Páginas

Primera visita pastoral al arciprestazgo de Villena, tras su incorporación a la diócesis de Orihuela-Alicante; noviembre de 1959 y el Cristo de la Agonía de Limpias en La Encina


En dicha publicación se  informa de la primera visita pastoral al arciprestazgo de Villena,  siendo obispo don Pablo Barrachina y Estevan. Fue del 10 al 15 de noviembre y seguidamente figura una crónica de la misma:  

A las 8,30 de la mañana del 10 de noviembre hizo el Sr. Obispo su entrada en Sax. El frio de aquella mañana no fue obstáculo para los hijos de Sax, que con toda puntualidad, presididos por las autoridades locales, clero y asociaciones piadosas, salieron al encuentro del Prelado. Fue acompañado bajo palio hasta la parroquia, donde celebró la Santa Misa con homilía. La primera parte de la mañana terminó con la revisión de ornamentos y vasos sagrados que en valiosa colección fueron expuestos en la sacristía.

Después de visitar todas las escuelas, administró el sacramento de la Confirmación a 198 niños y 215 niñas.

A las cuatro de la tarde, después de la comida con los sacerdotes en la Casa Curato, el Prelado se reunió con las ramas femeninas de A.C. y asociaciones piadosas. Finalizó el día con la visita a pobres y enfermos.

En la mañana del día 11 visitó La Encina. Llegó a las 9 de la mañana, acompañado del arcipreste. El férreo aspecto del poblado se vio atenuado por la policromía de las banderitas y gallardetes de los niños y la simpatía acogedora de los fieles. También estuvieron presentes las primeras autoridades de Villena y el capitán de la Guardia Civil. Dio la Confirmación a 120 niños y niñas. A las 12 visitó las escuelas y a la 1,30 se desplazó a la partida de la Zafra, distante 17 Km de La Encina. 24 motoristas escoltaron a la comitiva, siendo recibido el Obispo con vítores y aplausos por parte de los campesinos. Confirmó a 45 niños y tras compartir amablemente con aquellas sencillas gentes, regresó a La Encina acompañado de los motoristas antes citados. Después de la comida, revisados y firmados los libros parroquiales, el Sr. Obispo abandonó La Encina.

Los días 12 y 13 el Prelado estuvo en Santa María, Con una lluvia pertinaz fue recibido por las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, con las ceremonias de rigor y  sonando la marcha de Infantes.  El templo de Santa María ofrecía un aspecto extraordinario, tanto de fieles como de ornamentación. El primero acto fue la Santa Misa con homilía, y finalizada la misma, revisión de la eucaristía, batisterio, altares, etc. Quedó impresionado de lo bien que los niños sabían el catecismo, por lo que felicitó a los maestros. La mañana terminó con la visita al Asilo de Ancianos Desamparados. Por la tarde, hubo Confirmaciones a los niños y después, reunión con cada una de las Ramas de Acción Católica y otras asociaciones. El Obispo pernoctó en el colegio de la HH Carmelitas, que se encontraba en la calle Ramón y Cajal, esquina con Párroco Azorín.

A las 7 de la mañana del día 13 comenzó la jornada pastoral. Acompañado del Sr. Cura de Santa María se trasladó al templo parroquial donde tras su oración, ocupó un confesonario ejerciendo tal ministerio durante hora y media. Después tuvo lugar la Santa Misa y a acto seguido las Confirmaciones de las niñas. A las doce visitó a las Religiosas Trinitarias. En la tarde visitó la empresa de calzado “Manuel Reig”. A las siete tuvo reunión con los cursillistas de cristiandad y por último se reunió con un grupo de jóvenes de la J.O.C.F.

Los días 14 y 15 estuvieron dedicados a la parroquia de Santiago. A las 8,30 de la mañana del día 14 el Sr. Cura Arcipreste y demás sacerdotes, miembros de A.C. y numero público, se desplazaron al colegio de las HH. Carmelitas, donde se encontraba hospedado. Bajo palio y en vistoso cortejo se trasladó al templo arciprestal. Tras un rato de oración, ocupó un confesonario durante hora y media, a continuación la Santa Misa, en la que los fieles tomaron parte activa en los cantos y en el diálogo litúrgico. En la homilía el Prelado explicó el significado de la Visita Pastoral. Comulgaron unos 1.500 fieles. Durante la mañana visitó las Escuelas Nacionales y Colegios de la feligresía. Por la tarde administró la Confirmación a 1.200 niños.

El domingo día 15 el Sr. Obispo entró en el templo de Santiago a las 9,15 de la mañana. Celebró el Santo Oficio, en el que tomaron parte activa en la Misa Comunitaria los miembros de A.C. A las 11 marchó al santuario de las Virtudes, realizando la visita a la Patrona de Villena y administró la Confirmación a 140 niños. A la una visitó el colegio de Salesianos y se reunió con las distintas ramas de A.C. de Santiago.

Acudió a Radio Villena para hablar por las ondas a toda la ciudad y finalmente indicar que fue obsequiado con una velada folklórica en el Colegio de las Hermanas Carmelitas por la Sección Femenina y de A.C.

Resumiendo, fueron unos días de abundantes frutos espirituales, con una gran abundancia de sacramentos y por la palabra infatigable y fecunda del Pastor.



Altar Mayor del templo de La Encina.
Foto realizada por Velius


El "Cristo de la Agonía de Limpias" que preside el retablo del Altar Mayor, está situado entre dos vías del tren  y fue bendecido el 12 de octubre de 1946. Fue una donación de la Alcaldía de Villena y en la tarde de dicho día acudió una nutrida representación de la ciudad, celebrándose una procesión con la imagen. Predicó el arcipreste de Villena, don Juan Mañas y hubo una merienda para todos los niños de la pedanía. Los actos estuvieron amenizados por la banda de música de Fuente la Higuera.

2 comentarios:

Cati Estevan Estevan dijo...

Qué sería de la historia sinpersonas como tu.gracias

BAR OLIVA 2 Villena dijo...

Interesante artículo.
Gracias por difundir parte de nuestra historia.