CONSUELO GITANO.

Cofradia Dolores Villena

Apuntes sobre la Cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores de Villena

“Ignacio Pinazo terminó “La Dolorosa” para Villena

            Este titular fue publicado en el periódico ABC del Jueves Santo, 29 de marzo de 1945 y con las palabras que figuran a continuación, Cecilio Barberán, escritor y crítico de arte, destacó la realización de dicha imagen con las siguientes palabras:

“Al entrar en el estudio de Ignacio Pinazo, una hermosísima mujer, cuyo rostro sella una pena iluminada de divinidad, nos sale al encuentro. Pronto reparamos: es una imagen de “La Dolorosa”, que acababa de terminar el ilustre artista para Villena.
¿Elogio de esta obra? Sólo cabe decir que toda la espléndida pompa barroca de la imaginería levantina, hace nuncias en este caso con el más profundo realismo imaginero cásico, a través de una concepción del mayor primor plástico…Esta es la obra de Pinazo; obra que sale a la par de otro alto logro escultórico que hemos de admirar en la Nacional”.

            Ignacio Pinazo Martínez (Valencia, 1883--Godella, Valencia, 1970) fue un conocido escultor, hijo del pintor Ignacio Pinazo Camarlench. Comenzó sus estudios junto a su padre y posteriormente ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Valencia. En 1900 se trasladó a Madrid para trabajar en el taller de Mariano Benlliure y posteriormente amplió su formación en Roma, gracias a una Beca de la Diputación de Valencia.
            Participó en varias Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, así como en numerosas muestras y certámenes artísticos. Obtuvo diversos premios y distinciones, destacando que fue condecorado con la Legión de Honor de Francia. Fue nombrado miembro de la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando.



Creación de la cofradía con el título de Nuestra Señora de los Dolores

La cofradía se constituyó en 1975 y al año siguiente 1976, inició su participación en los desfiles procesionales.

            La bendición de la imagen la realizó en la iglesia de la Congregación, capilla de las Hermanas Trinitarias el entonces arcipreste de Villena don Arsenio Irigoyen Urtasun en la tarde del jueves Santo. Desde allí se inició el primer desfile procesional por las calles Corredera, Maestro Caravaca y Mayor para llegar a la plaza de Santiago para participar en la procesión del Silencio, detrás de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

            En dicho año la carroza fue prestada por el colegio Salesiano y las andas y candelabros eran las que se utilizaban unos años antes, en la carroza del Corazón de Jesús y posteriormente en la procesión del Corpus.

            En 1977 se realizó la carroza y en 1978 se repararon las andas. La imagen es propiedad de la familia “Fernández de Palencia-Gregorio” y fue realizada en los años cuarenta del siglo XX por el escultor Pinazo. Las andas fueron cedidas por la citada familia, procedentes de una ermita de Pinoso y atribuida su realización al escultor murciano Francisco Salzillo. Dicho autor realizó también la imagen de la Virgen de la Soledad de Jumilla.

            En 1979 se creó la primera banda de tambores de la cofradía y estaba compuesta por una caja, tres tambores y dos bombos.

            En 1986 se incorporaron un nutrido grupo de mujeres a la cofradía, revitalizando notablemente la misma y fue bordado el estandarte. Fruto de la buena gestión que llevaron a cabo, impulsaron la creación de una magnífica banda de cornetas y tambores.

            A finales del siglo XX tomaron la iniciativa de suprimir la carroza y sacar a hombros la sagrada imagen, tanto en la procesión del Silencio  como en la procesión del Santo Entierro.



Portadas de programas de la Semana Santa Villenense 1945 - 2002





















Curiosidades de la Semana Santa entre los años 40 y 70 del siglo XX

En aquellos años, durante la Semana Santa, los establecimientos recreativos cerraban sus puertas y Radio Nacional emitía música clásica, sólo interrumpida por la lectura del parte de cada hora.

Durante la Cuaresma y Semana Santa se producía un cambio radical en las costumbres, principalmente en las alimenticias, de ahí que se prodigara la olla con algunos mariscos y pescados (especialmente el bacalao). A esos días los llamábamos “de vigilia”.
En los días de Semana Santa era cuando nuestras madres amasaban las toñas y monas con güevo para las Pascuas. En un tablero de madera y colocado sobre la cabeza, se llevaban al horno y siempre me sorprendió que al amasar la harina en el lebrillo se le hacía la señal de la cruz.
La víspera del Domingo de Ramos eran tapadas con telas moradas las imágenes que estaban en las iglesias.
En Villena, en la mañana del Domingo de Ramos, cada parroquia tenía su correspondiente procesión. En Santa María se tomó la costumbre de que comenzara en San José y predominaban las ramas de olivo, en cambio en Santiago asistían en pleno la Corporación Municipal y la Junta Local del Movimiento, luciendo unas palmas altísimas que eran costeadas por las arcas públicas. En ambas iglesias el primer banco de ambos lados, estaba reservado para las “altas esferas” de la localidad.
Los sacerdotes se veían desbordados ante  las largas colas de feligreses que acudían a los confesonarios.
Era costumbre vestir elegantemente el Jueves y Viernes Santo. En la tarde noche del jueves y la mañana del viernes se acudía a visitar los distintos “monumentos” instalados en los templos en lugar distinto del Altar Mayor. En el caso de Santiago se colocaba en la capilla de la Comunión y en Santa María en la capilla dedicada a doña Catalina Ruiz de Alarcón. En Santa María, el Turno San Pascual Bailón de la Adoración Nocturna de Villena,  celebraba “Vigilia Extraordinaria” durante toda la noche del jueves a la mañana del Viernes Santo, por lo que las puertas de la iglesia permanecían abiertas toda la noche.
Resultaba también curioso ver a todas las fuerzas vivas de la ciudad (civiles y militares), recorriendo en comitiva, las calles de Villena, para visitar todos los monumentos, acompañados también por los agentes de las Fuerzas Públicas.
La Guardia Civil portaba sus mosquetones con el cañón hacia el suelo, se le denominaba “a la funerala”.
En Los días de Jueves y Viernes Santo, hasta la última reforma eclesiástica, no se tocaban las campanas y en la iglesia de Santiago, nos cuenta Juan Manuel Mataix Collado, que en el año 1955, siendo monaguillo, subía al campanario a dar vueltas a la matraca, para avisar del inicio de los Oficios. Su construcción data de 1900 y continúa en  buen estado de conservación.


 Galería de imágenes de aquella época












Archivo de veliusycia 

Programa de actos de la Semana Santa villenense de 1949