Páginas

ACTO PRESENTACIÓN "50 ANIVERSARIO" de la JUNTA CENTRAL DE FIESTAS DE VILLENA" - 27 octubre 2019


Realizado por Josse Peluquero.


Con motivo del comienzo del los actos del 50 aniversario, el domingo 27 de octubre, la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos de Villena, realizó el acto inaugural de dicha efemérides. Dentro del programa de dicha tarde, se presentó el nuevo logotipo que representara a dicho organismo, y se dio a su vez lectura de los actos que se celebraran a lo largo de todo el año festero.
El acto estuvo presidido por Alcalde Fulgencio Cerdán y el presidente de dicho organismo, Luis Sirera.


PEDRO VILLAR-LOS ESPEJOS DEL AGUA


Video realizado por Josse Peluquero.

Presentación del libro Los Espejos del agua de Pedro Villar en la Biblioteca Municipal Miguel Hernández de la ciudad de Villena, 24/10/2019.



Título de "VILLENA, CIUDAD FIDELÍSIMA"


VILLENA, CIUDAD FIDELÍSIMA

Había muerto el último de los austrias, Carlos II el Hechizado; su testamento significaba el triunfo de la monarquía francesa sobre la Casa de Austria. El ambicioso Luis XIV, al colocar en el trono español a su nieto Felipe de Anjou, conseguía lo que anhelaba, que Francia se sobrepusiera a las demás naciones europeas. Austria no podía tolerar que viniese a España un príncipe francés; las otras naciones se oponían por fines políticos y económicos. La lucha fue inevitable, y comenzó en 1702 la llamada guerra de Sucesión, que tanta sangre costó a nuestra pobre Patria, ya decadente.

Austriacos e ingleses vinieron á la Península a defender los derechos de don Carlos de Austria; y aunque tuvieron triunfos señalados, sin embargo, después de la batalla de Almansa, la victoria fue para las armas franco-españolas.

Villena defendió con tesón y bizarría, aun a costa de su sangre, a Felipe de Anjou, demostrando una vez más ser raza de héroes, pueblo de titanes.

En el mes de febrero de 1707, desembarcaron los ingleses en Alicante; bien pronto se apoderaron de Jijona, Ibi y de la Hoya de Castalla. Villena mandó sus tropas a Cartagena y recuperó muchos lugares sublevados del reino de Valencia, mas, no pudo evitar, por falta de fuerzas, que los austriacos entrasen en la población, quemando la casa del Ayuntamiento, robando sus pósitos e iglesias, arrasando sus cosechas, llevando por todas partes los horrores de la guerra. Pocos días después, se daba la memorable batalla de Almansa (25 de abril de 1707).

Cuando después de aquella desolación del mes de abril, se reúne el Cabildo, el día 23 de mayo del mismo año, se nombra a don Cristóbal Mergelina y Mota y a don José de Cervera y Gasque, comisarios para pedir a don Felipe V, gracias y mercedes por los daños causados por los enemigos del Rey. Los comisarios, para apoyar sus peticiones, formaron un Memorial que, impreso fue presentado a Felipe V. El Rey, considerándose bien servido por la ciudad de Villena, concedió entre otros privilegios, el título de Fidelísima ciudad, que solo tenían los pueblos con voto en Cortes, y confirmó los de Muy Noble y Muy Leal, de que gozaba por habérselos otorgado la Reina Católica el primero, y el de Muy Leal don Carlos V el Emperador.

Tácito
Villena Joven, nº 8; 26-07-1914

“Antaño y Ogaño” en Villena - LA CRUZ DE LOS MELLINA


“Antaño y Ogaño”

La epopeya gloriosa contra los muslimes, la lucha secular de ocho centurias de continuo guerrear entre los cruzados de Cristo y los hijos de Mahoma, no llenan por completo nuestra Edad Media. Los reyes de los estados cristianos, muchas veces, se entretenían en medir sus armas, en lugar de aunar sus fuerzas contra el enemigo común.

Encontrábanse frente a frente castellanos  y aragoneses, y jugaban el principal papel los pueblos fronterizos; de ahí que no fuese extraño que Villena interviniese con sus arrestos bélicos. De esas luchas citamos una muy curiosa.

Ocupaba a la sazón la corona aragonesa el magnánimo Alfonso V y el trono castellano Juan II, más amante de las letras que de la  política.  Luchaban ambos monarcas en 1429. Los locales villenenses pusieron sitio a Caudete, en el mes de septiembre; entonces acudieron en auxilio de los sitiados gentes de Biar, que cayeron en una emboscada preparada por los de Villena, por lo cual tuvieron que retroceder los biarenses, refugiándose en su plaza, con bastantes pérdidas de hombres y caballos.

El gobernador de Játiva, Juan Roglá ó Tolsá, acudió a Caudete con tropas cuando ya no era necesario, y quemando la masía de Cascante, vino a nuestro pueblo, al que sitió con sus fuerzas, las de Biar y otros pueblos; después de varias escaramuzas y de un  porfiado combate, las tropas sitiadoras tomaron el Arrabal de Villena, quemando muchas casas, y se hubiesen metido en lo cercado del pueblo, si los villenenses no hubieran cerrado la puerta levadiza que tenían sostenida con maromas. Perdieron su vida muchos de aquellos esforzados caballeros, entre ellos los hermanos Mellina, que murieron alevosamente cuando estaban en tratos con los aragoneses; éstos eran de una de las familias más nobles de Villena. En memoria de los Mellina se levantó una cruz, que algunos han confundido con la que se hallaba en la plaza de Santa María, que por mandato de Jerónimo Hurtado, más conocido por Jeromo Patas, teniente de alcalde en tiempos de la República, se quitó el 22 de noviembre de 1872.

            La Cruz de los Mellina, según se desprende de un árbol genealógico de los Rodríguez de Navarra, documento al parecer auténtico, que fue propiedad de don Cristóbal de Mergelina y Pando, debió levantarse en la Losilla, y desaparecería a últimos del siglo XVIII, y de la cual quizá sería un recuerdo la que estaba en la puerta de la Losilla, demolida en 1884.

            En corroboración de que por esta parte de la ciudad se levantaría la citada cruz, es que la casa de los Mellina estuvo en la casa habitada hoy por José Domene amores (Cuevas), en la plaza de Biar y que hasta no hace mucho se llamaba el “Fuerte de los Mellinas”.

            La puerta elevadiza antes nombrada, estaba sobre el arco de la plaza, donde más tarde se levantó la celebrada e histórica torre del “Orejón”.
 Tácito

Villena Joven, nº 5  05-07-1914

Itinerarios musicales de Ruperto Chapí, 1895


Chapí en Valencia

Se encuentra en Valencia Ruperto Chapí para asistir al estreno de Mujer y Reina, letra del notable autor cómico Mariano Pina Domínguez.

Las Provincias de Levante, 05-03-1895

Estreno en Valencia de Mujer y reina

Se encuentra en Valencia el ilustre compositor D. Ruperto Chapí, que ha ido á dicha capital con objeto de asistir al estreno de su última obra, la aplaudidísima zarzuela titulada Mujer y reina, cuya letra es del notable autor cómico don  Mariano Pina Domínguez.

Las Provincias de Levante; Murcia, 05-03-1895
Éxito en Valencia de Mujer y reina

            La representación en Valencia de la zarzuela en tres actos, titulada Mujer y reina, letra de Pina Domínguez y música del maestro Chapí, ha sido un gran triunfo para los autores. El señor Chapí, que ha asistido al estreno, ha sido obsequiado con una brillante serenata y ha recibido muchas felicitaciones.
Las Provincias de Levante; Murcia, 07-03-1895
Teatro Eslava: El cura del regimiento

Sánchez pastor, el popular sainetero, al que tantas veces ha tenido ocasión de aplaudir el público, ha estado poco afortunado en El cura del regimiento, estrenado el viernes.
Sin embargo, la obra alcanzó excelente éxito merced a la música de Chapí, que tiene inspiración y frescura.
El coro de introducción, un terceto, un coro de mozas y soldados, y un brioso pasacalles, fueron repetidos entre grandes aplausos.
La obra vivirá en los carteles, merced a la música de Chapí.
En la interpretación se distinguieron la señora García de Pinedo y el señor Carrión.

Nuevo Mundo, 07-03-1895

Velada extraordinaria en Valencia al maestro Chapí

 El Conservatorio de Música de Valencia está organizando una velada musical extraordinaria en honor del insigne maestro Chapí, que se encuentra en aquella capital muy festejada por sus amigos y admiradores, con motivo del estreno de su última producción Mujer y reina.

Las Provincias de Levante; Murcia, 09-03-1895

Homenaje a  Chapí en el teatro Princesa de Valencia

En honor á Chapí. En el teatro de la Princesa de Valencia se celebró el lunes por la noche una función en honor del ilustre maestro Chapí, que resultó brillantísima. El maestro fue objeto de una gran ovación y como recuerdo del triunfo alcanzado con sus últimas obras en Valencia, recibió una hermosa corona de laurel con una expresiva dedicatoria.

Las Provincias de Levante; Murcia, 20-03-1895

Estreno de El cura del regimiento

En el apartado titulado “Crónica Artística de El Anfiteatro”, figura la crónica sobre el estreno de dicha obra y que dice así:
 Rompió la marcha El cura del regimiento, en el teatro Eslava,  original el libro del señor Sánchez Pastor y la música del aplaudido e incansable maestro Ruperto Chapí.
Éxito muy discutido en la presan, ha llegado hasta los estrados del Juzgado municipal por la querella entablada por el autor con ciertas apreciaciones de un crítico; hubo allí avenencia, la obra sigue aplaudiéndose,  figurará mucho tiempo en cartel.

El Eco de Cartagena, 23-03-1895

Percance con la maleta 

Al maestro Chapí le ha ocurrido un percance, del que no se dio cuenta hasta llegar á Barcelona. El autor de La Bruja salió de Valencia; y el criado encargado de llevarle la maleta tomó la de otro señor de la fonda. Al hacer uso de la maleta el maestro en Barcelona, vio que la suya no era la que le había acompañado, sino otra con las iniciales E. T.

Las Provincias de Levante;  Murcia, 25-03-1895

Cumpleaños de Chapí

El citado periódico felicita al insigne maestro al cumplir 44 años de gloria y fortuna.

Las Provincias de Levante, 27-03-1895

El cura del regimiento en Cartagena

Teatro-Circo.
            Anoche se pusieron en escena La Verbena de la Paloma, La madre del cordero y El cura del regimiento. La novedad de la noche, fue el estreno de esta última obra, original la letra del señor  Sánchez Pastor y la música del maestro Chapí.
El libro tiene algunas situaciones cómicas de buena ley y está cuajado de chistes, algunos de ellos tan subidos de tono que son capaces de ofender los oídos más relajados.
 La música es bastante agradable.
En el desempeño de dicha obrita se distinguieron la señorita Matrás y los Sres. Suarez, Ruiloa, Soler y Gil.
Las Provincias de Levante, 27-03-1895

Acerca del futuro estreno de Margarita la tornera

Noticias teatrales.                                    
El ejemplo del señor Bretón va a tener dignos imitadores en los maestros Espí y Chapí.
El primero estrenará en la temporada próxima una ópera titulada Aurora, y el insigne autor de La Tempestad,  propone hacer de su Margarita la tornera otra ópera española.

Las Provincias de Levante; Murcia,  09-04-1895

Composición de un himno

El ministro de Fomento se propone asistir a la inauguración del Congreso y Exposición pedagógica que ha de celebrarse en breve en Valencia.
En el certamen literario que se verificará en esta ocasión se leerán poesías inéditas de Campoamor, Núñez de Arce y Echegaray.
Se cantará también un himno escrito ad hoc por Chapí, quien marchará el día 20 del actual a Valencia para ensayarlo y concertarlo.

Las Provincias de Levante; Murcia, 07-05-1895

Itinerarios musicales de Ruperto Chapí - 1894


El mismo demonio

Tercera función en la noche del sábado y para ello la zarzuela citada en dos actos, de Fernando Manzano y Ruperto Chapí, fue la primera obra que se representó esa noche.
La Rioja; Logroño, 09-01-1894

Los Mostenses

Se informa que el día 16 llegará a Murcia el maestro Chapí, con objeto de asistir al estreno de su última obra, que se está ensayando en el Teatro-circo de Villar.

La Correspondencia de España, 09-01-1894
Los Mostenses en Murcia

Ha llegado a Murcia el maestro Chapí con objeto de presenciar el estreno de su última obra  Los Mostenses que hoy se pone en el Circo.
El Eco de Cartagena, 17-01-1894

Desavenencia entre el teatro Apolo y Chapí

Surgió una desavenencia por cuestión de intereses, entre la empresa del teatro de Apolo y el maestro Chapí y con este motivo el empresario retiró del cartel el repertorio del conocido maestro.
 Como quiera que en este teatro se ensayaba para estrenarse  el nuevo sainete de Ricardo de la Vega, La verbena de la Paloma o El  boticario y las chulapas y celos mal reprimidos y par a ésta obra estaba Chapí haciendo la música, el autor se ha  visto precisado a  retirar el libreto y al buscar otro músico, se lo propuso al eminente Bretón que ha aceptado el encargo.
Con este motivo, en breve presenciaremos el estreno de este sainete, para el cual el autor de Los Amantes de Teruel, hará una partitura dignad de su fama.
De esperar es que la nueva obra de Vega sea un éxito completo.
JOSÉ JUAN CADENAS
El Eco de Cartagena, 19-01-1894

Los Mostenses y  ensayos de El Duque de Gandía

            En virtud de las reclamaciones de los representantes de las galerías de propiedad literaria, el gobernador de Murcia ha ordenado la suspensión de funciones en el teatro Principal, quedando la zarzuela Los Mostenses, en la tercera representación.
La compañía pasará a Alicante.
Muy en breve se estrenará en el teatro de la Zarzuela el drama lírico de los señores Dicenta, Chapí y Llanos, El Duque de Gandía y otra zarzuela de los señores Ramos Carrión y Chapí, que aún no tiene título definitivo.

La Correspondencia de España, 28-01-1894

La habanera de Música Clásica

En el baile de ayer celebrado en el teatro, con motivo de los Carnavales destacaban las interpretaciones que iba realizando la banda militar, y  cuando penetramos en el salón, tocaba la música la original habanera de Música clásica. No se le habría ocurrido a Chapí al escribirla, que su conjunción místico-flamenca, serviría para mover acompasadamente aquella churrigueresca masa de seres humanos.
La Rioja; Logroño, 06-02-1894

Homenaje a Chapí en Alicante

La Sociedad “Especta-Club”, de la que forma parte la creme de la juventud alicantina, ha dispuesto dar en honor al eminente, nuestro comprovinciano, don Ruperto Chapí, un espléndido banquete en el saloncito de la plaza de toros, al que han sido invitados los directores de los periódicos locales.
Mucho se merece nuestro distinguido comprovinciano señor Chapí y la citada sociedad, con su acto de esplendidez ha merecido bien de los admiradores de Chapí, que puede decirse de todos los alicantinos.
El Alicantino, 17-02-1894

Arrieta y la música española

            El maestro Arrieta, el autor de Marina, el compositor notable y el maestro de la genuina música actual española, ha bajado al sepulcro.
La historia de don Emilio va unida indisolublemente a la música española en el presente siglo
Nació en Puente la Reina el 21 de octubre de 1823 y habiendo demostrado desde niño felicísimas disposiciones para la música, pasó a Italia, ingresando como alumno en el conservatorio de Milán. Bajo la dirección del célebre maestro Vascai recibió una sólida educación musical, que dio por primero y brillantísimo la ópera Ildegonda, compuesta por Arrieta en el citado establecimiento, donde se representó con grandes aplausos, repetidos algunos años después en varios teatros de Italia, en el de San Carlos de Lisboa, en el particular del Palacio Real de Madrid, y en nuestro regio coliseo. En este mismo teatro se estrenó también La conquista de Madrid, otra partitura del mismo maestro, que Arrieta había escrito por encargo de Isabel II para el teatro particular de palacio.
A poco de represar a España fue nombrado profesor de la Reina Isabel II y compositor de su Real Cámara y teatro.
Dedicado a escribir para la escena española, ha producido su fecundo numen muchas zarzuelas de muy distinto género: cortesanas, marítimas, fantásticas, populares, humorísticas, etc. cuya preciosa música, después de recorrer los teatros de la península, ha llegado a ejecutarse, siempre con lisonjero éxito, en otros teatros de Europa y de América.
Nombrado director de la Escuela Nacional de Música y Declamación, no solo ha sabido velar hasta su muerte por el engrandecimiento de tan importante centro de enseñanza, sino que se enorgullecía de haber formado con sus lecciones y consejos compositores tan sobresalientes como Bretón, Chapí, Marqués, Serrano, Juarranz, Brull, Espino, Valverde, Larregla y otros.
Arrieta, si considerado como artista valía mucho, tanto o más valía como hombre, porque, dotado de un corazón noble y generoso y poseyendo un trato afable, delicado y amenísimo, era amigo de sus amigos, como no es posible serlo más.
La Ilustración Nacional, 18-02-1894

Los Mostenses en Alicante

El acontecimiento del día en esta ciudad  es la representación en el teatro Principal de la zarzuela Los Mostenses dirigida por el autor de su partitura don Ruperto Chapí.
La obra ha sido muy bien recibida del público, pues en la noche del sábado y domingo último, se vio lleno de espectadores nuestro teatro Principal.
Pero seamos justos y demos al César lo que es del César; el libreto de Los Mostenses, no es digno de la inspirada música que el ilustre maestro Chapí le ha puesto: el libreto no es digno de un serio examen; su vía cómica estriba esencialmente  en el manoseado y ya desacreditado recurso de profanar el respeto que se merecen las instituciones religiosas, y las cosas santas, y no decimos más; en cambio la música es digna del ilustre maestro a quien felicitamos sinceramente.

El Alicantino, 20-02-1894

Acabada la música de El Duque de Gandía

El maestro Chapí ha terminado la música de El Duque de Gandía, zarzuela de Dicenta.
Nuestro comprovinciano ha escrito la partitura en colaboración con el maestro Llanos.
El señor Chapí se encuentra en Alicante, saldrá mañana directamente para Madrid.

El Independiente; Orihuela, 22-02-1894

El Rey que rabió en Almería

Dicha zarzuela fue representada el viernes 3 de marzo, por vez primera en el teatro Novedades.
Se trata de una obra donde abunda la música original y ligera, los chistes se desbordan a torrentes y las situaciones cómicas se suceden a cada momento durante el curso de la representación.
La obra tiene una marcada intención política, no solamente contra la monarquía sino también contra los gobiernos que sacrifican su dignidad con tal de vivir en el poder.

La Crónica Meridional; Almería, 05-03-1894

Estreno en la Zarzuela de El Duque de Gandía

Indudablemente para terminar la obra con el hermoso final de la vida seglar de san Francisco de Borja, escribió el señor Dicenta el drama lírico que con el título El Duque de Gandía, se estrenó anoche con gran éxito en el teatro de la Zarzuela.
En los últimos años de la agitada vida del duque desarrolla el autor la acción del drama que, naturalmente le sirve de base la pasión de Gandía por doña Isabel, las murmuraciones y calumnias de los cortesanos, el destierro del duque, la muerte de la emperatriz y las célebres frases de San Francisco “No serviré más a un señor que se pueda morir”.
Todas las escenas en que la pasión del duque se agita, están escritas con esa inspiración y un vigor dignos de la reputación del señor Dicenta y todo lo demás del libro tiene hermosa, correcta y sonora versificación.
Muchas veces fueron interrumpidos los actores, sobre todo el señor Berges, por los nutridos aplausos del público, aplaudiendo los versos.
La partitura, de los señores Chapí y Llanos, obtuvo en todas las piezas la aprobación de la concurrencia. En el acto primero fueron llamados a escena los autores después del magnífico concertante final. En el acto segundo recibieron el mismo honor al terminar el señor Bueso su preciosa romanza, que cantó magistralmente.
Pero el éxito extraordinario, donde no tuvo límites el entusiasmo del público, fue en el acto tercero al oír un originalísimo y precioso coro y bailable que es una maravilla por lo inspirado, por su factura y por la magnífica interpretación. Entre atronadores aplausos tuvo que repetirse, y los autores fueron llamados al palco escénico multitud de veces.
Sigue a esta pieza musical un dúo de tenor y tiple, sirviendo de situación los últimos momentos de la emperatriz.  Este número es una obra de tal mérito, que bastaría por si sola para hacer la reputación más grande que puede lograr un maestro. El señor Berges lo dijo magistralmente, y por ello alcanzó una gran ovación, lo que con justicia compartió con la señorita Alonso.
Cuando oíamos las innumerables bellezas de estas dos sobresalientes piezas musicales, nos acordábamos de la maestría de Chapí, de su inspiración y de sus glorias de otras veces, porque en aquella sonoridad de orquesta, en aquella manera de ajustar su música a la situación que sirve, veíamos al eminente autor de La tempestad.
Terminó la representación y tuvieron los autores que presentarse muchas veces ante el público, que los colmó de aplausos.
La dirección de escena, encomendada al señor Soler, fue verdaderamente notable. Es un director sin rival, que goza de justa reputación.
F.J.
La Correspondencia de España, 11-03-1894

Un gran alumno de Chapí, Manrique de Lara

De El Liberal recibido hoy tomamos  el siguiente suelto que insertamos con gusto por referirse a un amigo y paisano nuestro.
El quinto concierto celebrado ayer tarde, ha sido uno de los más notables y concurridos de la temporada.
La verdadera novedad de la fiesta consistió en la primera audición de la trilogía musical del señor Manrique de Lara, que lleva por título La Orestiada”.
Es esta una obra de mérito indiscutible, que revela desde luego los grandes conocimientos artísticos del joven autor, que figura como el más aventajado discípulo del insigne Chapí.
La Orestiada  no es una promesa para el porvenir, sino una realidad del presente.
Sigue el compositor las huellas de Wagner, sin ser un imitador del gran maestro, y posee el secreto de emocionar al auditorio con los altos vuelos de la inspiración y de la ciencia musical.
Los tres tipos de que consta su trilogía son bellísimos, y merecieron  justamente el aplauso unánime con que fueron acogidos.
El autor obtuvo repetidas veces el honor de ser llamado a la escena, a la conclusión de cada una de las tres partes que constituyen su hermosa obra.
Sus largas dimensiones impidieron que fuesen repetidas, como una buena parte del público deseaba.
            Felicitamos de todas veías á nuestro amigo el señor Manrique de Lara, por su triunfo, y deseamos que no sea el último que logre.

El Eco de Cartagena, 13-03-1894

Unos versos sobre El Duque de Gandía

Diario en verso por Felipe Pérez y González. Se  estrenó en la Zarzuela el otro día:
El Duque de Gandía
Y yo perdí la cuenta
De las veces que vi
salir al palco escénico a Dicenta
con Llanos y Chapí.
            El éxito fue bueno y merecido,
pero El siglo futuro no se ha ofendido,
porque le causa indignación y espanto
que quién llegó a ser santo
ande por las escenas dando gritos
haciendo gorgoritos,
en juerga aterradora,
faltando a su señora,
y metido en la crápula, entre líos,
aventuras de amor y desafíos,
aunque al fin se arrepienta
y arrepentido muéstrelo Dicenta.
            Yo siempre pequé de transigente,
porque arreglarlo todo me desvela,
ha discurrido al medio más prudente
que a todos satisfaga,
y es que la zarzuela
a pesar de su mérito evidente,
para el siglo futuro no se haga…
y se haga… lo que queda del presente.

La Correspondencia de España, 15-03-1894

La Czarina en Gerona

Anoche, en el teatro Principal se estrenó La Czarina, de los autores Estremera y Chapí.
El libreto, que peca de demasiado intencionado, está muy bien escrito y la música resultó hermosísima.

El Correo de Gerona, 06-04-1894

Ortografía en Gerona

            Ni los señores Arniches y Cantó, ni el maestro Chapí. Estuvieron muy inspirados al escribir la zarzuela Ortografía, la que encontramos pesadísima.
            Hay en la obra algunos chistes, pero no tienen originalidad ninguna. En cuanto a la música no parece de Chapí. El público hizo repetir unos couplets, gracias a lo intencionado de la letra, que cantó la señorita Vivero bastante bien. El beneficiado estuvo admirable en sus papeles y acreditó una vez más su justa fama.

El Correo de Gerona, 08-04-1894

Las hijas de Zebedeo en Badajoz

             Las Hijas de Zebedeo llevarán esa noche mucha concurrencia al teatro López de Ayala; y la verdad es que bien merece verse la bonita zarzuela de Estremera y Chapí ejecutada por una Luisa tan saladita y tan monísima como Aurelia Ardila y por un coro de hijas de Eva rebosando gracia y juventud, ataviadas con preciosos pañuelos de Manila garbosísimamente prendidos.

La Región Extremeña; Badajoz, 03-05-1894 
    
Chapí, jurado en un concurso de orfeones y bandas en Pamplona

              El ayuntamiento de Pamplona organizó un concurso de orfeones y bandas para los días 10,11 y 12 de julio. En el jurado nombrado a tal efecto, que estaba presidido por Pablo Sarasate, contaba entre sus vocales con don Ruperto Chapí.
----------
            A las ocho de la mañana se constituyó el jurado. Los orfeones se dividieron en dos grupos y el jurado en dos secciones. En un grupo estaban los orfeones de Cantabria, Bilbao, Bayona y Biarritz; y en el otro Salat Vivent, Vitoriano, la Sirena y El Independiente.
            Ganaron, respectivamente Bilbao y el orfeón Vitorino.

El Aralar; Pamplona, 10-07-1894
La Correspondencia de España, 11-07-1894

ECOS TEATRALES: DEL TEATRO DE APOLO AL ESLAVA

             Muchos han creído que desde que el inspirado compositor Ruperto Chapí y la empresa del teatro Apolo de Madrid el citado compositor habíanse disgustado y por consiguiente, vino la ruptura, es decir que el citado compositor con la empresa acabaron sus relaciones teatrales, causa por la cual La verbena de la paloma que estaba encargada a Chapí, la rehusó y fue entregada a Bretón,  desde aquel entonces creían muchos que el autor de El Rey que rabió tenía cerrado el camino para ir en busca de lauros, creían que se retiraría, que no escribiría para el teatro, pero se han equivocado por completo, el autor de la Czarina, no solo quiere renovar sus tareas teatrales como antes, sino que se emprende con más difícil ejecución, con más fuerzas, para abatir a los que contra él se revelaron, y probar una vez más que es un gran compositor. El programa de obras que tiene en cartera es en su mayor parte no del género chico.
            Margarita la tornera, (se titula una de sus obras en perspectiva), tiene tres actos, escrita en verso y prosa por Carlos Fernández Shaw.
            El ciego de Alcalá, tres actos de Jacques y López Ballesteros.
            Otra en tres de Mariano Pina y Domínguez, aún no tiene nombre.
Otra de costumbres populares, titulada por hoy, Lo que no puede decirse, porque el autor ha prohibido revelar el título; está escrita por el gran novelista español Benito Pérez Galdós.
            El hijo de doña Urraca, tres actos, de Estremera, zarzuela cómica.
            Y por último una de Ramos Carrión.
          Al efecto, una empresa ha tomado el Teatro Eslava por tres años; sufrirá algunas modificaciones.
         Al frente de la dirección artística figura Ruperto Chapí.

El Noticiero Balear, 13-07-1894

Compañía cómico-lírica del Teatro Eslava para la próxima temporada

         Como director artístico de la nueva compañía figura Ruperto Chapí, director de orquesta, Narciso López y maestro de coros, Cleto Zavala.
          Las obras con que se verificará la inauguración de la temporada el 1º de septiembre serán probablemente La Czarina, Los descampados, I ferochi romani y Los dineros del sacristán.

La Correspondencia de España, 14-08-1894

Inauguración temporada en el Teatro Eslava

            Este teatro inauguró anoche brillantemente la temporada.
            Las mejoras que la nueva empresa ha introducido en el local son todas de las que el público aplaude y dan al teatro, además de comodidad, elegante aspecto.
            Las butacas son menos, de bonita forma, con armadura de hierro y de terciopelo de color carmesí; el paso por entre las filas es amplio y el público no sufre molestia alguna para llegar a su localidad.
            Los nuevos palcos del piso principal hermosean la sala y son localidades que seguramente tendrán la preferencia de los espectadores.
            En la fachada del coliseo ha sido colocada una elegante marquesina donde, en las noches de lluvia, podrá la concurrencia esperar la entrada al teatro.
            La compañía que anoche debutó es de las más completas y excelentes que hemos visto en funciones de teatros por horas, y bien pudiéramos decir, sin temor a equivocarnos, que es superior a muchas de las que se han dedicado en Madrid a la zarzuela en tres actos.
Pusieron en escena El proceso del can-can, La czarina y La diva, y  en estas obras se presentaba ante el público la señorita Isabel Bru, que anoche debutaba.
            Es la señorita Bru una tiple cómica de hermosa figura, tiene bonita voz, de agradable timbre y la emite con agilidad y arte, como actriz dice con bastante gracia y acierto, y seguramente la ovación que le transmitió anoche el público será precursor de las muchas que ha de recibir en Madrid.
            También hizo su debut la señorita Pilar García de Pinedo, otra tiple cómica de preciosa voz que canta con afinación suma y gran maestría, nos recuerda los éxitos de su madre, la señora Montañés.
            El señor Pinedo ya es conocido de nuestro público, goza de grandes simpatías en Madrid y anoche realizó con gran acierto los dos papeles asignados.
            En La Diva hizo su presentación la primera tiple doña Rosa Fuertes.  No es ninguna exageración decir que es la prime tiple que hoy canta zarzuela en España.
            Grandes aplausos para todos los intervinientes y al final de la representación de La czarina obligó el público con sus aplausos y vítores a presentarse en escena José Estremera y Ruperto Chapí.
            El teatro Eslava hará este invierno una brillantísima temporada, porque los elementos con que cuenta son del más sobresaliente que puede reunirse.

La Correspondencia de España, 02-09-1894

El Rey que rabió en el Eslava

            Con esta preciosa zarzuela, de Ramos y Chapí, debutó ayer tarde en el teatro Eslava el notable actor y primer bajo don Daniel Banquells, con el mismo papel que desempeñó cuando se estrenó dicha obra en el teatro de la Zarzuela.
            El señor Banquells estuvo ocurrentísimo, recibiendo muchos aplausos.
            El papel de protagonista  estuvo a cargo de la graciosa tiple Isabel Bru, que supo darle un gran relieve, obteniendo muchos aplausos en la delicada romanza del tercer acto.

La Correspondencia de España, 03-09-1894

El Rey que rabió en Cartagena

Anoche se verificó en el Teatro-Circo de Villar la representación de la popularísima zarzuela de los Sres. Ramos Carrión, Aza y Chapí, titulada El Rey que rabió. Los pequeños actores á cuyo cargo estuvo el desempeño de la obra, hicieron las delicias del público, que los aplaudía constantemente con cariño y entusiasmo. La concurrencia fue bastante numerosa, predominando los forasteros.
Las Provincias de Levante; Murcia, 08-09-1894

Sobre la compañía del Teatro Eslava y el papel de Chapí

            Desde hace mucho tiempo, no se ha presentado, ni en el teatro de la Zarzuela una formación como la organizada por el maestro Chapí para el teatro del pasillo de San Ginés.
            Basta con leer el nombre de los artistas que figuran en el elenco de la compañía, para deducir que aquel aplaudido compositor intenta realizar, más que una campaña provechosa, una temporada digna de su envidiable prestigio.
            Y para que esto no ofrezca lugar a dudas, hay que fijarse también en la personalidad a la cual ha confiado el puesto de su lugarteniente: el maestro Zavala.
            Tantos son los méritos de éste, y está colocada a tan grado de altura su reputación artística, que no he de hacer de él ninguna clase de encarecimientos, porque sería este trabajo ocioso, tratándose de un compositor genial, inspirado y brioso, el cual es de lamentar haya vivido algunos años  recluido en los alegres caseríos de su varonil y simpática tierra vizcaína, olvidado del mundo y sin querer otorgar los frutos de su poderoso talento.
            Yo me felicito que el maestro Zavala haya abandonado su voluntario retraimiento; pues el público de Madrid lo ha recibido con cariño y saludado con tempestades de aplausos., preciso se hace que corresponda a ese agasajo componiendo música…

La Ilustración nacional, 10-09-1894

Miguel Chapí, en Murcia

Encuéntrase en esta el joven D. Miguel Chapí, hijo del eminente compositor don Ruperto. El Sr. Chapí se hospeda en casa de nuestro querido amigo el procurador don Antonio Navarro López, y en breve saldrá para Madrid en unión del aplaudido autor cómico D, Gonzalo Cantó, que también está hospedado en casa de nuestro citado amigo.

Las Provincias de Levante; Murcia, 12-09-1894

Actividades en el teatro Eslava

            Hoy sábado tendrá lugar en el favorecido teatro Eslava la reprisse de Campanero y sacristán.
           El domingo por la tarde se cantará Bocaccio y en la semana entrante habrá dos estrenos, La Favorita y El Españoleto, que con Los cuatro unos, son ahora las obras nuevas con que cuenta la empresa hasta dentro de un mes, que se estrenará la última producción de Chapí.

La Correspondencia de España, 29-09-1894

Una nueva obra, El Tambor de granaderos

           La empresa del teatro Eslava sigue recibiendo el decidido favor del público.
          Con la obra nueva El tambor de granaderos debutará la primera tiple señorita Petrel, en la primera quince del mes de noviembre.
          Asimismo se verificará muy en breve las reprises de Las campanadas, zarzuela que hará verdadero succés y La Flor de lis, obra de los señores Estremera y Chapí, hace años no representada.

La Correspondencia de España, 15-10-1894

Actividad en el Eslava

            Yo no sé si debo alegrarme del éxito franco que tuvo anoche en el teatro Eslava el juguete cómico en un acto El moro Muza, de Federico Jaques y Ruperto Chapí.
            Porque de haber fracasado la obra, no obstante ser el autor amigo mío de toda la vida, y hoy compañero de redacción, habría formulado desde esta sección mis censuras con absoluta independencia., sin responder a ningún género de amistosas consideraciones de modo sincero y franco, atento solo al deber en que estoy de decir al público la verdad sin ambages ni rodeos.
            El moro Muza es una obra sin pretensiones de ningún género. El autor ha querido dar ocasión a Ruperto Chapí para que evidencie una vez más las dotes especiales de su personalidad artística y la flexibilidad de su indiscutible talento. Pero ha ido más allá de su propósito, porque se ha manifestado como hombre de ingenio y buen gusto.
            En suma: que al público le resultó regocijada la obra y que la aplaudió de buena voluntad.

La Correspondencia de España, 01-11-1894


 El Moro Muza

          Bastante tiempo hacía que el maestro Chapí no había dado a la escena ninguna producción; por fin en la noche del 31 de octubre y en el teatro Eslava se estrenó su última obra, El moro Muza.
          El maestro Chapí obtuvo un triunfo ruidosísimo.
          Fueron interrumpidos varios números musicales, por aplausos, los cuales no cesaron hasta que el autor de la czarina se presentó en escena.
          El libreto goza de pocos chistes, pero estos delicados y superiores; en cambio las escenas cómicas se suceden una tras otra. Se trata de una obra muy bien escrita y muy bien pensada, su autor don Federico Jacques fue llamado a escena en unión del maestro Chapí.

Heraldo de Baleares, 05-11-1894

Estreno de El Tambor de Granaderos

          Ha sido un verdadero éxito.
          Tengo para mí que no habrá otro tan grande en la temporada.
          Pero un éxito para Ruperto Chapí, del que ha participado también el señor Sánchez Pastor, por aquello de que el que va a buen árbol, buena sombra le cobija.
            El libro tiene poco de original. Es un episodio de 1808, que entretiene poco e interesa menos, a pesar de cuenta con su correspondiente nota patriótica.
              Un autor que se distinguía por la frescura y naturalidad del diálogo, desde algún tiempo a este parte resulta premioso, y si no puede ser acusado de anarquista literario, ni mucho menos deja de determinarse de él, de manera precisa las galas de un ingenio tan aplaudido en otras ocasiones.
              Los chistes no tienen espontaneidad, vienen preparados, algunos resultan violentos y sin la condición que deberían tener para serlo: la gracia.
              Vale, pues, muy poco el libro del señor Sánchez Pastor, y habría fracasado seguramente de no ampararse en una partitura que con esa inspiración, novedad y frescura impidió que caer sobre el escenario de Eslava, lo que un escritor francés llama la lluvia gris de la mediocridad del aburrimiento.
            De la música no sé que fue más aplaudido.
            Es hermosa la introducción, gráfico y original el coro de los pobres que sirve de introducción a la obra y en la que pasó inadvertido algo admirablemente tratado: el acompañamiento  con la madera y la cuerda del recitado del lego.
            Como obra musical y de orquestación nada es comparable al número de la jura de la bandera. Es la obra de un músico bien y legítimamente reputado, la entrada del toque de fagina en la armonía general de un paso doble con acompañamiento de tambores, que no es posible concebirle más militar.
            Es gracioso el rataplán, picaresco el terceto del tío, el lego y la dueña, y en todas y cada una de las partes líricas de la obrilla citada, adviértase esa distinción, ese gracejo fino, esa coquetería juguetona, que es la nota saliente de cuanto produce el astro fecundo de Ruperto Chapí.
            La música de Chapí es comparable a la mozuela alegre, de fisonomía expresiva, de carácter comunicativo, que tiene fuego en los ojos y miel en los labios, pero que jamás pierde la distinción correctísima a que la obliga su buena educación.
            Las decoraciones, pintadas por los señores Bussato y Amalio Fernández fueron muy aplaudidas.
            La obra ha sido puesta en escena con verdadero lujo.

EL ABATE PERRACAS
 La Correspondencia de España,  17-11-1894

Fiesta para la compañía organizada por el Teatro Eslava

         La empresa del teatro Eslava, como muestra de gratitud a los autores de El Tambor de Granaderos y de El moro Muza, ha obsequiado hoy a los mismos y a toda la compañía con una gira en el campo del recreo, sita en el puente de los Franceses.
         En la fiesta ha reinado la mayor alegría. No habrá bajado de 800 los comensales y la gira ha sido amenizada con piano y banda de música.
         Los señores Chapí, Sánchez Pastor y Jaques han sido objeto de las más entusiastas aclamaciones por parte de los concurrentes, y todos cuantos han asistido a la fiesta, contentos y gozosos, han hecho votos porque la empresa repita esta clase de agasajos, siempre que los rendimientos de las obras sean tan beneficiosos como lo están siendo las dos últimas producciones de tan distinguidos autores.
         Los expedicionarios han sido llevados a la ida y a la vuelta con carruajes preparados al efecto.

La Correspondencia de España, 19-11-1894

Representación en Murcia de La Tempestad

Mañana llegarán a esta los artistas  de la compañía  de zarzuela que han de actuar en el Teatro Romea.
Es casi seguro que el domingo por la noche debutarán con la hermosa obra de Ramos Carrión y Chapí, La Tempestad. En la compañía figuran, según se nos dice, las señoras Vidaurreta, Cros, Alvarado y Osuna, y los señores. Torrano, Hidalgo, MendizabaJ, Mateu y Cruz.

Las Provincias de Levante; Murcia, 23-11-1894

El moro Muza en Valencia

          En el teatro de la Princesa de Valencia, en la noche del sábado 24 de noviembre se estrenó la zarzuela en un acto, El moro Muza.
          Toda la música fue entusiastamente aplaudida y todos los números se repitieron.
          La ovación que el público tributó a la obra y a los actores fue grandísima.
J.Rafael
La Correspondencia de España, 25-11-1894

Comentario sobre El tambor de Granaderos

          El éxito de la última decena ha sido el episodio o cuento, o cosa así, estrenado en el teatro de Eslava.
          Un libro de Sánchez Pastor, con música de Ruperto Chapí.
          Pero como importa dar a Dios lo que es de Dios y a cada cual lo que de derecho le corresponda, hago constar que ese Tambor de Granaderos habría perdido el tiempo tocando, no digo llamada, sino generala inclusive, de no haber tenido la suerte de que le enseñara a moverlos palillos y manejar el parche aquel maestro compositor que con las frescuras de su imaginación creadora, las gallardías de su talento y las habilidades de su sonora, nutrida y amplia orquestación, salva cualquier engendro de padre y muy señor mío.
          No es un disparate, ni mucho menos, el tambor; pero carece de originalidad y gracia. Hay en él reminiscencias de otras obras, y después de examinarlo detenida y desapasionadamente, todo ello es una materia, un sucedido o una invención que no da motivo para cuatro escenas. Y que. Gracias a los rellenos, logra las proporciones de un acto bastante largo.
          Mas es lo cierto que con estos u otros defectos, la partitura lo disimula todo. Está compuesta de números que son preciosos; hay un coro de entrada muy característico, un recitado, con acompañamiento de la madera y de la cuerda, que no hay más que pedir; un paso doble de notas guerreras a las que se mezclan las de algunos toques de ordenanza que da ganas de romper la marcha; un terceto muy cómico, y un cuarteto por demás movido y picaresco.
          Desde la introducción hasta el final todo fue: bravo, bien, magnífico, soberbio.
          ¡Que orgulloso debe estar Chapí¡
          ¡Y qué agradecido debe estarle Sánchez Pastor¡
El Abate Pirracas

La Ilustración Nacional, 30-11-1894

Estreno en Gerona de El organista
Anoche se estrenó en Gerona la citada zarzuela, letra de Estremera y música de Chapí.

El Correo de Gerona, 03-12-1894

Estreno en Mahón de las tentaciones de San Antonio

          En la función del martes, en tercer lugar se representó el estreno de la popular zarzuela en un acto, letra de Arniches Cantó y música de Ruperto Chapí, Las tentaciones de San Antonio.
          En la crónica se indicaba que en la presente semana se estrenaría El Rey que rabió y se informa en el periódico del 19-12 de tal representación.

El Liberal, 18-12-1894 y 19-12-1894

Ensayos de Mujer y reina

En el teatro de la Zarzuela han comenzado ya los ensayos de dicha obra, en tres actos y realizada por los señores Pina, Domínguez y Chapí.

La Correspondencia de España, 20-12-1894