Páginas

Apuntes sobre la Cofradía de Ntra. Sra. de los Dolores de Villena

“Ignacio Pinazo terminó “La Dolorosa” para Villena

            Este titular fue publicado en el periódico ABC del Jueves Santo, 29 de marzo de 1945 y con las palabras que figuran a continuación, Cecilio Barberán, escritor y crítico de arte, destacó la realización de dicha imagen con las siguientes palabras:

“Al entrar en el estudio de Ignacio Pinazo, una hermosísima mujer, cuyo rostro sella una pena iluminada de divinidad, nos sale al encuentro. Pronto reparamos: es una imagen de “La Dolorosa”, que acababa de terminar el ilustre artista para Villena.
¿Elogio de esta obra? Sólo cabe decir que toda la espléndida pompa barroca de la imaginería levantina, hace nuncias en este caso con el más profundo realismo imaginero cásico, a través de una concepción del mayor primor plástico…Esta es la obra de Pinazo; obra que sale a la par de otro alto logro escultórico que hemos de admirar en la Nacional”.

            Ignacio Pinazo Martínez (Valencia, 1883--Godella, Valencia, 1970) fue un conocido escultor, hijo del pintor Ignacio Pinazo Camarlench. Comenzó sus estudios junto a su padre y posteriormente ingresó en la Escuela de Bellas Artes de Valencia. En 1900 se trasladó a Madrid para trabajar en el taller de Mariano Benlliure y posteriormente amplió su formación en Roma, gracias a una Beca de la Diputación de Valencia.
            Participó en varias Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, así como en numerosas muestras y certámenes artísticos. Obtuvo diversos premios y distinciones, destacando que fue condecorado con la Legión de Honor de Francia. Fue nombrado miembro de la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando.



Creación de la cofradía con el título de Nuestra Señora de los Dolores

La cofradía se constituyó en 1975 y al año siguiente 1976, inició su participación en los desfiles procesionales.

            La bendición de la imagen la realizó en la iglesia de la Congregación, capilla de las Hermanas Trinitarias el entonces arcipreste de Villena don Arsenio Irigoyen Urtasun en la tarde del jueves Santo. Desde allí se inició el primer desfile procesional por las calles Corredera, Maestro Caravaca y Mayor para llegar a la plaza de Santiago para participar en la procesión del Silencio, detrás de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

            En dicho año la carroza fue prestada por el colegio Salesiano y las andas y candelabros eran las que se utilizaban unos años antes, en la carroza del Corazón de Jesús y posteriormente en la procesión del Corpus.

            En 1977 se realizó la carroza y en 1978 se repararon las andas. La imagen es propiedad de la familia “Fernández de Palencia-Gregorio” y fue realizada en los años cuarenta del siglo XX por el escultor Pinazo. Las andas fueron cedidas por la citada familia, procedentes de una ermita de Pinoso y atribuida su realización al escultor murciano Francisco Salzillo. Dicho autor realizó también la imagen de la Virgen de la Soledad de Jumilla.

            En 1979 se creó la primera banda de tambores de la cofradía y estaba compuesta por una caja, tres tambores y dos bombos.

            En 1986 se incorporaron un nutrido grupo de mujeres a la cofradía, revitalizando notablemente la misma y fue bordado el estandarte. Fruto de la buena gestión que llevaron a cabo, impulsaron la creación de una magnífica banda de cornetas y tambores.

            A finales del siglo XX tomaron la iniciativa de suprimir la carroza y sacar a hombros la sagrada imagen, tanto en la procesión del Silencio  como en la procesión del Santo Entierro.



No hay comentarios: