Páginas

CONCEDIDA LA MEDALLA DE ORO DE LA CIUDAD A LOS CENTROS ESCOLARES PÚBLICOS "JOAQUÍN MARÍA LÓPEZ" Y "RUPERTO CHAPÍ"

En el Pleno Municipal de fecha 26 de noviembre de 2009, la Corporación, por mayoría total, acordó conceder la MEDALLA DE ORO DE LA CIUDAD a los centros escolares públicos: “JOAQUÍN MARÍA LÓPEZ” y “RUPERTO CHAPÍ”.


Ambos centros, en éste año de 2009 han cumplido 75 años de existencia. Con el fin de conocer algunos datos acerca de los prolegómenos de su creación, seguidamente ofrecemos una pequeña crónica acerca de su creación y puesta en marcha.

La situación escolar en Villena a finales de la década de 1920

A finales de los años 20 era patente la deficitaria situación de puestos escolares en Villena, de ahí que el Pleno del Ayuntamiento de Villena del 10-1-1-1929 aprobó la construcción de dos escuelas graduadas, una de cuatro y otra de seis sesiones, que irían reemplazadas respectivamente, en un edificio de la Plaza de Rodríguez propiedad del Ayuntamiento, y en el llamado Huerto Real previa adquisición o expropiación en su caso.


Sin embargo, a mediados de 1930 aún no se habían conseguido las citadas escuelas graduadas, haciéndose eco de tal circunstancia el semanario local “Patria Chica” de fecha 25 de mayo de 1930.

Cuando en 1931 se implantó en España la República, uno de los temas que primero se analizó fue el relacionado con la educación, puesto que las estimaciones sobre el índice de analfabetismo en Villena estaban entre el 30 y el 50% de la población total.

En Villena, una vez tomó posesión el primer Ayuntamiento republicano, presidido por José Cañizares Domene, se intensificaron esfuerzos para llevar a buen término los proyectos de escuelas que ya estaban elaborados.

Como primer paso realizaron una estadística, tomando como base 1930, en la que relacionaron todos los establecimientos, oficiales y particulares que se dedicaban a la enseñanza primaria y que estaban repartidos por todo el término municipal.

Con fechas 17 y 22 de Julio de 1931, el Ayuntamiento recibió sendos comunicados de la Inspección de 1ª Enseñanza de la provincia, en los que informaban de la creación de dos escuelas graduadas, una de niños y otra de niñas, de cuatro secciones por grado.

El primero de los proyectos del año 1929, el de cuatro secciones a ubicar en la Plaza de Rodríguez, se sacó a subasta en 1932 y el Director General de Enseñanza Primaria, Rodolfo LLopis, visitó las obras a finales de 1932. Su construcción definitiva fue de tres secciones para niños y tres de niñas.

El 8 de septiembre de 1933, fueron inauguradas dichas escuelas, imponiéndole el nombre de “Joaquín María López”, conocidas coloquialmente como las “Escuelas Nuevas”.




Volviendo al tema de los comunicados, era deseo del Ayuntamiento que las nuevas escuelas graduadas empezaran a funcionar en el menor tiempo posible, concretamente se referían al nuevo curso 1931-1932 y para tal fin se emitió un bando, invitando a los propietarios de fincas urbanas para que las ofrecieran al Ayuntamiento para escuelas. Se arrendó la casa número 5 de la Plaza de Canalejas, habilitándose para tal fin.


En la sesión del Ayuntamiento de fecha 30 de agosto de 1933, se acordó denominarle “Grupo Ruperto Chapí”.

Por último citar, que en la actualidad, el colegio “Joaquín María López” se encuentra situado en la calle Compositor Pascual Marquina y el colegio “Ruperto Chapí” se encuentra entre el final de la calle La Rulda y el inicio del Camino Hilo del Rey.







VILLENA EN EXPO - FIESTA 2009

En el recinto ferial alicantino, del 27 al 29 de noviembre se ha vuelto a realizar una nueva edición de EXPO-FIESTA, en esta ocasión, la correspondiente al año 2009.
Villena ha contado con una amplia participación de firmas expositoras, encabezadas por el Ayuntamiento de la ciudad y la Junta Central de Fiestas de Moros y Cristianos.
Nuevamente, ha quedado patente la implatanción de nuestra ciudad en el mercado festero centrado en los trajes de escuadras especiales, puesto que como pueden ver en las fotos siguientes, la variedad de trajes de escuadra, tanto moros como cristianos, es extraordinaria, así como la calidad de sus diseños.
Lo que en los inicios de esta feria era un deseo, "una idea al servicio de la fiesta", hoy es una realidad.
Dejemos que las palabras sean sustituidas por las imágenes gráficas y seguidamente van a ver una muestra de lo que acabo de citar.
Por último decir que la vistosa exposición de trajes se adiciona con otros apartados no menos importantes y por supuesto, directamente relacionados con los mismos, nos referimos a los diversos complementos que se necesitan, como son: calzado, armamento, bordados, etc... y para ello han participado también un nutrido grupo de artesanos con una exquisita muestra de sus trabajos.




































Esperamos que hayan disfrutado con éste reportaje gráfico y aprovechamos éstas líneas para invitar a las personas de otros lugares a que visiten Villena del 4 al 9 de septiembre y podrán conocer nuestras Fiestas de Moros y Cristianos.

La vistosidad de los desfiles y de sus trajes no les defraudará, a la vez que podrán disfrutar de una ciudad acogedora y de todo cuanto nos pueda rodear en esos días tan entrañables.

LA CORONACIÓN DE 1923, CAPÍTULO XII y último.

Finalizamos el trabajo dedicado a la Coronación de 1923 con dos apartados, cuya publicación la hemos considerado obligada. Primeramente ofrecemos una pequeña biografía del sacerdote D. Gaspar Archent, alma de la Coronación y para finalizar, unas fotos de nuestra MORENICA, todas ellas realizadas antes de 1936.


Breve biografía de D. GASPAR ARCHENT AVELLÁN

El sacerdote Gaspar Archent Avellán nació en Villena en 1877. Fue párroco en Cartagena y algunos otros lugares hasta llegar a canónigo lectoral de la catedral oriolana. Más tarde ejerció su ministerio en la catedral de Valencia, ciudad en la que falleció el 28 de enero de 1950. Se encuentra enterrado en el cementerio general, panteón de los Canónigos Valencianos.


No obstante, no rompió lazos con su ciudad natal, a la que volvió en numerosas ocasiones y donde actuó en diversos aspectos desde su función sacerdotal. Uno de ellos, fue la activa campaña que organizó con el fin de conseguir la coronación canónica de la Virgen de Las Virtudes, efectuada en 1923 o la de reconstruir la iglesia de Santa María, tras la guerra civil.

Complementó su vida religiosa con la de escritor y entre sus múltiples trabajos, destaca el “ROMANCERO VILLENENSE” que se editó por vez primera en Valencia, en 1927. Con posterioridad se imprimieron nuevas ediciones, ampliando los textos de la primera.



Selección fotográfica de la sagrada imagen de Nuestra Señora de Las Virtudes, patrona de Villena, realizada antes de 1936.









Añadir imagen